Hoteles en Santander donde alojarse con los más pequeños de casa

Te ayudamos a encontrar un hotel en Santander para tus vacaciones en familia

Hoteles en Santander

Si estáis organizando una escapada con los niños al norte de la península ibérica, Santander es un destino perfecto. La ciudad cuenta con una arquitectura muy interesante que merece la pena descubrir a través de su casco histórico y exponentes como la Catedral de Santander o el Centro Botín. Aunque sin duda, su auténtica joya arquitectónica es el Palacio de la Magdalena, una antigua residencia real de verano construida a inicios del siglo XX en la península homónima para Alfonso XII.

La ciudad también atesora preciosas playas donde disfrutar de un día diferente en familia como la Playa del Sardinero y cuenta con diversos espacios pensados para el entretenimiento infantil como Dibertipark, el Planetario o el Museo Marítimo de Cantabria. Y, a tan solo 17 kilómetros de la capital cántabra, encontraréis el Parque de la Naturaleza de Cabárceno, un recinto natural donde conviven animales de diferentes especies en semilibertad.

Sin embargo, si no queréis que vuestros planes se tuerzan antes de empezar, nada mejor que elegir un hotel especialmente preparado para alojar a las familias con niños. Si bien los hoteles de la ciudad son conocidos por sus ofertas para viajes de negocio y en pareja, tanto en el centro como en los alrededores de Santander también encontraréis diversos hoteles abiertos a convertir la estancia de los más pequeños de casa en una experiencia inolvidable.

5 hoteles donde disfrutar de unas vacaciones con niños en Santander

En Etapa Infantil hemos confeccionado una lista con algunos de los mejores hoteles para alojarse con niños en la ciudad de Santander. ¿Os animáis?

1. Hotel Chiqui Santander

Hotel Chiqui, en Santander, Cantabria

Ubicado en plena Playa del Sardinero, a orillas del Mar Cantábrico, este elegante hotel es perfecto para disfrutar de una escapada familiar. Desde sus instalaciones podéis llegaros hasta el Palacio de la Magdalena, caminar por el paseo marítimo o daros un salto hasta la Isla de Mouro. El Chiqui Santander también organiza excursiones en bici y rutas de senderismo, a la vez que gestiona la práctica de deportes acuáticos en la playa.

No obstante, si preferís quedaros disfrutando de la maravillosa piscina infinita del hotel, Chiqui Santander cuenta con un servicio de canguro para que podáis relajaros con la tranquilidad de saber que vuestros hijos están en buenas manos. También tiene una ludoteca infantil donde los peques podrán entretenerse. Y además, ¡su restaurante ofrece un menú para los niños para que también disfruten de sus platos preferidos!

2. Hotel Santemar

Hotel Santemar, en Santander, Cantabria

Situado en primera línea de la Playa del Sardinero, este hotel no solo está diseñado para los viajes de negocio sino también para disfrutar de unas vacaciones con los más pequeños de casa. De hecho, cuenta con habitaciones familiares equipadas con todas las comodidades para que no echéis en falta ningún detalle: hay habitaciones comunicadas para que tengáis a los niños siempre cerca y además, brindan cunas y camas supletorias donde pueden alojarse los menores de 12 años.

Además, el hotel tiene una zona de juegos dotada de distintos entretenimientos donde los niños podrán divertirse y hay un jardín japonés muy chulo en el que podrán pasar un rato en contacto directo con la naturaleza. Para que podáis descansar con tranquilidad, el hotel ofrece además servicio de niñera con previa reserva. ¡Y los menores de 2 años pueden alojarse gratis en cunas! Eso sí, esta prestación está sujeta a disponibilidad.

3. Hotel San Millán & Spa

Hotel San Millán & Spa, en Santander, Cantabria

A las puertas de la ciudad se erige este hotel, un alojamiento cómodo y práctico para descubrir Santander con niños. De hecho, cuenta con habitaciones muy amplias, perfectas para tener cerca a los más pequeños de casa. Sin embargo, lo que en realidad convierte al Hotel San Millán & Spa en un alojamiento ideal para la familia son sus múltiples espacios dedicados al ocio y el entretenimiento: tiene un parque infantil y un precioso jardín donde los niños pueden divertirse al aire libre.

Además, el hotel cuenta con un spa donde podéis relajaros en el baño turco o en el área de hidromasaje mientras los niños toman lecciones de judo y aikido en la zona deportiva. Las sesiones están dirigidas por monitores especializados en estas disciplinas, de manera que podéis tener la tranquilidad de que los niños están en buenas manos.

4. Eurostars Hotel Real

Eurostars Hotel Real, en Santander, Cantabria

Situado en lo alto de una colina, frente a la Playa de los Peligros, este hotel de aires afrancesados no solo es perfecto para una escapada romántica en pareja sino también para descubrir Santander con niños. Desde sus instalaciones podéis llegar con facilidad a los diferentes puntos de interés de la ciudad, visitar los centros de atracciones infantiles y disfrutar de los deportes acuáticos en la playa.

De regreso al hotel os aguardarán amplísimas habitaciones familiares con todas las comodidades, donde podéis descansar con la tranquilidad de tener a los peques cerca. No obstante, uno de sus espacios estrella es el jardín que rodea las instalaciones. Se trata de un entorno natural en el que coexisten más de 80 especies de rosas y donde podéis disfrutar de un paseo al aire libre con los más pequeños de casa. Y, si queréis relajaros con uno de los tratamientos que ofrecen en su centro de talasoterapia, el hotel ofrece servicio de niñera para que los peques no se aburran ni un solo momento.

5. Hotel Bahía

Hotel Bahía, en Santander, Cantabria

Si queréis recorrer Santander con niños, este hotel es perfecto para que os alojéis. Esto porque está ubicado en pleno centro de la ciudad, muy cerca de los lugares de interés más emblemáticos y rodeado de muchísimas ofertas de ocio y gastronomía. De hecho, desde sus instalaciones podéis llegar andando al Centro Botín, los Jardines de Pereda, la Catedral de Sabadell y el Museo de la Prehistoria.

Y además de práctico, el Hotel Bahía cuenta con todas las comodidades que necesitáis para disfrutar de una escapada con los niños: tiene habitaciones familiares con literas y camas supletorias para los más pequeños de casa, gratis para los menores de 11 años. Además, cuenta con una oferta gastronómica exquisita en la que también incluyen un menú infantil para que los niños también puedan disfrutar de sus platos preferidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios