Enséñales a tus hijos a comer sin el móvil o la tablet

Un hábito muy extendido al que recurren muchos padres en un intento de que sus hijos se alimenten...

quitar niños mal hábito comer smartphone tablet

En España 7 de cada 10 niños come mirando el móvil o la tablet. Se trata de un hábito muy extendido al que recurren muchos padres en un intento de que sus hijos se alimenten. Sin embargo, lo que muchos no conocen es que esta costumbre que podría parecer inofensiva en realidad encierra algunos riesgos para el desarrollo físico y psicológico de los niños. En Etapa Infantil te desvelamos cuáles son esos riesgos y qué puedes hacer para evitarlos.

¿Por qué los niños no deberían comer con el móvil o la tablet?

¿Sabías que Bill Gates, uno de los personajes más influyentes en el mundo de la tecnología moderna, es uno de los más grandes defensores de las comidas libres de móviles y tablets? En una entrevista que concedió hace años al diario The Mirror aseguró que sus hijos tenían prohibido utilizar estos dispositivos en la mesa familiar. Y no andaba desacertado ya que comer mirando el móvil o la tablet no solo roba a tus hijos la posibilidad de disfrutar plenamente de un momento único sino que además, entraña otros riesgos.

1. Incrementa el riesgo de obesidad

Estar expuestos continuamente a la luz azul de las pantallas no solo incrementa el apetito, como reveló un estudio realizado en la Universidad de Ámsterdam, sino que también afecta el sistema regulador de la saciedad. Lo que sucede es que al mantener la atención enfocada en la tecnología, el cerebro tarda más tiempo en darse cuenta de que el estómago está lleno y enviar la señal de saciedad. Como consecuencia, los niños comen más. Y ese exceso de calorías termina transformándose en grasas, sobre todo si se trata de la cena y poco después se van a la cama.

2. Obstaculiza la relación saludable con la comida

Cuando los niños son pequeños no conocen la diferencia entre una comida saludable y otra poco sana. De hecho, suelen ser muy vulnerables a los ingredientes poco saludables, pero altamente adictivos como el azúcar, la sal o las grasas. Cuando se les educa e inculca un vínculo positivo con la comida saludable, aprenden a disfrutar de los sabores más sutiles de las frutas, verduras y cereales integrales. Sin embargo, si los niños están pendientes de la tecnología mientras comen no serán capaces de identificar y disfrutar estos sabores y terminarán decantándose por opciones alimenticias menos sanas.

niños comiendo frente móvil

3. Afecta la comunicación familiar

Las comidas familiares no solo son una excusa perfecta para pasar un rato de calidad juntos sino también una oportunidad para conversar sobre cómo ha ido el día o debatir temas de interés. Si los niños están pendientes del móvil o la tablet, estos momentos se pasan por alto y la comunicación familiar se va debilitando poco a poco. A la larga, no solo se afecta la relación familiar sino que los niños pierden la oportunidad de desarrollar sus habilidades sociales y aprender algunas de las normas básicas de interacción.

5 trucos para quitar a los niños el hábito de comer con el móvil o la tablet

Evitar que los niños coman mirando el móvil o la tablet cuando no han desarrollado este hábito es fácil. Basta que regules el tiempo de uso de la tecnología y pongas límites estrictos para el uso del móvil o la tablet durante las comidas. Sin embargo, si los niños ya tienen el hábito, eliminar esta costumbre será un poco más complejo, aunque no imposible.

1. Involucra a los niños en la preparación de la comida

Una manera sencilla pero muy efectiva para evitar que los niños utilicen el móvil mientras comen consiste en involucrarles en la preparación de la comida. Ya sea aliñando la ensalada, rellenando unos pasteles o simplemente decorando los platos, este truco ayudará a los niños a dejar el dispositivo para enfocar su atención en la comida y les motivará a disfrutarla en la mesa.

2. Ofréceles alternativas a la tecnología

Muchos niños llevan el móvil o la tablet a la mesa porque comer les parece aburrido y monótono. Por eso, una buena alternativa para incentivarlos a dejar la tecnología mientras comen consiste en ofrecerles otro tipo de actividades que les resulten interesantes. Por ejemplo, puedes contarles una historia entretenida, hablarles sobre los alimentos que hay en la mesa o simplemente, entablar una conversación que les resulte motivante.

comer sin movil tablet

3. Aprovecha la comida para planificar actividades juntos

La mayoría de los niños adora planificar actividades, ya se trate de un gran viaje o incluso las tareas del día a día. Por eso, una manera sencilla para ayudarles a estar plenamente presentes a la hora de comer consiste en planificar actividades juntos. Puedes preguntarles qué piensan hacer al día siguiente o hablar sobre lo que vais a hacer el próximo fin de semana. Eso les mantendrá motivados y también te ahorrará tiempo ya que luego no tendrás que dedicar media hora adicional a planificar estas actividades.

4. Establece un horario para el uso del móvil

Establecer límites es positivo para los niños ya que les ayuda a organizarse mejor y les ofrece patrones claros a seguir que dan orden y estructura a su mundo. Por tanto, si quieres quitar a tus hijos el hábito de comer mirando el móvil o la tablet, una alternativa excelente consiste en limitar el tiempo de uso de la tecnología a determinadas horas al día. Obviamente, los horarios de comida deben quedar excluidos, durante ese tiempo, el móvil está prohibido.

5. Da el ejemplo

Como mejor aprenden los niños es con el ejemplo de sus padres. Por tanto, si quieres enseñar a tus hijos a comer sin móvil ni tablet, lo primero que debes hacer es dejar tus dispositivos lejos de la mesa mientras coméis. De esta manera, no solo les estarás mostrando que es posible apartarse de la tecnología, sino que también les demostrarás cómo se consigue. Incluso puedes ir un paso más allá y explicarles tus estrategias para mantenerte lejos del móvil durante determinados períodos de tiempo.

Ten en cuenta que cuando empieces a aplicar estos trucos, es probable que tus hijos reaccionen mal, se enfaden, tengan rabietas y muestren signos de ansiedad por recuperar el móvil o la tablet. Es completamente normal, con el tiempo y mucha paciencia, desaprenderán el hábito y empezarán a disfrutar de las comidas en la mesa. En tanto, evita castigarles o enfadarte con ellos ya que puede ser contraproducente y dificultar aún más el camino.

Referencias
  • Fundación para la Diabetes (2016) Siete de cada diez niños comen mientras ven la tele o manipulan la “tablet” y el móvil. En: Fundación para la Diabetes.
  • Masís-Vargas, A. et. Al. (2019) Blue light at night acutely impairs glucose tolerance and increases sugar intake in the diurnal rodent Arvicanthis ansorgei in a sex-dependent manner. Physiological Reports; 7(20):e14257
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios