Estás en el cielo, pero tus nietos te sienten en su corazón

abuelo fallecido

No importa si los nietos le conocieron o no, si tuvieron la suerte de compartir su vida con su maravilloso/a abuelo/a… la realidad es que aunque esté en el cielo, siempre estará en el corazón de sus nietos, por lo que su esencia se mantendrá viva durante mucho tiempo. Si no han tenido la oportunidad de conocer a su abuelo o a su abuela porque se marchó antes de tiempo, es importante que los nietos le conozcan igualmente a través de historias y fotografías.

Sin la oportunidad de verles

Las circunstancias de la vida pueden hacer que un abuelo o abuela nunca tuviese la oportunidad de poder abrazar a sus nietos, ni poder darles consejos a sus hijos sobre crianza, porque la vida hizo que se marchase antes de tiempo dejando a todos sus seres queridos en este mundo, tristes y con un vacío en el corazón imposible de llenar.

Por haber sido arrancado de vuestro lado tan pronto, se perdió los paseos por el parque, los primeros pasos, las llamadas de sus hijos cada día por no saber qué hacer con la fiebre, las primeras palabras o los primeros pasos… y todos los siguientes tampoco los pudo ver.

Nunca les pudo dar los besos y abrazos que tanto necesitarán para su desarrollo emocional, pero sí sentirán su existencia en su corazón. Ellos también se perdieron su maravillosa sabiduría, sus mejores recetas, su alegría en las reuniones familiares… Nunca se podrán hacer las cosas que se imaginaron en el pasado, cuando aún estaba entre sus seres queridos… Pero los hijos, se encargarán de que sus nietos le conozcan y descubran la gran persona que fue y que todo lo que enseñó a sus hijos, pasará igualmente a los nietos.

Quiero que te conozcan

No es fácil vivir sabiendo lo maravilloso que sería teniéndote a nuestro lado, no es fácil querer abrazarte y llamarte por teléfono y no poder, conformarme con mirar al cielo y pensar que estés dónde estés, de algún modo estarás junto con nosotros. Por eso, quiero que tus nietos sepan cuál era tu comida favorita, qué era lo que te gustaba hacer, cuáles eran las canciones que te hacían llorar y cuáles bailar, quiero que sepan que tu risa era el sonido más maravilloso del mundo.

abuelo fallecido recuerdo nieto

Quiero que tu fotografía esté en mi salón para que siempre te recuerden, para que puedan soñar contigo y abrazarte aunque sea mientras duermen. Quiero que tus nietos sepan que tú también tenías el superpoder que todo padre o toda madre tiene con sus hijos, el mismo poder que tengo yo con ellos… que con tan solo mirarles sé si les pasa algo o no. Tú podías saber si a mi me ocurría algo con mirarme un segundo. Espero que mis hijos se sientan igual de seguros conmigo como yo me sentía a tu lado.

Sabrán que tus abrazos eran los más reconfortantes del mundo y que siempre que estaba triste estabas a mi lado para hacerme ver que las cosas tenían solución y que si no la tenían, no merecía la pena gastar mi energía estando triste. Sé que tus nietos disfrutarían abrazándote porque también encontrarían un refugio seguro a tu lado.

Miraremos las estrellas

Cuando mire las estrellas con mis hijos, les diré que eres una de ellas para que te sientan cerca emocionalmente, para que sientan que les ves desde lejos, que les cuidas y que les quieres por encima de todas las cosas. Así sentirán, que eres el ángel que les cuida en su camino por esta vida.

Los valores que me diste y lo que aprendí de ti, se lo enseñé a ellos también para que les ayuden igual que me ayudaron a mí. Para que tus enseñanzas puedan ir de generación en generación. Quiero que sepas que cuando miro a tus nietos, también te veo a ti. Veo tu sonrisa, tu genio, tus gestos… veo en ellos la genética y adoro la naturaleza solo porque eso me hace sentirte un poco más cerca, aunque me duela en lo más profundo de mi corazón no poder sentir un abrazo tuyo una vez más.

Deja un comentario sobre “Estás en el cielo, pero tus nietos te sienten en su corazón”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios