Guipúzcoa con niños: ¿Qué hacer y dónde alojarse?

Guipuzcoa

Bañada por las aguas del mar Cantábrico y rodeada por la Cordillera Cantábrica por el oeste y los Pirineos por el este, se erige Guipúzcoa, una de las tres provincias que conforman el País Vasco. Sin duda, una de sus ciudades más conocidas es San Sebastián, una ciudad turística con un encanto único que seduce a todo aquel que la visita. Sin embargo, más allá de su capital, Guipúzcoa atesora muchísimos rincones para descubrir con los más pequeños de casa, a la vez que ofrece una gran variedad de opciones para conocer los secretos de la cultura vasca.

5 planes en Guipúzcoa que no podéis perderos con los más pequeños de casa

1. Descubrir sus preciosas playas y calas

Playa de la Concha, en San Sebastián, Guipúzcoa

Playa de la Concha, en San Sebastián

Guipúzcoa atesora más de 60 kilómetros de costa donde se pueden encontrar preciosas playas de arena blanca y paradisíacas calas donde disfrutar de un día en familia. Sin duda, una de sus playas más conocida es La Concha, en San Sebastián, que regala unas vistas impresionantes de la ciudad, pero también hay muchas otras playas que merecen una visita como la playa salvaje de Aitzuri, a 10 kilómetros del puerto de Zumaia, y la playa de Hondarribia, que además cuenta con una zona de juegos para los niños.

También está la playa de Zarautz, una de las más largas de la provincia e Itzurun, con imponentes acantilados de hasta 150 metros de caída y sus conocidos flysch, unas peculiares formaciones rocosas que alternan capas de roca dura con capas de materiales blandos.

2. Emprended una ruta por sus pueblos con encanto

Hondarribia, San Sebastián, Guipúzcoa

Hondarribia, San Sebastián

Guipúzcoa también cuenta con muchísimos pueblos con mucho encanto que parecen salidos de un cuento de hadas. Se trata de destinos un poco menos conocidos, pero que merece la pena descubrir con los niños. Sin duda, uno de los que no podéis perderos es Hondarribia, un colorido pueblo pesquero con una arquitectura muy típica y una gastronomía única.

Si os gusta el ambiente pesquero, otro pueblo que tenéis que visitar es Pasaia, el puerto de los balleneros vascos, un precioso pueblecito de pescadores con un gran patrimonio cultural y gastronómico. También está Astigarraga, el pueblo de las sidrerías vascas, donde podéis descubrir algunas de las costumbres y tradiciones más autóctonas del pueblo vasco.

3. Conoced la Guipúzcoa más natural

Parque Natural Aralar Guipuzcoa

Parque Natural de Aralar

Más allá de sus playas, Guipúzcoa también atesora muchísimas zonas boscosas y montañosas, ideales para los amantes de la naturaleza. Uno de los sitios perfectos para los amantes del senderismo es el Parque Natural de Aralar, una de las áreas montañosas más importantes de la provincia, famoso por sus altos picos ideales para la práctica de escalada y sus amplias extensiones de pastos donde podéis disfrutar de una ruta de senderismo con los peques.

Otra opción que tenéis que visitar es el Parque Natural de Pagoeta, un espacio protegido que acoge un jardín botánico, una zona de ferrería y molinos y un área recreativa donde podéis disfrutar de un picnic en familia. En la zona también es posible avistar a ciervos pastando o encontrarse con uno pottoka, los caballos salvajes típicos del País Vasco. Y, además, está Geoparkea, una extensa área de vertiginosos acantilados y verdes prados que representa la gran riqueza geológica vasca.

4. Visitad sus joyas de la arquitectura

Caserío-Museo Igartubeiti, en Ezkio-Itsaso, Guipúzcoa

Caserío-Museo Igartubeiti, en Ezkio-Itsaso

Guipúzcoa no solo cuenta con una gran riqueza natural sino también con un gran valor arquitectónico que se refleja en sus edificios y monumentos típicos de la cultura vasca. Uno de los sitios más representativos de la influencia religiosa en la provincia es la Ermita de la Antigua, construida en piedra y madera y considerada la catedral de las ermitas vascas. Pero también hay otros santuarios muy chulos como el Santuario de Arantzazu, construido al borde de un precipicio, o el Santuario de Loiola, al que le llaman el pequeño Vaticano.

Si queréis descubrir cómo eran las construcciones tradicionales vascas también está el Caserío-Museo Igartubeiti, el caserío vasco mejor conservado de Guipúzcoa. Mientras que para los que prefieren la arquitectura más moderna, está el Palacio de Aiete y el Mota Gaztelua en San Sebastián.

5. Disfrutad de sus opciones de ocio

Parque de Atracciones Monte Igueldo, El Antiguo de San Sebastián, Guipúzcoa,

Parque de Atracciones Monte Igueldo, en El Antiguo de San Sebastián

Guipúzcoa también es una provincia para divertirse y hacer cosas entretenidas en familia. La mayor parte de la vida cultural se centra en San Sebastián donde encontraréis diferentes museos, salas recreativas y centros culturales donde los niños pueden conjugar juego y aprendizaje. También tiene diversos parques de atracciones como el Parque de Atracciones Monte Igueldo, ubicado en la cima del Monte Igueldo, o el Museo Vasco del Ferrocarril, ubicado en la estación, cocheras y talleres del antiguo ferrocarril del Urola.

Otra opción para el entretenimiento infantil es el Eureka! Zientzia Museoa, un museo dedicado a la ciencia y los pequeños científicos, así como el Palacio de hielo Txuri Urdin para los aficionados al patinaje sobre hielo. Y, para los amantes del mundo marino, está el Aquarium Donostia donde podrán descubrir una amplia variedad de especies marinas.

5 hoteles donde alojarse con niños para descubrir Guipúzcoa

Por supuesto, Guipúzcoa también cuenta con muchísimos hoteles que abren sus puertas a las familias con niños. He aquí algunas de las mejores opciones para alojarse con los más pequeños de casa en la provincia.

1. Casual de las Olas San Sebastián, en San Sebastián

Hotel Casual de las Olas San Sebastián, en San Sebastián, Gipuzkoa

Si buscáis un hotel para descubrir la ciudad con los más pequeños de casa, este alojamiento situado a 7 minutos de la estación de tren y a 18 de la playa de la Concha es una excelente opción. Se trata de un hotel moderno inspirado en la cultura del surf que cuenta con habitaciones familiares para que podáis dormir con la tranquilidad de tener a los niños cerca. El hotel dispone de servicio de desayuno buffet y cuenta con una programación de excursiones a las que podéis apuntaros con los más pequeños de casa. Además, si viajáis con un bebé, os facilitan una sillita de paseo, cuna y mochila portabebés para que no echéis en falta ningún detalle.

2. Hotel Usategieta, en Arragua

Hotel Usategieta, en Arragua, Gipuzkoa

Si queréis disfrutar de unas vacaciones alejados del bullicio de una gran ciudad, este hotel de estilo rústico ubicado entre el monte Jaizkibel y el Parque Natural de Peña de Aya es perfecto. Se trata de un alojamiento de aires vascos ubicado en plena naturaleza, con unas vistas impresionantes del mar y la montaña, donde podéis emprender rutas de senderismo, hacer rutas en bicicleta o a lomo de cabello por los alrededores. En las instalaciones también encontraréis un pequeño huerto, una zona de relax con hamacas y muchísimo espacio verde donde jugar con los niños al aire libre.

3. Hotel Avenida, en San Sebastián

Hotel Avenida, en San Sebastián, Guipúzcoa

Con una ubicación privilegiada en el monte Igueldo, este hotel es una opción excelente para disfrutar de la ciudad de San Sebastián con niños. A solos unos pasos de las instalaciones encontraréis el Parque de Atracciones Monte Igueldo y, al otro lado, la playa de la Concha, donde podéis llegaros con los más pequeños de casa. El hotel ofrece además descuentos en las entradas a algunos sitios de interés de la ciudad y os facilita la adquisición de tarjetas turísticas de San Sebastián. A vuestro regreso os aguardan cómodas habitaciones familiares donde podéis reponer fuerzas y cuenta con un jardín con piscina donde los niños pueden darse un chapuzón en verano.

4. Hotel Rio Bidasoa, en Hondarribia

Hotel Rio Bidasoa, en Hondarribia, Gipuzkoa

A solo 500 metros de las playas de la costa vasca y a 5 minutos andando del centro histórico de Hondarribia, encontraréis este hotel para alojarse en familia. Se trata de un hotel de aires vanguardistas y modernos que dispone de todas las comodidades para que no echéis en falta ningún detalle. Dispone de habitaciones familiares amplias y confortables con cuna para los niños menores de 2 años, así como de diversos espacios donde podéis disfrutar de un rato en familia diferente. Tiene una piscina al aire libre, rodeada de jardines y zonas de descanso, y cuenta con amplias áreas verdes donde los niños pueden corretear a su antojo. Vale destacar que ofrece menú infantil.

5. Hotel Barceló Costa Vasca, en San Sebastián

Hotel Barceló Costa Vasca, en San Sebastián, Guipúzcoa

A solo 550 metros de la playa de Ondarreta y el famoso Peine del viento encontraréis este hotel para alojaros con los más pequeños de casa. Se trata de un hotel urbano, recientemente reformado, desde el cual podéis descubrir la ciudad y disfrutar de sus múltiples opciones culturales y recreativas. A vuestro regreso os aguardan cómodas habitaciones y diversos espacios donde los niños pueden entretenerse. El hotel cuenta con una piscina al aire libre y un amplio jardín, así como con diversas salas de estar donde podéis disfrutar de un rato diferente en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios