No calmes a tu hijo con la tablet

Calmar a hijo con tablet o móvil

Si no eres padre o madre y ves como algunos padres les dan a sus hijos una tablet o móvil en un restaurante para que estén tranquilos, pensarás que es lo peor que pueden hacer… ¡Están enganchando a sus hijos de forma egoísta por su propia comodidad! No realmente es así, no son malos padres ni están haciendo algo diabólico con sus hijos. Hay sitios en los que los niños pueden entretenerse un rato con la tablet sin que se pongan nerviosos, pero entretener no es lo mismo que calmar. No tiene nada que ver.

No es lo mismo calmar que entretener

Si caes en el error de en mitad de una rabieta darle la tablet a tu hijo para que se calle y ‘deje de molestar’, solo estarás consiguiendo que la próxima vez que tu hijo quiera la tablet, tenga una rabieta para conseguirla… O que se acostumbre a calmarse con factores externos en lugar de internos. Un gran error. Pero esto puede ocurrir con la tablet o con cualquier estímulo externo como una golosina, la televisión, una cosita de la tienda, etc.

Los niños deben acostumbrarse a calmarse por sí mismos, con tu ayuda y guía a nivel emocional. Esto quiere decir que cuando tu hijo esté nervioso o con una rabieta, deberás guiarle emocionalmente sin recriminarle cómo se siente y ni mucho menos, intentar encubrir sus emociones rápidamente. Hay emociones que son molestas, como el enfado, pero es necesario conocerlas y entenderlas para poder no solo controlarlas, sino también reconducirlas.

Si tu hijo tiene una rabieta elimina todos los estímulos para que se calme y céntrate en él y en su emoción. Hazle entender qué es lo que le ha hecho enfadar y una vez que se haya descubierto, entonces buscad una solución al problema para que pueda volver a su estado emocional estable. Habrá aprendido estrategias para que la próxima vez que ocurra una situación similar sea capaz de actuar por su equilibrio emocional.

Entretener a los niños con la tablet

Cuando entretienes es diferente

Entretener es otra cosa totalmente diferente. Cuando tu hijo está calmado y está en una sala de espera concurrida o en un restaurante y los padres aún van por el postre, no pasa nada porque le dejes tener la tablet unos minutos. Eso sí, es importante que vigiles el tiempo y el contenido tanto de vídeos como de juegos a los que accede. No todo vale tampoco y debes tener criterio para saber qué es mejor para tus hijos.

Tampoco es lo mismo si al comienzo del día le dices a tu hijo que si se porta bien durante el día, antes de la cena le dejarás como recompensa 20 minutos de juego con la tablet. Esto no es calmar a tu hijo, es una recompensa como cualquier otra y también es igual de aceptable. Pero como siempre, con responsabilidad y vigilancia paternal.

Por qué no debes calmar a tus hijos con la tablet

Ahora que ya sabes la diferencia entre calmar y entretener a tus hijos con la tablet, es necesario que sepas por qué no debes calmarles con la tablet bajo ningún concepto:

  • Afecta el desarrollo de su personalidad.
  • No podrás estrechar lazos ni un vínculo afectivo correcto.
  • Mostrarás poco control sobre tus hijos y ellos se darán cuenta.
  • Obstaculiza el desarrollo del lenguaje de tus hijos por no permitir que se expresen.
  • Obstaculiza el desarrollo emocional al no entender, comprender ni manejar las emociones que sienten.
  • Obstaculiza el desarrollo social porque les abstrae del mundo que les rodea en momentos vulnerables.
  • Obstaculiza en el desarrollo de habilidades sociales, de resolución de conflictos, de exploración del entorno, de juegos no estructurados y de interacción con otros.

Es necesario que los padres calmen a sus hijos escuchándolos, que sean capaces de entender sus emociones y controlar sus ansiedades. El control y autocontrol son esenciales.

Deja un comentario sobre “No calmes a tu hijo con la tablet”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios