5 actitudes que debes evitar con tu hijo adolescente

actitudes evitar hijo adolescente

Todos sabemos que la adolescencia es una época difícil en la crianza. Nuestros pequeños hijos ya no son tan pequeños y están avanzando para convertirse en adultos. Les espera un camino lleno de obstáculos y nosotros, los padres, debemos ser sus guías. Por eso es tan importante ser consciente de que existen actitudes que debes evitar con tu hijo adolescente.

Tus hijos adolescentes están en una etapa llena de cambios rápidos que a veces, se les hace difícil de asimilar. Tanto a nivel físico como emocional están cambiando. Están transformándose en personas diferentes para convertirse en personas adultas.

Actitudes a evitar en la educación de nuestros hijos adolescentes

A continuación vamos a comentarte algunas actitudes que debes evitar con tu hijo adolescente. De esta manera, esta etapa no será tan complicada ni para ti ni para tu hijo. No pierdas detalle y toma nota para tenerlo en cuenta en estos años donde la adolescencia será la protagonista de la familia.

1. Esperar siempre lo peor

Es cierto que los padres, de alguna manera siempre esperamos lo peor en esta etapa de la vida de los hijos. Pero con esta actitud solo estarás demostrando que no confías en tu hijo y lo que es peor, que no esperas nada bueno de las decisiones que tome. Muestra más confianza en tu hijo/a adolescente y te sorprenderás de lo elocuente que puede llegar a ser. Es mejor que mantengas una actitud más positiva.

2. Obligarle a cumplir tus sueños

Muchos padres sienten fracaso en su interior porque no cumplieron sueños por los que siempre aspiraron en la infancia. Los motivos pueden ser muchos, pero nunca, bajo ninguna circunstancia obligues a tus hijos a que sigan tus pasos, y menos si ellos no quieren.

Tus hijos tienen su propia personalidad, sus gustos y su idiosincrasia que debes respetar. Es necesario que les apoyes para perseguir SUS sueños, no los tuyos. Respeta sus decisiones y recuerda que tu hijo, es una persona diferente a ti. No tiene porqué pensar como tú, ni tampoco sentir como tú.

3. Querer controlarle todo

Desgraciadamente, las personas que quieren mantener el control de todo en sus vidas se pueden llevar grandes decepciones. De hecho, esto es motivo de ansiedad y depresión en muchas personas. Por eso, es tan importante tomar conciencia de que el control no reside en nosotros… Está fuera de nuestro alcance en muchos aspectos.

Si eres padre o madre, con más motivo debes tener esta premisa en consideración. Cuando tus hijos crecen y llegan a cierta edad, no podrás controlarles… deberás haber trabajado la confianza lo suficiente para que confiar en ellos sea lo que te aporte tranquilidad aunque no tengas el control sobre sus decisiones.

Negocia aquello que sea necesario, como las reglas de convivencia, siempre con argumentos lógicos y desde el respeto mutuo. Pero no quieras controlar a tus hijos o solo conseguirás el efecto no deseado: que no confíen en ti y que se descontrolen por completo.

Errores padres hijos adolescentes

4. Mostrar una actitud invasiva

Los adolescentes aman la privacidad. Quieren mostrar que son seres totalmente independientes de ti y eso lo conseguirán únicamente si respetas su privacidad y su espacio personal. Por eso es tan importante que no mantengas una actitud invasiva hacia ellos o se alejarán de ti, tanto física como emocionalmente.

Es normal que te preocupes, porque los adolescentes pueden estar expuestos a situaciones peligrosas… pero no debes extralimitarte. En este sentido, vuelve a ser muy importante la confianza y el acompañamiento respetuoso.

No violes su intimidad registrando sus cosas o mirando sus mensajes del teléfono cuando no está presente. No les ahogues con la protección aunque sientas preocupación. De hecho, si sientes preocupación por algún motivo en concreto, será necesario que trabajes la confianza en la relación para poder ayudarle dentro de lo posible. Respeta a tu hijo, sus cosas y a sus amigos.

Evita las discusiones para evitar que de esta manera se sientan heridos por ti. Siempre es mejor hablar las cosas desde la calma, sin gritos ni amenazas. Si estás preocupado, muestra empatía y asertividad y tendrás mejores resultados.

5. No aceptarle tal y como es

Si no aceptas a tus hijos tal y como son, se sentirán rechazados por ti y no hay nada peor que eso para un hijo o una hija. No le critiques ni le juzgues por cómo es, cómo habla, cómo viste o cómo se peina. Es tu hijo o tu hija y es así. Acéptale, quiérele… es lo único que necesita. Que le valides sus emociones y a él o ella como persona.

Eres su guía, pero no intentes cambiar quién es solo porque no es cómo te imaginabas mientras crecía. Se merece tu amor incondicional hasta tu último aliento, y tu aceptación es fundamental para que tu hijo o hija tenga buena seguridad y una buena autoestima.

Bibliografía

Gónzalez Vázquez, O. (2016) Escuela de Padres de adolescentes: Educar con talento. Editorial: Amat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios