Educación

Contrato con 15 reglas para permitir tener móvil a mi hijo de 12 años

Cómo el contrato de 15 reglas se convierte en tu mejor aliado para un uso seguro y responsable del móvil por parte de tu hijo: Un equilibrio entre libertad y límites.

reglas uso móvil niños
Mª José Roldán

Mª José RoldánMaestra y Psicopedagoga

El momento de decidir si permitir que tu hijo de 12 años tenga un teléfono móvil es un paso importante en la vida de cualquier familia. Entendemos que esta decisión puede ser difícil, ya que implica una serie de responsabilidades y desafíos tanto para los padres como para el niño. En este sentido, un contrato con 15 reglas puede ser una buena opción de compromiso de uso con responsabilidad. 

Sin embargo, también comprendemos que vivimos en una época en la que la tecnología es parte fundamental de nuestras vidas y que proporcionar un móvil a tu hijo puede darte ciertas ventajas, como la comunicación y la seguridad.

A lo largo de estas líneas encontrarás un contrato con 15 reglas fundamentales que te ayudarán a establecer límites claros y fomentar un uso responsable del móvil por parte de tu hijo. Es importante recordar que este contrato no debe estar abarrotado de normas, ya que esto podría ser contraproducente. Lo esencial es que estas reglas sean comprendidas y seguidas por tu hijo. Una vez que las haya interiorizado y las cumpla de manera consistente, podrás considerar añadir más normas en el futuro.

Cuándo es apropiado para un niño tener móvil 

La edad recomendada varía, aunque entre los 12 y los 16 años es un buen momento para considerar esta opción. No obstante, es fundamental que esta decisión se tome con base en la madurez y la responsabilidad del niño, así como en las necesidades de la familia. Esto significa que si con 12 años no le ves preparado, entonces es mejor esperar.

Permitir que tu hijo tenga un móvil antes de que esté preparado puede ser perjudicial para su desarrollo. Puede distraerlo de sus responsabilidades escolares y actividades físicas, afectar su capacidad para concentrarse y dormir, además de que puede estar expuesto a riesgos en internet que quizá aún no alcanza a entender.

Aunque es comprensible que los padres cedan ante la presión social, donde los compañeros ya tienen móviles, es esencial que esta decisión se tome de manera informada y considerada. La presión social no debe ser quien os guíe en tomar decisiones tan importantes como esta. 

Ventajas de permitir que tu hijo tenga móvil a los 12 años 

A pesar de los riesgos, no podemos dejar de lado que existen ventajas indiscutibles cuando se permite a un niño de 12 años con la capacidad madurativa suficiente que tenga móvil. Algunas de estas ventajas son las siguientes:

  • Comunicación: tener un móvil facilita la comunicación entre padres e hijos, especialmente cuando están fuera de casa o en situaciones de emergencia.
  • Seguridad: permite a los padres conocer la ubicación de sus hijos y estar en contacto con ellos en caso de necesidad.
  • Aprendizaje: los móviles pueden ser herramientas útiles para la educación, brindando acceso a recursos educativos y aplicaciones de aprendizaje.
  • Responsabilidad: tener un móvil puede ayudar a tu hijo a desarrollar responsabilidad y autogestión al cuidar de su dispositivo y cumplir con las reglas establecidas.
  • Preparación para el futuro: vivimos en un mundo tecnológico, y aprender a usar la tecnología de manera responsable es una habilidad valiosa para el futuro.
móvil hijo 12 años

Contrato: 15 reglas para un uso responsable del móvil 

Sin más preámbulos, aquí tienes un contrato con 15 reglas fundamentales que ayudarán a establecer límites claros para el uso del móvil por parte de tu hijo. Asegúrate de que tu hijo comprenda y acepte estas reglas antes de permitirle tener un teléfono móvil.

El contrato lo puedes cortar y pegar en un documento nuevo y añadir los datos necesarios para que quede completo. Así solo tengáis que imprimir y firmar una vez que estéis todos de acuerdo y tu hijo haya comprendido lo que significa cada regla. Una vez firmado, no hay marcha atrás. Si no se cumple el contrato, la consecuencia inmediata será retirarle el uso del teléfono móvil. 

Contrato para el uso responsable del teléfono móvil

Yo, [nombre de tu hijo], reconozco que he recibido un teléfono móvil, y estoy de acuerdo en seguir estas reglas para un uso responsable:

  1. Horarios establecidos: el móvil solo se utilizará durante horarios acordados con mis padres, sin excederme ni exigir más tiempo sin un motivo justificado.
  2. La escuela es mi prioridad: el móvil no interferirá en mis tareas escolares ni en mi participación en actividades extracurriculares o sociales. 
  3. Privacidad: no compartiré información personal, ubicación o imágenes con desconocidos en Internet. No enviaré ni compartiré fotos o videos inapropiados.
  4. Tiempo de pantalla limitado: limitaré el tiempo de pantalla y tomaré descansos regulares para evitar el uso excesivo del móvil.
  5. No hay móvil en la mesa ni en zonas comunes: el móvil no se usará durante las comidas en familia ni en momentos sociales.
  6. Prohibido en el dormitorio: el móvil se dejará fuera del dormitorio por la noche para evitar distracciones y asegurar un sueño adecuado.
  7. Respeto online a otras personas: trataré a otros con respeto en Internet y no participaré en comportamientos de ciberacoso o negativos a mi o a otra persona.
  8. Control parental: aceptaré y respetaré las restricciones de control parental establecidas por mis padres y les cogeré la llamada siempre que me llamen por teléfono. Entiendo que si es una llamada es porque es urgente y para lo que puede esperar lo harían por Whatsapp. 
  9. Responsabilidad en el gasto del móvil: entiendo que soy responsable de cuidar mi móvil y que debo reportar de inmediato cualquier pérdida o daño a mis padres.
  10. Ubicación compartida: permitiré que mis padres conozcan mi ubicación a través del móvil cuando esté fuera de casa.
  11. Escuchar a mis padres: escucharé a mis padres si tienen preocupaciones sobre mi uso del móvil y trabajaré en conjunto para resolver cualquier problema.
  12. No contestar a desconocidos: no responderé a llamadas o mensajes de números desconocidos o sospechosos.
  13. El móvil no lo uso en la escuela: el móvil se mantendrá apagado, en silencio o modo vibración en la mochila durante las horas de clase. Sin sacarlo a no ser que sea una emergencia o a menos que el profesor lo permita.
  14. Comunicar los problemas inmediatamente: informaré de inmediato a mis padres si encuentro contenido inapropiado o amenazas en Internet o si alguien o algo me hace sentir molesto a través de la pantalla.
  15. Tiempo en familia: participaré activamente en actividades familiares sin distracciones del móvil. 

Yo, [nombre de tu hijo], firmo este documento para que conste mi compromiso con este contrato, y lo pondremos en un lugar a la vista para que todos los recordemos.

Firma:

xxxxx

Establecer estas normas y reglas claras es una buena forma de que tu hijo tenga un móvil de manera responsable. Recuerda que la confianza y la comunicación abierta entre padres e hijos son clave para garantizar un uso seguro y adecuado de la tecnología. 

A medida que tu hijo demuestre responsabilidad y madurez, podrás considerar la posibilidad de añadir más reglas o darle mayores responsabilidades en relación con su móvil. Este contrato no solo establece límites, sino que también enfatiza la importancia del respeto, la responsabilidad y la seguridad online.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *