Qué es el estrés tóxico en la vida de los niños

El estrés tóxico nunca es buen compañero de viaje

Qué es el estrés tóxico

El estrés es una parte normal de la vida, y nuestra respuesta también. La respuesta fisiológica al estrés está interiorizada en nosotros y es la forma de evolución que nos mantiene vivos. En momentos de estrés, nuestro corazón late más rápido, nuestra presión arterial se eleva y existe adrenalina y cortisol (la hormona del estrés). El estrés nos puede hacer más fuerte, más rápidos o incluso estar más alerta al entorno. En resumen, los cambios fisiológicos que acompañan al estrés, están para darnos recursos físicos y que podamos hacer frente a cualquier circunstancia que se nos presente.

Pero la respuesta al estrés estaba destinada sólo para padecerlo en breves períodos de tiempo. En las dosis adecuadas, el cortisol -la hormona del estrés- que aparece en nuestro cuerpo en los momentos de estrés, nos ayudará a rendir al máximo. Cuando el cortisol se enciende y se apaga rápidamente, nos ayuda a que tengamos energía, a mejorar la memoria, a tener un mejor sistema inmune.

En cambio, cuando estamos en un entorno de estrés crónico, el estrés del cuerpo se vuelve tóxico y puede causar cambios en el cerebro y en el cuerpo. La buena noticia es que cuando esto ocurre, también hay formas de remediarlo.

Qué es el estrés tóxico

El estrés tóxico no tiene que ver sólo acerca de la tensión que se vive, sino que tiene que ver acerca de la naturaleza crónica y progresiva de la tensión. Todas las personas experimentamos estrés, es una parte normal y saludable del ser humano. Para los niños en cambio, es otra cosa. Es a través de los momentos de estrés cuando los niños aprenden resistencia, determinación, optimismo, cómo calmarse cuando las cosas se empiezan a tensar demasiado, etc.

Cuando el estrés se gestiona en un contexto con relaciones de amor, estables y con sentimientos de confianza y seguridad donde los niños se sienten protegidos, es posible superar los momentos estresantes sin dejar heridas emocionales. En cambio, las consecuencias del abuso, la negligencia física o emocional… todo esto dejarán marcas y huellas emocionales difíciles de superar. También pueden haber otros motivos de estrés más indirectos como los conflictos crónicos en el hogar, adicción de los padres a discutir, depresión materna o paterna, enfermedades graves, etc.

Estrés tóxico

El estrés de éstos no tiene por qué hacerse tóxico pero sí suele hacerse. Las causas principales para que éste estrés se vuelva tóxico es que no hay apoyo o una relación amorosa que pueda ayudar a amortiguar el impacto emocional. La relación no tiene que ser con un padre o una madre, puede ser con cualquier adulto que pueda ser de referencia para el niño o la niña.

El cerebro, el cuerpo y el estrés tóxico

Cuando el cerebro está constantemente expuesto al estrés tóxico, se ‘desconectará’ de esta entorno. El cerebro seguirá trabajando, pero creará en los niños vulnerabilidad a la ansiedad, depresión y menor resistencia al estrés. El estrés tóxico afecta a las personas de todas las edades y los efectos a largo plazo serán diferentes dependiendo de la edad de la persona y la etapa del desarrollo en la que se encuentre el cerebro cuando estén expuestos a dicha tensión constante.

En el cerebro de los niños se producen más daños al efecto del estrés tóxico. Un cerebro infantil está creciendo, está en desarrollo y absorbe gran parte de lo que se expone en el medio ambiente. Esto hará que sea más vulnerable a algunas influencias químicas como las hormonas del estrés, que pueden causar cambios a largo plazo. El estrés durante este período deberá tener un amplio impacto, sobre todo en el aprendizaje y la memoria. El estrés tóxico durante la infancia y la adolescencia causará problemas de atención, de impulsos y de control emocional en el niño/a, ya que son éstas las partes del cerebro que se están desarrollando rápidamente durante la infancia. En definitiva, el estrés puede afectar a la memoria, la cognición y la emoción.

Deja un comentario sobre “Qué es el estrés tóxico en la vida de los niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!