Si quieres ser un buen padre, no seas amigo de tu hijo

¿Hay que ser amigo de los hijos?

Si quieres ser un buen padre, no seas amigo de tu hijo

Cuando digo padre, me refiero a padre o madre. Hay padres que opinan que para ser buenos padres deben ser amigos de sus hijos, y nada más lejos de la realidad. Los padres están para proteger, guiar y enseñar a los hijos. Los niños deben modelar de los padres la buena toma de decisiones, el buen comportamiento, la seguridad de la familia, proporcionar coherencia en la vida de un niño para que los hijos se sientan seguros y cómodos, y que aprendan a manejar los desafíos de la vida.

Un padre y una madre deben ser las personas con las que un hijo pueda hablar de cualquier cosa pero al mismo tiempo debe ser la persona que pone reglas, límites y que le enseñe a tener buenos comportamientos. Es importante establecer una relación abierta entre padres e hijos. Cuando un niño no sigue las reglas, los límites o las expectativas es necesario que se hagan responsables de esos comportamientos con las consecuencias o teniendo la experiencia como aprendizaje.

El papel de los padres

Los padres deben preparar a los hijos para la vida, ser sus confidentes no nos convierte en amigos, sino en los seres protectores que le apoyarán en todo en la vida, pase lo que pase. Para poder hablar con los hijos sobre temas reales con la intención de enseñarles habilidades para la vida, nosotros tendremos que tener la confianza suficiente para saber que somos capaces de guiarles y que ellos serán capaces de tomar las decisiones más inteligentes gracias a nuestra guía y apoyo. Los amigos, no tienen este tipo de relación.

Cuando los padres quieren ser amigos

Existen muchos padres que discreparán con el título de este artículo y es que defienden a capa y espada que ellos quieren ser amigos de sus hijos porque de este modo estarán cuidando la cercanía emocional. La realidad es que cuando unos padres pasan el límite de ser padres para ser amigos, se empieza a tambalear la seguridad de los hijos hacia los padres.

Hay que ser amigo de los hijos

Unos niños que sienten a sus padres como amigos, no tendrán la seguridad emocional necesaria para poder desarrollarse y tener una personalidad fuerte y una autoestima estable. Los niños necesitan tener sus amigos y saber que sus padres estarán siempre a su lado, sabiendo que es una relación en vertical y no en horizontal. Esto no quita que exista una gran comunicación y confianza extrema, pero respetando siempre la figura materna y paterna y no dejando que se difumine a causa de un acercamiento de amistad fuera de lugar.

Tiene que haber reglas

Cuando unos padres se convierten en amigos de sus hijos las reglas desaparecen dejando que los hijos hagan lo que quieran con tal de no discutir y “llevarse bien”, esto roza la paternidad permisiva teniendo las mismas consecuencias: niños rebeldes, sin límites, con problemas con las figuras de autoridad, baja autoestima, poco control de impulsos, etc.

Pero un buen padre y una buena madre deben establecer límites y normas en sus hijos, porque además les ayudará a desarrollarse y a tener una personalidad estable. Esto significa poner horas para llegar a casa, tener unos límites en cuanto a los videojuegos, establecer tareas domésticas acordes a la edad de los hijos, establecer consecuencias pactadas a los malos comportamientos, etc. Esta es la única manera de poder criar a niños que saben que pueden cometer errores y aprender de ellos, que las acciones tienen consecuencias y en definitiva, saber cómo funciona el mundo. Un niño sin límites no sabrá qué esperar de los demás y tendrá graves consecuencias en su desarrollo y en las relaciones con otras personas.

Recuerda: los padres somos más que unos amigos, somos padres, protectores, confidentes, guías… y debemos estar orgullosos de ello. Los amigos, están por debajo de todo eso.

2 comentarios sobre “Si quieres ser un buen padre, no seas amigo de tu hijo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!