La suerte de tener primos de la misma edad

primos misma edad

Tener primos ya es una maravilla pero si encima son primos que tienen la misma edad (aunque sea uno o dos años más mayores o más pequeños), ya es como si te tocase la lotería. Tener primos de la misma edad, es sin duda… una gran fortuna. La relación con los primos es especial, pero cuando hay poca diferencia de edad, además, la complicidad puede ser increíble.

Como adulto, es posible que en la actualidad, algunos de tus mejores recuerdos en familia sea con tus primos, y si eran primos de la misma edad aún era una relación mucho más especial. Los primos no son hermanos, tampoco están a tu lado tanto como si lo fuesen, pero la realidad es que cuando os veíais era como un encuentro estupendo cargado de energía y felicidad.

Los primos de la misma edad

No es fácil tener primos de la misma edad, puesto que no siempre los hermanos tienen descendencia casi al mismo tiempo o con pocos meses de diferencia. Pero cuando esto ocurre es como si los astros se hubiesen alineado para conseguir que disfrutes de tus primos mucho más que si hubieseis tenido una edad más dispar.

Si creciste con un primo de la misma edad que tú, entonces sabrás exactamente a lo que nos estamos refiriendo. Quizá, tus primos se convirtieron en una parte muy especial de tu vida. Si esto te ocurrió así, es más que probable que quieras que tus hijos también tengan esta relación con sus primos, sobre todo, si son hijos únicos.

Cuando pasa el tiempo, es posible que al llegar a la vida adulta, la relación no sea la misma, pero los recuerdos en familia, son sin duda un gran nutriente emocional que hace que la personalidad se forme especialmente.

relación primos misma edad

Hermanos que no viven en casa

Así es. Un primo con el que se tiene una relación cercana y con el que se siente gran afinidad, se siente como un hermano que no vive en casa y al que se puede ver únicamente cuando se queda en familia. Quizá, al no haber estos roces diarios también ayuda a favorecer que no existan problemas de relación entre ambos y que por supuesto, que se vuelva aún más idílica incluso.

Los primos pueden ser amigos, confidentes, hermanos que no viven en casa… son la oportunidad maravillosa que regala la familia para poder practicar las habilidades sociales y disfrutar de un vínculo mágico que nadie podrá romper… Las quedadas familiares serán los momentos idóneos para pasarlo en grande, ¡no existe el aburrimiento gracias a los primos!

Tener primos de la misma edad solo te aportarán cosas buenas:

  • Se sentirán como hermanos aunque sean primos
  • Las reuniones familiares serán divertidas siempre
  • Podrán contarles confidencias que quizá no se atrevan a contar a hermanos de más edad o que no ven buena idea contar a hermanos de menor edad
  • Siempre que se ven es un momento muy feliz de reencuentro, ¡las risas están aseguradas!
  • Tendrán un gran compañerismo juntos siempre que estén uno al lado del otro
  • Saben que si quieren, podrán contar con su primo de la misma edad
  • El vínculo afectivo se podrá potenciar con las quedadas familiares, incluso se puede convertir en el “primo favorito” gracias a la cercanía de la edad en ambos

Si tus hijos tienen primos de la misma edad, entonces será toda una fortuna. Como padres, es bueno para ellos que compartan tiempo juntos y que disfruten el uno del otro. Por eso, buscad oportunidades para que compartan grandes momentos de juegos, porque para ellos eso es absoluta felicidad.

Deja un comentario sobre “La suerte de tener primos de la misma edad”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios