Manipulación a los hijos durante una ruptura

Manipulación hijos divorcio

Cuando una pareja se une ya sea en matrimonio o simplemente porque deciden compartir una vida juntos, no se imaginan que en un futuro esa relación se pueda romper. Cuando además llegan los hijos a la vida de ambos, aún se lo imaginan menos… pero puede ocurrir. El hecho de que exista una ruptura en una relación de pareja supone uno de los mayores causantes de estrés en el ser humano y aún es peor cuando hay hijos de por medio.

Los niños cargan con el dolor de sus padres y su desarrollo emocional se puede tambalear. Cuando existe la ruptura de un vínculo familiar determina el desarrollo psicoevolutivo de los hijos, pero si además existe una manipulación hacia los hijos por parte de los padres para conseguir alienación parental, esto tiene consecuencias catastróficas en la personalidad de los pequeños. Se dañará su autoconcepto, su autoestima, las capacidad de tener relaciones con los demás, etc.

El Síndrome de Alienación Parental

El Síndrome de Alienación Parental está considerado como maltrato porque es violencia contra el menor. Los niños que crecen siendo víctimas de alienación parental, se convierten en adultos vulnerables que repiten el error de alienar a sus hijos en diversas circunstancias. Son personas que se divorcian, se separan y que pueden tener problemas de adicciones.

Los niños necesitan a sus dos figuras de referencia para un desarrollo normal porque si no pueden crear recuerdos que no existen. Cuando existe una ruptura traumática, el menor no se aísla del dolor. El niño culpabiliza a una de las partes y resulta muy tóxico cuando los padres manipulan al hijo. En este caso se produce un conflicto de lealtad muy dañino y por eso el menor puede rechazar a uno de los padres para intentar salir del dolor que siente. Si se rompe el vínculo puede ser irreversible.

Manipulación intencionada

En la gran mayoría de casos la manipulación es intencionada porque los padres sufren emocionalmente e incluso pueden desarrollar un trastorno mental. Es posible incluso que uno de los padres perciba al otro progenitor como un peligro real y quiera protegerlo aunque sea de esta manera… las situaciones pueden ser diversas como cuando el menor convive con el padre con custodia y éste aprovecha para alienar al hijo o cuando el hijo es adolescente y el padre que pone las reglas no es el que le beneficia y es el otro padre el que le proporciona más libertad y por tanto el que le tiene una posición más privilegiada en cuanto al pensamiento del menor.

Manipulación hijos ruptura

También existen denuncias falsas de algunos de los progenitores que pueden hacer que haya interrupción del régimen de visitas y que los niños se desvinculen casi a la fuerza del padre o de la madre, algo que puede ser un grave problema para el desarrollo emocional del menor. En ocasiones los menores dan falsos testimonios que sienten que deben hacer por lealtad hacia unos de sus progenitores cuando en realidad no se ha producido ningún tipo de maltrato.

Estos casos son sumamente delicados porque cualquiera de los progenitores puede ser el alienador… aunque en la gran mayoría de los casos, suele ocurrir que un progenitor miente al decir que no maltrata a la pareja e intenta seguir con el calvario diciendo que la otra parte le manipula, cuando posiblemente sea mentira.

Cuando ocurren este tipo de conflictos es necesario hacer una gestión de la ruptura pero hacerla con profesionales que sean los mediadores para que la separación sea lo menos conflictiva posible y que siempre, se aísle al menor para evitar el daño emocional que se les provoca.

Deja un comentario sobre “Manipulación a los hijos durante una ruptura”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios