Entre la razón y la locura, una película para ver con adolescentes

Entre la razón y la locura

Entre la razón y la locura (The Professor and the Madman) es una película para toda la familia (para niños mayores de 12 años) que trata sobre el poder de las palabras y el valor del perdón. La película da vida a la obra escrita por Simon Winchester en 1998 y está basada en una historia real de dos hombres diferentes: James Murray que era filólogo autodidacta y William Chester Minor, cirujano militar que estaba acusado de asesinato.

Una novela convertida en una maravillosa película

La película trata sobre la relación de estos dos hombres totalmente diferentes en cuanto al estilo de vida pero que eran idénticos en cuanto a sus pasiones personales. En la película los hombres protagonistas están interpretados por Mel Gibson (James Murray) y Sean Penn (William Chester Minor) donde nos muestran ejercicios reflexivos que merecen la pena que les prestemos atención en familia. Las palabras son también protagonistas en la película dándoles un poder transformador.

James Murray tenía que crear un diccionario de la lengua inglesa (el Oxford English Dictionary) y William Chester Minor ayudó en la elaboración del mismo. William tenía psicosis, enfermedad mental que le provocó matar a un hombre porque pensaba que le estaba persiguiendo. Debido a este hecho fue ingresado en un hospital psiquiátrico donde compraba libros y se escribía cartas con libreros o profesionales de la lexicografía. Fue entonces cuando conoció a James Murray.

El poder de las palabras salva la mente

El trasfondo de la película es que los libros, repletos de palabras son capaces de salvar a la mente. En 1871 James fue a visitar a William después de haberse carteado durante varios años y comenzaron una amistad duradera y crearon el diccionario donde añadieron el significado de las palabras y también citas literarias y otros consejos de uso.

Para James, William fue muy importante en su vida, porque gracias a él se pudo llevar a cabo la creación del diccionario Oxford y sin él nunca hubiera sido posible. Además, se dio cuenta de que los libros eran fundamentales para que la mente enferma encontrase equilibrio y paz.

Aunque en la película son protagonistas estos dos hombres, también hubieron dos mujeres importantes en toda la historia. Se trata de la esposa de James quien también fue un gran apoyo para la creación del diccionario y de Eliza, la mujer del hombre que William asesinó.

Eliza perdonó a William de su asesinato y le visitaba con frecuencia al psiquiátrico y éste le legó todo su dinero a ella y a sus hijos como forma de redimirse. Para William el poder de las palabras y el valor del perdón dieron sentido a su caótica vida.

Película Entre la razón y la locura

James Murray acabó dedicando toda su vida a la elaboración del diccionario pero nunca lo vio terminado. La Universidad de Oxford nunca le aceptó aunque antes de morir se le otorgó el título de caballero y un doctorado honorario.

Por otra parte, William Chester Minor tampoco pudo ver acabado el diccionario puesto que su salud empeoró mucho y empezó a tener alucinaciones hasta tal punto que se cortó el pene. En realidad, tenía esquizofrenia. Fue trasladado a un psiquiátrico de Estados Unidos donde falleció.

No es la película más divertida, ni tampoco la que tiene el final más bonito… pero es una película ideal para verla en familia con hijos adolescentes. Tiene valores profundos que los adolescentes ya están preparados para entender y que muy posiblemente les acompañen por mucho tiempo. Dándose cuenta de la importancia que tiene la lectura en la vida de las personas y cómo el poder del perdón puede sanar a las personas incluso después de haber vivido experiencias traumáticas.

YouTube video
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios