Segundo mes de embarazo

Descubre los cambios y síntomas durante el segundo mes de embarazo

Segundo mes de embarazo síntomas

A partir del segundo mes, el embarazo empezará a hacerse más evidente. A la quinta semana de gestación los cambios hormonales se traducen en una sensación de somnolencia casi constante y en un cansancio permanente, los pechos estarán más grandes y sensibles y es probable que el apetito también aumente, en comparación con el primer mes. Las náuseas matutinas también serán más frecuentes. De hecho, comenzarán a intensificarse los síntomas que hasta el momento habían pasado desapercibidos, a la vez que aparecerán otros nuevos.

¿Qué cambios experimenta la madre?

En el segundo mes de gestación los malestares que apenas se notaron durante las primeras cuatro semanas se volverán más intensos. Los cambios metabólicos son los principales responsables de que la mujer experimente náuseas y vómitos con mayor intensidad y frecuencia. De hecho, en algunos casos pueden producirse descensos bruscos del nivel de azúcar en sangre, provocando mareos o desmayos, lo cual también puede estar causado por la disminución de la tensión arterial.

Entre la quinta y octava semana el útero seguirá aumentando de tamaño, lo cual puede causar sensaciones molestas, algunas mujeres refieren sentir pinchazos o punzadas en la zona baja del vientre. También es normal que el abdomen se inflame ligeramente y que aparezcan calambres en las piernas. Las visitas al baño serán más frecuentes, sobre todo debido al incremento de líquidos en el organismo y al crecimiento del útero que comienza a presionar ligeramente la vejiga.

De hecho, a partir de este mes algunas madres comienzan a acumular más líquidos y un poco de grasa, por lo que es normal que aumenten de peso, aunque todavía es muy pronto para que el embarazo pueda verse a simple vista.

En este período el sistema inmunitario de la madre también se debilita, se trata de un mecanismo natural para lidiar y aceptar el desarrollo de las células fetales y de la placenta, que son completamente nuevas para su cuerpo. Ello explica por qué en esta etapa la embarazada es más propensa a enfermar, sobre todo a contraer infecciones respiratorias.

Sin embargo, no todo son malas noticias, a partir de la quinta semana el flujo sanguíneo aumenta alrededor de un 10% para poder satisfacer la demanda creciente de nutrientes y oxígenos del embrión, por lo que algunas madres comienzan a percibir que su piel es más tersa y luminosa.

Cambios y síntomas durante el segundo mes de embarazo

¿Qué cambios ocurren en el bebé durante el segundo mes de embarazo?

En el segundo mes de embarazo el bebé no será más grande que un grano de arroz, pero su forma habrá comenzado a cambiar. De hecho, todos los órganos y los sistemas principales de su cuerpo se están formando, aunque todavía falta mucho antes que empiecen a funcionar por sí solos.

No obstante, en esta etapa ya puede notarse que su cabeza es ligeramente más grande, en proporción con el resto del cuerpo, y que esta empieza a adquirir una forma más redondeada. También es posible distinguir dos puntos negros, que serán sus ojos, y a finales de la octava semana es probable que ya se puedan observar las orejas.

También se podrán distinguir los brazos y las piernas, y en algunos casos incluso se pueden ver los tobillos y las muñecas. De hecho, en algunos casos, a la octava semana de vida ya se puedan diferenciar los dedos de las manos y pies. La boca, el estómago y los intestinos se están desarrollando, pero todavía no funcionan como un sistema.

A finales del segundo mes, el aparato urinario y genital del bebé habrá comenzado a formarse, aunque todavía no se puede distinguir bien su sexo. En este momento su corazón ya cuenta con cuatro cavidades y late a razón de 180 latidos por minuto.

Deja un comentario sobre “Segundo mes de embarazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!