Ayuda a tu hijo/a adolescente a ordenar su dormitorio

El desorden en el dormitorio de tu hijo/a adolescente puede acabar

Cómo ordenar un dormitorio adolescente

Tener un dormitorio ordenado ayuda a tener una mente también ordenada. Todos los padres están bien familiarizados con el hecho de que la limpieza y el mantenimiento de las habitaciones no es la prioridad en un adolescente. A esta edad, los adolescentes están más interesados en hablar con sus amigos, escuchar música o estar pendiente de las redes sociales. 

Por tanto, la limpieza de los dormitorios puede ser toda una pesadilla para los padres que se encuentran con cuartos desordenados, cosas por el suelo, sillas llenas de ropa, malos olores, etc. Es probable que te estés haciendo una imagen mental clara del caos y desorden que suele gobernar en el dormitorio de un adolescente.

En este punto, se hace evidente que hay que hacer algo y ayudar a tu hijo/a adolescente con sus responsabilidades y aprender a mantener más espacio y más orden en sus vidas, empezando por el dormitorio. Si no puedes hacerlo, tu hijo adolescente se convertirá en un adulto desordenado. Esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero es necesario que lo intentes siguiendo esta lista de consejos para ayudar a tu hijo/a adolescente a organizar su dormitorio.

Retirar lo que ya no sirve

El desorden es el enemigo número uno de un dormitorio ordenado y bien organizado, por lo que debes comenzar por ayudar a tu hijo a sacar todo lo que pueda causar desorden pero que no sea necesario. Pide ayuda a tu hijo/a para que no vayas a tirar algo de lo que después te arrepientas. Mirad en cajones, armarios… sacad la ropa que se haya quedado pequeña o que ya no sea necesaria. Haced lo mismo con juegos y cualquier aparato por el que tu hijo adolescente no muestre interés.

Dormitorio adolescente

No es necesario tirarlo todo, si los juguetes y la ropa están en buenas condiciones, puedes venderlo o donarlo a personas que sí puedan sacarle provecho.

Elaborar un plan de limpieza

Tu hijo debe ser capaz de tener unos 15 minutos al día para mantener su habitación en orden y completar rápidas tareas de limpieza. Al principio le costará hacerlo y será necesario que le ayudes creando un programa de limpieza y orden con notas donde ponga las tareas que debe completar cada día.

Hay tareas que se pueden hacer una vez por semana como pasar la aspiradora, otras como barrer y fregar el suelo o limpiar el polvo deberán ser varias veces a la semana, y otras tendrán que ser todos los días como hacer la cama o arreglar la ropa. Para facilitarle las cosas puedes imprimir el horario y pegarlo en un lugar visible para que le sirva de recordatorio.

Organización

Es importante que exista organización no solo de forma aparente sino también real en todo el dormitorio. Esto significa que el armario deberá estar ordenado, los cajones y las estanterías también. Buscad estrategias de orden que sean cómodas para tu hijo/a -como ordenar la ropa por colores y los cajones por importancia de uso en sus elementos, por ejemplo-. También, será necesario que exista una papelera en un rincón de la habitación.

Con el tiempo, tu hijo/a adolescente se dará cuenta cómo el hecho de tener ordenado su dormitorio le ayudará a encontrar las cosas más rápidamente y además, a tener una mente mucho más despejada y ordenada, algo que le facilitará mucho en su salud emocional, sobre todo en esta etapa tan crítica de crecimiento y desarrollo.

Recuerda que es muy importante no ofrecer cosas materiales ni dinero como recompensa. Esto solo conseguirá el efecto contrario ya que solo realizará las tareas para conseguir un bien material. Ordenar su dormitorio y que lo tenga limpio y aseado es su obligación y debe hacerlo como parte de su responsabilidad.

Deja un comentario sobre “Ayuda a tu hijo/a adolescente a ordenar su dormitorio”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!