Sin límites en la crianza: otra forma de maltrato infantil

limites hijos crianza

Vivimos en una sociedad donde los padres quieren tener bien criados a sus hijos pero se olvidan de que las normas y los límites son necesarios. Necesarios junto con la flexibilidad y sobre todo con el respeto y amor por los hijos. El “orden, mando y castigo si no cumples” está obsoleto, pero si a los niños no se les ponen límites se sentirán inseguros y desprotegidos, por lo que, esta negligencia por parte de los padres se puede considerar maltrato infantil.

Maltrato infantil

En general, para la sociedad, cuando piensan en maltrato infantil tienen en mente golpes y agresión física, pero no debemos olvidar que el maltrato tiene mucho que ver con la agresión psicológica. El maltrato por negligencia también es maltrato psicológico y físico en algunos casos (mala alimentación o dejadez de higiene). Incluso la sobreprotección puede considerarse maltrato al no permitir que los niños se desarrollen correctamente para poder defenderse en la vida.

Los padres tienen la obligación de velar desde el respeto y el amor por los hijos, deben protegerles, otorgarles seguridad, alimentación, refugio, recursos…

Ambiente violento en los niños

Un ambiente violento siempre causará consecuencias negativas en el desarrollo de los niños. Cualquier tipo de maltrato hacia un niño genera estrés tóxico que daña al organismo del individuo en su totalidad. No solo afecta a nivel psicológico, sino que también tendrá afecciones físicas y de salud mental.

Las consecuencias de un ambiente violento o de un niño que es maltrato dependerán de diferentes factores como el tipo de maltrato, el tiempo que ha sido sometido, quién ha sido el agresor, el tipo de ayudas que ha recibido, si tiene apoyo o no, la fortaleza interna del niño, etc. Éstas pueden aparecer a corto plazo o a largo plazo, cuando las circunstancias tóxicas ya han acabado.

Revertir las conductas de maltrato

Hay padres que pueden estar realizando maltrato a sus hijos sin darse cuenta por lo que tomar conciencia es imprescindible para conseguir que todas las circunstancias cambien. Los límites en la educación son necesarios y por eso su ausencia es una forma de maltrato, pero que los límites sean obligados con violencia, también es maltrato.

Es necesario que los padres tengan conciencia de que los límites jamás hay que implantarlos con malos tratos de ningún tipo… siempre desde el respeto y el amor hacia los hijos. Los límites pueden establecerse sin violencia y desde el afecto. Esto debe ser así con todos los hijos que se tengan por igual, aunque las demandas que tengan cada uno sean diferentes por su propia idiosincrasia.

poner límites crianza respetuosa

No es necesario repetir patrones

Aunque es cierto que una persona que se ha criado en un ambiente violento puede repetir patrones de forma más fácil, no es justificación para maltratar a los hijos. Una vez que se toma conciencia de esto, es necesario cambiar los papeles y saber que este tipo de educación sin límites o con maltrato no es una opción aceptable.

Una vez que se ha tomado conciencia de la situación se podrán buscar las formas más adecuadas para que la crianza de los hijos sea exitosa. No existe excusa posible para tratar mal a los niños, ellos necesitan tener una infancia feliz y son los adultos los responsables de procurar que esto sea así. La felicidad no se consigue a través de regalos materiales, se consigue a través de: el cariño, el amor, el tiempo juntos, el respeto, los límites saludables en el hogar…

Los límites en la educación son necesarios porque es la única manera de que los niños sepan qué pueden hacer y qué no es lo adecuado. De esta manera aprenderán del ejemplo de sus padres y sobre todo, se sentirán protegidos y seguros en un ambiente hogareño saludable que vela por ellos.

Deja un comentario sobre “Sin límites en la crianza: otra forma de maltrato infantil”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios