Cómo crear un rincón de la calma

Rincón de la calma

Si con tus hijos ya has hecho el frasco de la calma, entonces el rincón de la calma no puede faltar en tu hogar. Este espacio será el de las emociones donde los niños podrán expresarlas y se sentirán seguros y protegidos. El rincón de la calma es genial para niños de 3 a 6 años, aunque también es una gran herramienta para más mayores, puesto que no tiene edad límite para poder disfrutarlo… Se puede adaptar el rincón según la edad de los niños… y utilizarlo tanto en casa como en la escuela.

Es normal que los niños se frustren, se enfaden o se irriten de vez en cuando, por lo que tener un espacio donde estar solo y recuperarse es una buena idea. De esta manera aprenderán a conocer sus emociones y a aceptarlas, porque forman parte de la vida.

El rincón de las emociones

El objetivo es que los niños aprendan a gestionar sus propias emociones y sentimientos y que sean responsables de sus acciones. Aprenderán a ser capaces de tener autocontrol ante una emoción destructiva, ¡pero necesitan un entorno y una buena guía para poder interiorizarlo! Las emociones son normales y cuando una persona siente miedo, enfado y tristeza… el cerebro se puede bloquear y es necesario que aprendan a resolver los conflictos. Las emociones no se deben reprimir, simplemente hay que saber volver a la tranquilidad.

Este espacio deberán poder utilizarlo siempre que quieran sin restricciones y sin obligaciones. Solo de esta manera sentirán la motivación suficiente para poder gestionar las emociones que están sintiendo en cada momento.

El rincón de la calma

El rincón de la calma será un espacio donde los niños encontrarán calma y paz interior… donde podrán sentirse a ellos mismos. Podrán utilizarlo siempre que quieran, como cuando:

  • Se sientan enfadados
  • Quieran relajarse
  • Necesiten saber cómo se sienten realmente
  • Quieran descansar
  • Necesiten estar solos
  • Quieran dar o recibir afecto
  • Quieran meditar
  • Necesiten solucionar un conflicto
  • Quieran compartir el espacio con otra persona

Será un rincón tranquilo con: cojines, mantas, elementos o artículos de calma (juguetes blandos o peluches para abrazar), materiales para meditar, marionetas para recrear conversaciones o compartir pensamientos, mandalas para pintar, cuentos relacionados con las emociones, instrumentos musicales, piedras y témperas para pintar, un reloj de arena, un frasco de la calma… Y para los más mayores también podemos añadir: tarjetas para regular las emociones, para regular las conversaciones…

Cómo preparar un rincón de la calma para el cole o la casa

Este rincón puede ser todo un éxito cuando los niños comienzan a utilizarlo siempre que tengan la necesidad. Solo tendrás que explicar durante unos minutos a los niños qué es ese rincón y cuando lo pueden utilizar… ¡ellos lo utilizarán gustosamente y les beneficiará enormemente! Si quieres que los niños se comprometan con el espacio deberán conocer bien qué es y para qué sirve… cuál es la función que tiene el rincón y cuáles son los acuerdos y las consecuencias al usarlo bien o mal.

Este maravilloso lugar puede crearse tanto en un aula con todos los niños de una clase y guiado por el maestro o en casa, donde sean los padres quienes guíen a sus hijos en este rincón para que aprendan a regular y a entender sus propias emociones… ¡al principio necesitarán un poco de ayuda!

Deja un comentario sobre “Cómo crear un rincón de la calma”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios