“La historia interminable”: La depresión, el duelo y la muerte desde la perspectiva infantil

La historia interminable

Hay temas que desearíamos no tener que abordar pero que, desgraciadamente, forman parte de la vida y es probable que en algún momento tengamos que hablar de ellos con los niños. La depresión, la muerte y el duelo son algunos de los asuntos más complejos y sensibles, sobre todo a edades tempranas. Sin embargo, la literatura y el cine pueden ayudar a comprender mejor estos fenómenos.

En ese sentido, “La historia interminable” es una de las obras más interesantes para abordar la tristeza, la soledad y la pérdida desde la perspectiva infantil. La película, basada en la novela homónima del escritor alemán Michael Ende publicada en 1979, narra la tierna, dolorosa y cautivante historia de Bastian, un niño con el que es muy fácil sentirse identificados.

La imaginación, el escenario donde los niños a menudo resuelven sus problemas reales

Bastian, el protagonista del libro y la película, es un niño que se siente atrapado en un mundo vacío de afecto tras la pérdida de su madre. Su muerte trastoca por completo su mundo y el de su padre, el cual se vuelve distante emocionalmente tras caer en una depresión.

Para colmo de males, Bastian también sufre acoso escolar ya que algunos de sus compañeros de clase lo agreden y se burlan de él. De hecho, tanto la película como el libro comienzan con un episodio de acoso, que lleva a Bastian a buscar refugio en la librería, donde descubre “La historia interminable”, el libro que dará inicio a su aventura en el reino de “Fantasía”.

La historia interminable Bastian

Bastian

Bastián se esconde en el desván del colegio, un sitio oscuro donde nadie suele acudir y una alusión a esa parte de la mente que permanece inaccesible para los demás, para sumergirse en la lectura del libro, hasta el punto de identificarse con el protagonista de la historia, Atreyu. Entonces descubre “Fantasía”, un reino donde sus habitantes vivían felices y tranquilos hasta que un día se encuentran en grave peligro pues tanto los seres como los sitios desaparecen misteriosamente, engullidos por la “Nada”, que amenaza con ocuparlo todo.

La misión de Atreyu es detener el avance de esa “Nada”, que también se está instaurando en la vida de Bastian. En la historia, ese vacío que lo engulle todo a su paso guarda relación con la Emperatriz Infantil, ya que va progresando a medida que avanza la enfermedad de la misma, lo cual deja entrever un vínculo con la tristeza y la soledad que ha dejado en la vida de Bastian la pérdida de su madre.

De hecho, la historia de “Fantasía” no es más que una proyección compleja de lo que está viviendo y sintiendo Bastian en el mundo real. El reino de “Fantasía” representa su inocencia, alegría y vitalidad infantil mientras la “Nada” es una representación de su sufrimiento y dolor.

Sin el apoyo de su padre, Bastian se ve obligado a recurrir a sus propios recursos psicológicos. Necesita escapar de ese mundo horrible en el que se ha convertido su vida, para lo cual recurre a su imaginación usando un alter ego. Bastian asume la personalidad idealizada de Atreyu, que se convierte en el héroe de “Fantasía”, para reunir el coraje y la fuerza que necesita para reconducir lo que va mal en su vida real.

La historia interminable Atreyu

Atreyu y su caballo Artax

El largo camino para aceptar la pérdida

Atreyu, al igual que Bastian, se enfrenta a un enorme reto que debe superar sin la ayuda de nadie. Sin embargo, ambos personajes se encuentran en las antípodas porque Atreyu no rehúye los problemas de “Fantasia” sino que los enfrenta con valentía, mientras que Bastian está paralizado por su dolor y sus miedos.

Para que Atreyu pueda comprender qué es la “Nada”, debe recorrer todo el reino y pasar por los pantanos de la tristeza, que son la última esperanza y una clara alusión a las etapas del duelo por la pérdida de un ser querido. Allí encuentra a Morla, una vieja tortuga que era el ser más sabio de “Fantasía”, pero que también había perdido toda ilusión, justo como el padre de Bastian.

Sin embargo, enfrentarse cara a cara con esa terrible desesperanza redobla la fuerza de Atreyu, que comprende que no debe dejarse llevar por la tristeza o lo hundirá y jamás conseguirá su objetivo. Comprende que debe seguir luchando contra la adversidad y que, por muy mal que se encuentre, jamás debe rendirse y no debe dejarse llevar por quienes han perdido la alegría y la esperanza.

La historia interminable Gmork

G’mork

Tras otras peripecias, finalmente la “Nada” toma forma en la película y en el libro, presentándose como un lobo llamado G’mork. El lobo sigue los pasos de Atreyu para impedirle que cumpla su misión y aparece cuando es más vulnerable porque ha perdido la esperanza. En cierto punto, Atreyu reconoce que no puede luchar contra la “Nada” porque no puede atravesar las fronteras de “Fantasía”:

– G’mork: Fantasía no tiene fronteras.
– Atreyu: ¡Eso no es cierto! Estás mintiendo.
– G’mork: Niño tonto. ¿No sabes nada de Fantasía? Es el mundo de la fantasía humana. Cada parte, cada criatura, representa los sueños y las esperanzas de la humanidad. Por lo tanto, no tiene límites.
– Atreyu: Pero entonces, ¿por qué muere Fantasía?
– G’mork: Porque la gente ha comenzado a perder sus esperanzas y olvidarse de sus sueños. Entonces la Nada se fortalece.
– Atreyu: ¿Qué es la Nada?
– G’mork: Es el vacío que queda. Es como una desesperación que destruye este mundo.

En ese instante se entiende que la “Nada” es ese vacío terrible que queda cuando perdemos a una persona amada, esa soledad que lo destroza todo y que puede convertirse en una depresión en la que todo pierde su sentido y deja de importar. Sin embargo, enfrentarse a G’mork le da fuerzas a Atreyu para afrontar el reto final: comprender y superar su dolor.

La historia interminable Emperatriz Infantil

Emperatriz Infantil

El Oráculo del Sur le dice a Atreyu que la Emperatriz Infantil puede salvarse si un niño le cambia el nombre. Entonces Bastian reacciona diciendo: “Qué pena que no me pregunten, mi madre tenía un nombre precioso”, por lo que se aprecia que salvar “Fantasía” es una manera para compensar el hecho de no haber podido salvar a su madre, una forma de exorcizar sus culpas y remordimientos.

Más tarde, cuando Bastian le cambia el nombre, la Emperatriz le revela que “Fantasía” se puede salvar pidiendo deseos y que él tiene una cantidad ilimitada. Curiosamente, Bastian no desea que su madre vuelva a la vida, sino que cabalga sobre Falcor y asusta a los niños que antes lo acosaban, lo cual revela que ha aceptado la pérdida y ha decidido afrontar los problemas que tienen solución en su vida real.

Sin duda, el mundo de “Fantasía” le proporcionó a Bastian un lugar donde proyectar su dolor para poder procesar sus emociones, una estrategia a la que recurren muchos niños cuando se sienten sobrepasados por la realidad. Por tanto, también puede servir de modelo a los niños que están pasando por un duelo o aquellos que se sienten tristes.

YouTube video

NOTA: Las referencias y diálogos pertenecen a la película, no al libro, que presenta una estructura más compleja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver información legal y reglas de comentarios