Estos errores de crianza afectan a la salud mental de tus hijos

Errores crianza afectan salud mental niños

En la actualidad hay personas que achacan sus problemas de salud mental a la mala crianza que tuvieron en su infancia debido a unos padres negligentes emocionalmente. Aunque no es justificable, hasta hace algunas décadas la crianza punitiva era la que se llevaba a cabo en los hogares, algo que no es bueno y que ha dejado secuelas emocionales a muchos adultos de hoy. Ahora estamos en la época de la información por lo que debes conocer cuáles son los errores de crianza que pueden afectar a la salud mental de tus hijos… para que no los cometas.

Los niños aprenden de sus padres de manera constante, aprenden de lo que escuchan, pero sobre todo de lo que ven. Lo que no nos damos cuenta como padres, es que podemos hacer algunas cosas, que sin pretenderlo, estén perjudicando a nuestros hijos. Aún queriendo lo mejor para ellos, podemos cometer algunos errores que les estén afectando mucho y que les perjudiquen gravemente en su salud mental… y nosotros, no nos damos cuenta.

Errores de crianza que no debes cometer para proteger la salud mental de tus hijos

La salud mental hay que cuidarla desde que los niños llegan a este mundo y durante toda la vida. Los padres tenemos un papel muy importante en esto. Por ello, sigue leyendo para no caer en los errores de crianza que podrían hacer un grave daño emocional a tus hijos.

No prestar atención a sus emociones

Las emociones de los niños se muestran en el estado más puro. No hay filtro, simplemente están ahí para sacarlas al mundo. Entonces, si no prestas atención a estas emociones, sean del tipo que sean, estarás destruyendo su individualidad. Minimizar lo que siente hará que crea que las emociones no son importantes o que es mejor enterrarlas que sentirlas. Grave error.

Si no se validan las emociones, crecerán niños con graves problemas de ansiedad, estrés y una mala salud mental porque no sabrán resolver conflictos internos, y por ende, tampoco externos. Es necesario que como padres, validemos todas las emociones de los hijos, que les ayudemos a entenderlas, a ponerles nombre, a que sepan qué significan y a que busquen soluciones para que de esta manera, puedan sentirse mejor en el caso de que lo necesiten.

No escuchar sus decisiones

Como padres, pensamos que nuestras decisiones son las que deben ser escuchadas y no nos paramos a pensar en lo que están diciendo nuestros hijos. Es cierto, que si tu hijo no es capaz de tomar una decisión debes intervenir para guiarle (pero no para decidir por él). Pero si tu hijo tiene una decisión en su mente, sea la que sea, no la menosprecies… simplemente guíale hacia una dirección que sea menos perjudicial para él en caso de que su decisión no sea beneficiosa para su vida.

Si no tomas en cuenta sus pensamientos ni sus decisiones, a medida que crezcan pensarán que no pueden confiar en ti y no te dirán lo que tienen en su cabeza. Tendrán secretismos, algo que hará que su infancia no pueda ser feliz al no poder mantener una buena confianza y comunicación contigo.

Errores crianza salud mental

Exigir siempre lo máximo

No existe la perfección, ni nosotros somos perfectos como padres ni es justo exigirles a ellos serlo como hijos. Aunque está bien enseñarles a apuntar alto, es más importante enseñarles la importancia del esfuerzo y del buen hacer antes que los resultados. Escoger el camino del esfuerzo debe ser una opción y no una obligación, porque entonces ese esfuerzo sería tenso y no serviría de nada.

No exijas a tus hijos de forma que busquen la perfección para satisfacerte a ti en lugar de hacerlo por ellos mismos. Así no se les prepara para el mundo, así solo estarás criando a un niño lleno de ansiedad.

Seguir reglas sociales incoherentes

Vivimos en una sociedad donde hay reglas y normas que, en muchas ocasiones no tienen sentido y que vienen de sociedades pasadas y ancladas en el machismo. Por eso, permite que tanto tus hijos como tus hijas se expresen, que sean como quieran ser… aunque no sea socialmente aceptado.

Si tu hijo quiere hacer ballet y tu hija quiere apuntarse a fútbol, ¿por qué negárselo? ¿Por el qué dirán? No hagas caso a esas reglas sociales obsoletas que solo son un yugo en el cuello de la juventud. Permite que tus hijos puedan ser ellos mismos sin miedo al qué dirán. No limites su personalidad, ¡ayúdales a potenciarla! De esta manera tendrán un mejor concepto de sí mismos y agradecerán toda la vida que les hayas apoyado siempre, fuese cual fuese su decisión.

Tienes que respetar los sueños, los pensamientos o las decisiones de tus hijos, ¡aunque difieran de los tuyos! Es una persona diferente a ti, con sus propias emociones. Eres su guía pero nunca deberías convertirte en su dictador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios