Dormir las siestas en tus brazos, ¡lo mejor para el bebé!

dormir siesta bebe

No hay un arrullo mejor para un bebé que los brazos de mamá o de papá. Es el sitio donde mejor están desde que llegan a este mundo, es donde se sienten más seguros y cómodos, es el mejor sitio del mundo para los pequeños de la casa. A los bebés les encanta quedarse dormidos en los brazos de sus madres o de sus padres porque se sienten seguros, protegidos y reconfortados.

Es algo muy bonito pero que muchos padres viven con sufrimiento porque esto les ocasiona problemas de descanso nocturno. Hay casos y casos, pero todos los bebés se despiertan por la noche, aunque algunos lo hagan más que otros, y es totalmente normal. Un bebé siempre que llora es porque se está comunicando contigo, necesita que le prestes atención ya sea porque tiene miedo, está cansado, tiene sueño o está molesto. Llorará más cuanto más inseguro se sienta y menos, cuando se sienta reconfortado.

Las siestas en tus brazos

Las siestas durante el día no son las mismas que durante la noche y si tu bebé las puede hacer en tus brazos, madurará antes su organismo enseñándole a dormir mejor por la noche y a descansar más. Por si fuese poco, estos descansos medio obligados hace que también descanse en cierto modo la mamá o el papá y por tanto les beneficia en su recuperación, sobre todo si han pasado una mala noche.

Lo mejor de todo, es que cuando tu bebé puede dormir en tus brazos durante el día aunque sea media hora, gracias al confort del piel con piel, le ayudará a dormir mejor durante la noche. Lo que es cierto es que no siempre se dispone del tiempo suficiente para poder hacer siestas con los hijos, pero si tienes la oportunidad de hacerlo durante el primer año de vida de tu bebé, no lo dudes.

siestas bebes brazos

Cuando tu bebé es de alta demanda (y cuando no, también)

Si tienes un bebé de alta demanda te habrás dado cuenta de cómo necesita una atención constante y no tienes ni un segundo para ti. Además parece que eso de dormir las horas que necesita como bebé que es no va con él. Pero cuando un bebé muestra conductas estresantes, sobre todo cuando te separas de ellos o cuando tienen cualquier otra necesidad básica que deben satisfacer, entonces el piel con piel se vuelve aún más importante.

Una siesta en tus brazos puede hacer que el bebé se relaje y se tranquilice para que su estrés mejore. El sentirte tan cerca e incluso poder escuchar tu corazón, le aportará bienestar inmediato y sentirá todo tu amor de forma clara. Un bebé de alta demanda se calma con las siestas en tus brazos y sintiendo el piel con piel. ¡Pruébalo y te sorpenderás!

Luego, ¿podrá dormir en su cuna?

Estas siestas debes disfrutarlas para sentir a tu bebé contigo, para que se sienta protegido y amado todo el tiempo. Es una oportunidad de descanso para ti y tu bebé y también, para poder tener un mejor vínculo emocional.

Quizá te digan que si le duermes tanto en brazos después no va a querer dormir en su cuna, pero la realidad es que esto no pasará y que mientras tu pequeño es tan bebé, solo tus brazos le aportarán ese confort que tanto necesita, imprescindible para su desarrollo. Las siestas juntos durante el día es un momento para vuestro disfrute, para que el amor que sentís el uno por el otro crezca.

Si después a tu bebé le cuesta más dormirse en su cuna y prefiere tus brazos, no tienes que preocuparte demasiado, permite que el tiempo y su maduración le hagan poco a poco sentirse más seguro en la cuna, pero debe ser una transición, mientras, solo tienes que disfrutar de tu bebé en tus brazos.

Un comentario sobre “Dormir las siestas en tus brazos, ¡lo mejor para el bebé!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios