¿Cómo proteger a tus hijos cuando navegan por Internet?

proteger niños navegan internet

Los niños usan cada vez más Internet. El último informe de Unicef desveló que 1 de cada 3 usuarios digitales en el mundo es un niño. También acceden a la red a edades cada vez más tempranas. En países como España, los niños menores de 15 años tienen la misma probabilidad de usar Internet que los adultos.

No cabe duda de que las tecnologías digitales amplían las oportunidades de aprendizaje y educación de los niños permitiéndoles acceder a información valiosa, además de ser una fuente válida de entretenimiento y diversión. Sin embargo, cuando los niños acceden a Internet también se exponen a diferentes riesgos y son más vulnerables a sufrir daños, tanto en el mundo virtual como offline.

Los riesgos más importantes a los que se exponen los niños en Internet

  1. Contenidos inapropiados. Si los niños navegan por Internet sin filtros ni controles, se exponen a contenidos indeseados o inapropiados para su edad. Puede tratarse de contenidos violentos o para adultos, materiales discriminatorios o que promueven el odio, publicidad invasiva o webs que defienden conductas peligrosas, como las autolesiones, el suicidio y la anorexia. Este tipo de contenidos puede generar un gran impacto en la mente infantil llegando a causar traumas o promoviendo comportamientos de riesgo.
  2. Contacto con desconocidos. Cuando los niños acceden a foros o redes sociales pueden establecer contacto con desconocidos, lo cual implica un riesgo ya que podrían encontrar a personas que intenten persuadirlos de que realicen comportamientos poco saludables o directamente peligrosos. En algunos casos esos contactos no se limitan al entorno virtual, sino que animan al niño a encontrarse en el mundo real, llegando a representar un peligro incluso para su integridad física.
  3. Conductas vulnerables. Este tipo de riesgo se produce cuando los niños no tienen claro cómo deben comportarse en Internet e incurren en actos que los dejan vulnerables. Tal es el caso de los niños o adolescentes que publican fotos o vídeos comprometedores, comparten contenidos perjudiciales para otros niños o facilitan datos personales que terminan en las manos equivocadas.
  4. Adicción a Internet. Internet también entraña un riesgo elevado de adicción, sobre todo en los niños y adolescentes cuyos mecanismos cerebrales de autocontrol aún no se han desarrollado lo suficiente. De hecho, un estudio realizado en 31 países indicó que aproximadamente el 6% de los niños ya padecen adicción a Internet, un trastorno que puede llegar a dañar sus relaciones sociales y afectar su desempeño académico.

Para minimizar estos riesgos, es importante que los padres protejan a sus hijos ofreciéndoles un entorno de navegación lo más seguro posible y les eduquen para que aprendan a detectar los peligros que acechan en Internet.

Educar a los niños para que aprendan a evitar los riesgos en Internet

Cuando los niños tengan edad para acceder a Internet y las redes sociales, los padres deben enseñarles a usarlas de manera responsable y segura. Los niños deben conocer los diferentes peligros que pueden encontrar en la red y deben tener la confianza suficiente en sus padres como para contarles cualquier problema que tengan.

También deben comprender que todo lo que publican en Internet, desde los comentarios en las redes sociales hasta los vídeos, dejan de ser material privado. Asimismo, deben saber diferenciar los contenidos privados que no deben subir de aquellos que pueden compartir, y deben aprender a proteger sus datos personales online para no exponerse a riesgos innecesarios.

Por último, deben ser conscientes de que existen límites en el uso de Internet. Aunque el entorno virtual puede llegar a ser gratificante y divertido, necesitan encontrar otros incentivos en el mundo offline, desde jugar con otros niños en el parque hasta compartir tiempo de calidad en familia. Los padres serán su modelo a seguir, por lo que es importante que en casa se establezcan horarios sin tecnología.

Restringir Internet niños

Crear una red segura en el hogar

Crear una red segura en el hogar es fundamental para que tus hijos den sus primeros pasos en Internet adecuadamente protegidos. Puedes recurrir a aplicaciones o servicios que te permitan crear usuarios independientes para cada miembro de la familia, con accesos y niveles de seguridad distintos, de manera que puedas controlar mejor la actividad de tus hijos.

Vodafone, por ejemplo, brinda un paquete familiar muy interesante como parte de su oferta “Hogar Ilimitable” que incluye el servicio Secure Net Family, el cual no solo te protege de virus y páginas fraudulentas, sino que te brinda la certeza de que tus hijos navegarán seguros en todos los dispositivos del hogar.

Este servicio viene activado por defecto y puedes configurarlo mediante la aplicación de gestión. Gracias a sus funcionalidades avanzadas de control parental, podrás gestionar fácilmente la vida digital de tu hogar y de los más pequeños de la casa. Con Secure Net Family podrás:

  • Establecer filtros o categorías de contenidos para bloquear el acceso de tus hijos a los contenidos sensibles o peligrosos que no son adecuados a su edad, como los contenidos violentos o para adultos. También podrás bloquear sitios de apuestas o redes sociales. De hecho, cuando bloqueas una categoría no solo impides el acceso web sino también a las aplicaciones que se encuentran en dicha categoría, de manera que tu hijo estará bien protegido.
  • Desactivar la conexión de datos para bloquear el acceso a Internet de un perfil específico durante el tiempo que decidas. Así podrás establecer periodos de desconexión para que tus hijos hagan sus deberes o pasen tiempo en familia alejados de las pantallas.
  • Programar tiempos de descanso según los diferentes perfiles, de manera que tus hijos solo puedan conectarse a Internet durante el horario que decidas. Así evitarás que desarrollen una dependencia de Internet y les animarás a realizar actividades enriquecedoras en el mundo offline. Puedes activar un horario de descanso diario o durante días enteros, como el fin de semana.
  • Activar un tiempo de estudio durante el cual solo permites el acceso a webs o páginas con contenido educativo, de manera que tus hijos no se distraigan y pueden concentrase mientras hacen sus deberes.

Además de estas configuraciones de seguridad, es importante que no descuides la supervisión. Puedes respetar la intimidad de tus hijos sin dejarlos a merced de los peligros que se esconden en Internet. Una medida sencilla y viable consiste en colocar el ordenador en la sala de estar ya que, sin llegar a leer la pantalla, minimizarás muchas de las conductas de riesgo en Internet, desde el uso de la webcam con desconocidos hasta la navegación por sitios poco recomendables o la descarga de softwares poco fiables.

Referencias
  • (2017) Estado mundial de la infancia: Niños en un mundo digital. En: Unicef.
  • Ferrara, P. et. Al. (2017) Internet Addiction: Starting the Debate on Health and Well-Being of Children Overexposed to Digital Media. European Pediatric Association; 191: 280-281.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver información legal y reglas de comentarios