Primer mes de embarazo

Descubre los cambios y síntomas durante el primer mes de embarazo

Primer mes de embarazo síntomas

El primer mes de embarazo es de vital importancia ya que es cuando ocurre la fecundación. En este período las células que contienen la información genética de ambos padres empiezan a multiplicarse hasta que dan forma al embrión y este se implanta en el útero.

Las hormonas también se revolucionan, los índices de progesterona aumentan, así como los niveles de Gonadotropina Coriónica Humana, la hormona responsable de evitar la desintegración del cuerpo lúteo del ovario y de garantizar la evolución del embarazo. Sin embargo, en esta etapa no solo ocurren cambios a nivel físico, al estado de ánimo de la futura madre también se afecta, de hecho, muchas mujeres comienzan a mostrarse más irritables y sensibles en esta etapa, incluso antes de saber que están embarazadas.

¿Qué cambios experimenta la madre?

El primer síntoma que revela un embarazo, y el más importante, es la ausencia del período menstrual, lo que tiene lugar a finales del primer mes de gestación, cuando la mujer nota que la regla no le ha llegado. Sin embargo, este no es el único signo temprano de embarazo, algunas mujeres también pueden sentir dolores leves en la parte baja del vientre debido a la implantación del embrión y al crecimiento del útero, que en ocasiones pueden confundirse con el típico dolor de ovario. Los senos también sufren algunos cambios, se vuelven más sensibles, aumentan discretamente de tamaño como ocurre en cada menstruación, y los pezones empiezan a adquirir una coloración más oscura.

Durante el primer mes pueden aparecer además malestares matutinos, como mareos o ganas de vomitar, aunque si la mujer no ha planificado el embarazo y no sabe que está esperando un bebé, es probable que estos signos pasen desapercibidos hasta el mes siguiente, cuando se vuelven más intensos. Los cambios en el apetito también pueden aparecer desde el primer mes: es normal que la mujer tenga más hambre e incluso pueden aparecer los primeros antojos. También se produce un aumento en las ganas de orinar debido al aumento del flujo de sangre, lo cual provoca que los riñones filtren más líquido del habitual.

Otro de los cambios propios de este período son las alteraciones en el estado de ánimo. En muchos casos la futura madre se siente más irritada, ansiosa y malhumorada sin razón aparente, aunque a veces también puede sentirse triste o deprimida.

Cambios y síntomas durante el primer mes de embarazo

¿Qué cambios ocurren en el bebé durante el primer mes de embarazo?

Tras la fecundación, el bebé comienza a formarse. Cuando el óvulo y el espermatozoide se unen dan lugar al cigoto, que poco a poco comienza a crecer hasta que se convierte en un embrión. Para el noveno día después de la concepción, el embrión se habrá implantado en el útero y en los días siguientes se formarán sus tres capas principales, que más adelante darán lugar al sistema nervioso central, las estructuras digestivas y urinarias, así como a los músculos, el sistema sanguíneo y los huesos.

En el primer mes también se empieza a formar la cavidad amniótica con el líquido amniótico, así como la placenta y el cordón umbilical, que será el encargado de transportar el oxígeno y los nutrientes de la madre al bebé. A finales de la cuarta semana será posible distinguir una pequeña extremidad abultada en el extremo superior, la cabeza.

Sin embargo, aunque en las primeras semanas el crecimiento del embrión apenas se nota, es un período crucial para el desarrollo del bebé ya que cualquier problema puede generar grandes complicaciones de salud en el futuro. De hecho, los defectos del tubo neural, como la anencefalia y la espina bífida suelen producirse durante los primeros meses, sobre todo en este primer mes.

Deja un comentario sobre “Primer mes de embarazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!