Niño que no se siente amado: niño con corazón destrozado

Cuando un hijo no se siente querido

El amor es necesario para cualquier persona, especialmente para los niños. Desde que nacen, necesitan sentirse amados. El amor para los bebés, niños pequeños, niños mayores, adolescentes… es igual de necesario que el aire que respiran. En principio, todos los padres aman a sus hijos, pero desgraciadamente, la realidad nos pone de manifiesto que son muchos los menores que crecen sin conocer lo que es el amor de sus padres.

Esto puede ser por varios motivos, desde una familia desestructurada hasta la pérdida de los padres en edades tempranas. Cuando se conoce a un niño que no es amado, rápidamente se puede detectar esa falta de afecto en su mirada, en sus gestos y en su forma de actuar.

El dolor del desafecto

Un niño que crece en el desafecto tendrá conductas que mostrarán su malestar emocional, un malestar que no sabe expresar con palabras, que tampoco sabe por qué ocurre, simplemente se siente mal, triste, enfadado… No entiende lo que le pasa, sobre todo si es pequeño, porque todos los niños necesitan el amor en sus vidas, incluso cuando no entienden qué es. Si un niño no se siente querido, el mundo será un lugar hostil y por tanto, su alma también se formará de esta manera.

Lo peor de todo, es cuando estos niños sí que tienen padre o madre pero son negligentes en la crianza de sus pequeños… y justifican este maltrato físico o emocional diciendo que es por el bien del pequeño. Esto solo hará que el niño crezca en plena confusión y creando barreras emocionales que impedirán sentir el amor, aunque lo reciba más tarde en su vida adulta.

Un niño que no es amado escuchará a su madre decirle que es insoportable, que no puede con él, que no le aguanta… Aunque es cierto que muchas madres pueden decir esto de forma puntual en momentos de gran tensión y son madres que aman a sus hijos por encima de todas las cosas. Nosotros nos estamos refiriendo a madres o padres que actúan de manera negligente emocionalmente cada día.

Un padre o una madre frustrada solo hará que sus hijos también se sientan de esa manera. Los pequeños crecen creyendo que no pueden hacer nada para que sus padres les quieran o les demuestren su afecto. Piensan que son los culpables de lo que les sucede.

Niño que no se siente amado

Las consecuencias de la falta de amor

Esta falta de amor en el niño hará que su corazón quede absolutamente destrozado. No entiende por qué no siente ese amor, no sabe qué es y todo esto se verá en su comportamiento y en el desarrollo de su personalidad, que también puede verse terriblemente afectada. Solo quiere dejar de sentir angustia y actúa para intentar llenar ese vacío de emociones tóxicas. Algunas de las consecuencias son:

  • Dependencia emocional tóxica en la vida adulta
  • Miedos y fobias en la infancia y en la vida adulta
  • Conducta impulsiva
  • Inestabilidad emocional
  • Posibles trastornos de la personalidad
  • Mala concentración
  • Ansiedad
  • Pocas habilidades sociales
  • Aislamiento
  • Desconfiará de los demás
  • Inquietud
  • Confusión

Por lo general, un niño que no es amado se sentirá triste y enfadado sin saber muy bien por qué, porque no habrá conocido el amor y por tanto no lo echará de menos, pero en su desarrollo hay algo que falla, que cojea… Porque el amor es necesario en la vida de los niños como lo es el agua para la vida.

Un comentario sobre “Niño que no se siente amado: niño con corazón destrozado

  1. Carolina dice:

    Hola, excelente entrada, la verdad desde que soy madre me preocupo más por demostrar el amor que siento hacia los demás, especialmente a mi hija, trato de mostrarle que el amor es infinito y que no solo se demuestra con palabras, los actos son los más importantes para eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios