El daño que le causa un padre infiel a su hija

padre infiel

Son muchos los matrimonios que acaban en divorcio a causa de la infidelidad de uno de los miembros de la pareja. En este caso, queremos hacer referencia a la infidelidad que un padre ha cometido y cómo esto puede afectar directa e indirectamente a su hija… Parece una trivialidad, pero no lo es en absoluto y es necesario que lo tengas en cuenta, sobre todo, si estás pensando en tener una relación extramatrimonial o si ya la has tenido.

Ser infiel a la madre de tu hija marcará de manera muy negativa el corazón de tu pequeña y también afectará a su mente y a su desarrollo presente y futuro. Sí, es así de grave.

Eres su primer amor

Merece la pena recordar que un padre es el primer amor de su pequeña y el ideal de hombre que buscará en su futuro. Como padre debes pensar muy bien cómo eres y qué quieres que tu hija busque en la vida. Tus acciones pueden hacer demasiado daño emocional como para que lo pases por alto, o como para que pienses en ti primero antes que en ella.

Tu hija es tu verdadero amor, es el tesoro más grande que tienes y por eso, le debes respeto desde el momento en que nace. No le seas infiel a su madre porque estarás creando mucho dolor y resentimiento en tu núcleo familiar.

Si tu pequeña ve sufrir a su madre, tendrá sentimientos negativos hacia ti y hacia todos los hombres del mundo.

Nota: Si tú eres una mujer que ha sufrido el engaño de su marido, te aconsejamos que no involucres a tus hijos en este doloroso proceso. No les cuentes los detalles, ni tampoco les hables mal de su padre o de las acciones que ha cometido. Tus hijos no merecen esto.

El daño de una infidelidad

Una infidelidad causa mucho dolor y sufrimiento, venga de donde venga. Una niña no entiende qué ha sucedido y tampoco entiende cómo el hombre de su vida ha podido hacerle tanto daño a su madre, que también es un todo para ella. Es su referente de mujer en el futuro… será su ejemplo a seguir.

padre infiel daño hija mujer

Lo que comentamos tiene la intención de que tanto padres como madres reflexionen sobre este tema que es importante. Y que antes de ser infiel hay que intentar arreglar el matrimonio y si no tiene salvación, entonces divorciarse de mutuo acuerdo y pensando en el bien de los niños. Pero añadir dolor y sufrimiento solo marcará de por vida a los hijos.

Ser infiel es perder la confianza y el respeto hacia el otro y hacia uno mismo por completo. Es romper una promesa de matrimonio hacia la pareja, y esto no lo merece ni la pareja, ni los hijos, ni nosotros mismos.

Una niña que crezca en un ambiente donde la infidelidad está a la orden del día, lo hará con inseguridades hacia las relaciones amorosas, desconfiará de todo el mundo y sentirá celos que se convertirán en tóxicos y muy dañinos cuando tenga una relación de pareja. ¿Realmente es lo que quieres para ella?

Qué hacer ante una infidelidad

Si estás sufriendo la infidelidad de tu pareja, entonces ten en cuenta esto:

  • Pide ayuda a un experto para que te ayude a superar esta adversidad de la manera más saludable posible y que así no afecte a tus hijos de ninguna manera, y que tampoco te afecte en tus relaciones futuras.
  • Si tus hijos lo están pasando mal, también deberás proporcionales ayuda psicológica por los mismos motivos. Que este hecho no les marque su futuro.
  • Usa el perdón para sanar tus heridas por la infidelidad de tu pareja. Cuando perdonas no estás eximiendo de culpa, solo estás actuando de la manera más inteligente posible, liberándote de un dolor que te podría causar mucho daño si lo mantienes.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios