Cuéntame de cuando eras pequeño

Las historias más importantes para tus hijos

Desde el comienzo de nuestros tiempos, los seres humanos han contado historias. Nos encanta escucharlas y también contarlas. En el centro de nuestras historias late el corazón de nuestra humanidad compartida y cuando las compartimos nos volvemos testigo de las lecciones, aventuras y del impacto de nuestras propias vidas. Nosotros enseñamos, aprendemos y damos sentido a nuestras propias experiencias.

Para tus hijos, tus historias le ayudan a expandir su mundo. Tú, eres la persona más importante, más intrigante y más influyente de su vida. Los niños, aunque no siempre te lo pregunten, quieren saber todo sobre ti. Ellos quieren saber acerca de ti de cuando eras pequeño, la vida que viviste antes de que ellos llegaran al mundo, los errores que has cometido, las aventuras que has tenido, los riesgos que has tomado, a las personas que has amado, las peleas que has luchado.

En la adolescencia quieren saber más

Quizá no te lo pregunten, pero cuando tus hijos siguen hacia su adolescencia, seguirán buscando las historias que cuentas para aprender lecciones sobre la vida. Así, con tus historias podrán dar sentido a sus confusiones, a su desorden y a su caos interno. Aunque tu vida haya sido muy diferente, es probable que hayas cometido los mismos errores, que hayas tenido los mismos temores… Cuando tus hijos te preguntan y también esperan tus respuestas, esperan calmarse y animarse a seguir hacia adelante. Tus hijos aprenderán más cosas de ti que lo que pueda aprender de otra persona del planeta.

Tus hijos quieren verse en ti y ver a través de tus ojos. No importa la edad que tengan, tus historias, lo que te ocurrió en la vida les resultará lo más interesante que puedan escuchar en ese momento. Los niños se sentirán muy amados, queridos, extraordinarios, valientes, fuertes, capaz de hacer lo que sea… gracias a que podrán verse a sí mismos a través de tus ojos, la persona que más aman en este mundo, la persona que más les ama en el universo.

Las historias más importantes para tus hijos

Qué historias les gusta escuchar a tus hijos de ti

Si nunca habías pensado en la importancia de hablar con tus hijos de ti, ni jamás les has contado historias de cuando eras pequeño, ha llegado el momento de cambiar eso. Esas son las mejores historias que puedes contarles y las que realmente les encantará escuchar, a todas horas. ¿No sabes por dónde empezar?

Cómo era el mundo cuando eras pequeño

Con cada generación el mundo cambia, pero hay temas importantes que tienden a permanecer igual: las familias, las relaciones, las amistades, los miedos, las esperanzas, la diversión… La forma que experimentaste la vida puede ser diferente de la forma en la que el niño aprende ahora, pero cuando les cuentas las historias siempre habrán puntos en común. Las partes más importantes de la experiencia humana no cambia mucho de generación en generación.

Tus desventuras

Los niños, especialmente los más jóvenes, te ven como una persona responsable, irrompible, trabajadora, comprometida… Pero también te ven cansado/a, de mal humor y en ocasiones, algo caótico. Aunque al mismo tiempo también te ven como una persona ordenada -al menos cuando son pequeños-. Cuando cuentas las historias de tus desventuras, estarás mostrando sobre tu vida, de cómo has luchado en la vida y sobre todo, que está bien tropezar y equivocarse, siempre y cuando te levantes y aprendas de los errores para seguir avanzando.

Otros temas que seguro que les interesará conocer de ti

  • Los lugares que has visto
  • Las cosas que has hecho
  • Cómo conociste al otro progenitor
  • Cómo te enamoraste de su padre/madre
  • El día que os enterasteis que vendría al mundo
  • Cosas de cuando ellos eran pequeños pero que no recuerdan debido a la amnesia infantil
  • Cómo fue el día en que nacieron
  • …Y lo que quieras contarle, pero siempre desde el amor.

Deja un comentario sobre “Cuéntame de cuando eras pequeño”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!