Los terribles efectos del sufrimiento infantil en el cerebro de los niños

Efectos sufrimiento cerebro niños

Los problemas y conflictos de la infancia no siempre quedan enterrados en el pasado. Muchas de esas experiencias dejan una huella profunda en el desarrollo emocional de los niños y en sus relaciones con quienes les rodean. Sin embargo, lo que no se conocía hasta hace poco es que el sufrimiento infantil también puede afectar el desarrollo cognitivo y el volumen cerebral de los niños, según un estudio realizado recientemente en el King’s College de Londres.

¿Qué cambios produce el sufrimiento infantil a nivel cerebral?

En la investigación se analizó el cerebro de niños huérfanos que vivieron años de privaciones en una institución estatal durante la Rumanía de Ceausescu antes de ser adoptados, y se encontró que esas vivencias afectaron su estructura cerebral.

Para llegar a estos resultados, los investigadores analizaron el cerebro de 67 niños rumanos adoptados en Reino Unido que fueron sometidos a privaciones durante su estancia en orfanatos rumanos y de 21 niños ingleses adoptados en Reino Unido que no estuvieron sometidos a esas condiciones tan difíciles durante su estancia en los orfanatos.

Tras considerar diversos factores ambientales y genéticos, los resultados mostraron que los niños rumanos que vivieron experiencias difíciles durante su estancia en el orfanato tenían volúmenes cerebrales sustancialmente más pequeños que el resto de niños, sobre todo en el área frontal y prefrontal. Asimismo, presentaron coeficientes de inteligencia más bajos y síntomas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad, probablemente relacionado con la reducción del volumen cerebral.

Otra investigación realizada en la Universidad de Harvard, en la que se sometieron a un escáner cerebral a 1 455 jóvenes con edades comprendidas entre los 18 y 25 años que habían recibido al menos un castigo físico al mes durante más de tres años, también encontró cambios en el volumen de su materia gris.

sufrimiento infantil

Básicamente, los niños que recibían más castigos físicos tenían menos materia gris en algunas zonas de la corteza prefrontal, una región relacionada con el control de impulsos y el comportamiento. Este efecto también repercutía en el desarrollo cognitivo y nivel intelectual de estos pequeños a largo plazo. Es decir, a más castigos y sufrimiento durante la infancia, mayor deficiencia cognitiva en la niñez y adolescencia.

Otros efectos del sufrimiento infantil en el desarrollo de los niños

Otro estudio, que también fue realizado en el King’s College de Londres, en el que se incluyeron a 165 niños rumanos que habían sido sometidos a severas privaciones en instituciones rumanas antes de ser adoptados en el Reino Unido y 52 pequeños ingleses adoptados en el Reino Unido encontró que experimentar vivencias difíciles durante la infancia también afecta el desarrollo cognitivo.

Los resultados de las pruebas revelaron que el funcionamiento cognitivo de los niños rumanos que estuvieron menos de 6 meses en una institución de adopción no distaba mucho del de los niños ingleses adoptados. En cambio, los niños rumanos que estuvieron expuestos más de 6 meses a privaciones y condiciones difíciles presentaron signos de falta de atención e hiperactividad hasta la edad adulta, a la vez que tuvieron un menor rendimiento educativo.

Asimismo, otra investigación, esta vez realizada por expertos de la Universidad de New Hampshire en la que participaron más de 1500 niños de entre 2 y 9 años revelaron que el castigo físico en la infancia está estrechamente relacionado con el cociente intelectual. Los resultados mostraron que los niños cuyas madres les castigaban físicamente mostraban un retraso en el desarrollo de su capacidad cognitiva, sobre todo si el castigo se continuaba infringiendo más allá de los 5 años.

Esta serie de investigaciones demuestran que los niños que están más expuestos al castigo físico y/o el sufrimiento durante su infancia suelen tener un desarrollo cognitivo más lento y un cociente intelectual más bajo que sus pares que no han experimentado estas vivencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver información legal y reglas de comentarios