Ninguna madre debe sufrir sola

Ninguna madre debe sufrir sola

Si eres madre debes saber que no estás sola y que no debes sufrir en silencio. Es posible que tengas depresión postparto, que estés luchando para establecer la lactancia materna, quizá tengas problemas económicos o incluso, es posible que tengas otros problemas ya sea en el trabajo o con tu pareja. Pero todos los problemas te pueden afectar en tu papel de madre.

Si sientes mal humor, ansiedad o cualquier otro síntoma que te hace estar afligida, nunca debes pasarlo sola, porque hay muchas más personas que están como tú, que se sienten cómo tú. No estás sola. No eres una mala madre. Nunca te tienes que sentirte culpable o incapaz porque simplemente un día ni llegues a todo. No tienes super poderes para llegar a todo.

Ejemplos horribles de madres que se sintieron solas

Hay mujeres que cuando sufren la depresión postparto mienten a las personas de su alrededor porque ‘no debería sentirse mal’. Si le preguntan si está bien o no, sonríen y dicen que todo marcha bien, pero no es así, no se sienten bien.

Eso le pasaba a Allison, una joven que fue madre y que cuando le preguntaban si lloraba solo decía; ‘que un poco, pero siempre de alegría porque su bebé era preciosa’. Y en 2016 se quitó la vida porque no aguantó más la presión de la sociedad por verla feliz y ella solo se sentía mal al tener depresión postparto.

Otra mujer, Florence dejó a su marido Chen y a su hijo porque no aguantó la presión de la lactancia materna. Sentía que si no le daba el pecho a su bebé era la peor madre del mundo porque todo el mundo le decía que es lo que tenía que hacer. Nadie le informó que la leche de fórmula también era una buen opción y que no pasaba nada si no producía leche materna. Estaba lidiando con la depresión postparto y los problemas de la lactancia, no aguantó la presión y también se quitó la vida en 2016.

Madres que se sintieron solas.jpg

Estos son dos ejemplos desgarradores de dos madres que se quitaron la vida en un caso extremo de depresión postparto. Se sintieron solas y lo ocultaron en silencio. Por eso, todas las madres necesitan apoyo de sus familiares y amigos y luchar por su bienestar emocional… Deben saber que no están solas. Una madre reciente necesita el apoyo de sus más allegados, necesita ayuda, comprensión y empatía. Si no puede con todo, se le ofrece ayuda, si no puede con la lactancia materna, ¡para algo existe la leche de fórmula! Pero en ningún caso una madre debe sentirse mal por no dar el pecho o porque piensa que es mala madre.

Las muertes de estas dos madres eran prevenibles si hubieran tenido el apoyo suficiente. Cada madre es perfecta para sus hijos independientemente de si da o no da el pecho o de si escoge un determinado estilo de crianza u otro.

No permitas que te juzguen

No permitas que nadie te juzgue o te diga qué debes hacer. Busca información por parte de especialistas y escoge lo que creas que es mejor, ¡la información es poder! Incluso si tú no quieres dar el pecho a tu bebé y tu pediatra te dice que la lactancia materna es lo mejor de lo mejor, si tú no quieres no hay más discusión. No debes sentirte agobiada, ni tampoco mal por decidir diferente a la mayoría. Si empiezas con la lactancia y sientes que no quieres seguir, no tienes por qué hacerlo. Debes hacer lo que realmente sientas que es mejor para tu bebé y al mismo tiempo, para ti también.

Lo mismo ocurre con cualquier otro aspecto de la maternidad, tú tienes total libertad en escoger lo que pienses que es mejor para tu bebé. Habla con tu pareja y decidid juntos, pero no te sientas presionada por los demás. Ellos no son tú, busca información que necesites pero no te sientas que una cosa es mejor que otra solo porque otros te lo dicen.

No estás sola

No estás sola ni debes estarlo. En internet podrás encontrar muchas madres o grupos de apoyo, te darás cuenta de que hay muchas mujeres como tú y podrás buscar ayuda y apoyo emocional. Si te sientes mal gran parte de los días, entonces deberás acudir a un profesional para que te ayuden a lidiar con esos sentimientos negativos.

Deja un comentario sobre “Ninguna madre debe sufrir sola”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios