Albergues donde pasar la noche con niños en España

Te ayudamos a elegir un albergue ideal para ir en familia

Albergue

Los albergues son una alternativa diferente y económica para disfrutar de unas vacaciones con los más pequeños de casa. No solo cuentan con instalaciones dotadas con todos los servicios que necesita una familia, sino que suelen tener programas de actividades para que la diversión y el entretenimiento no falten. Dado que a menudo están ubicados en destinos naturales, brindan la posibilidad de disfrutar de aventuras al aire libre y pasar un tiempo de calidad en familia mientras los peques viven experiencias nuevas.

Además, son una excelente opción para conocer a otras personas y hacer nuevos amigos, una manera para que los niños desarrollen sus habilidades sociales. Afortunadamente, en España existen muchísimos albergues muy bien equipados y preparados para recibir a una familia. En Etapa Infantil hemos recopilado algunos de los mejores albergues de la península ibérica donde podéis disfrutar de una escapada con los más pequeños de casa.

7 albergues españoles donde los niños se lo pasarán muy bien

1. Alberg Costa Brava, en Girona

Alberg Costa Brava, en Llançà, Girona

Albergue Costa Brava, en Llançà, Girona

Ubicado en la Costa Brava, este albergue es una opción excelente para disfrutar de una escapada con los niños. En un entorno natural único, muy cerca de playas como Canyelles, Cap Ras y Bramant, es un enclave perfecto para disfrutar lo mismo de un baño en el mar y deportes acuáticos que de rutas de senderismo entre calas, pueblos con encanto o zigzagueando por las montañas.

El Alberg Costa Brava cuenta con habitaciones amplias, algunas incluso con baño privado, donde podéis alojaros con la tranquilidad de tener a los niños cerca. Además, hay una cocina y barbacoa compartidas, aunque el albergue también cuenta con un buffet para sus huéspedes, servicio de comida para llevar y almuerzos bajo petición. Y para que los peques puedan divertirse mientras descansáis, las instalaciones incluyen un salón común y una sala de juegos en la que hay libros y juegos de mesa.

2. Albergue Areitz Soroa, en Vizcaya

Albergue Areitz Soroa, en Galdames, Vizcaya

Albergue Areitz Soroa, en Galdames, Vizcaya

Si buscáis un destino rural donde pasar unos días con los más pequeños de casa, este albergue ubicado en Arce, a 32 kilómetros de Bilbao es una alternativa perfecta. Desde sus instalaciones podéis emprender rutas de senderismo y trail guiados, así como disfrutar de paseos familiares en plena naturaleza. Si preferís quedaros en el albergue, Areitz Soroa cuenta con cómodas habitaciones, una cocina compartida, un precioso jardín y un área de picnic, donde podéis pasar un rato en familia inolvidable.

Sin embargo, uno de los mayores reclamos de Areitz Soroa son sus múltiples actividades pensadas para el entretenimiento tanto de los niños como de sus padres. En este albergue podéis aprender las bases de la agricultura ecológica con el método Babesten y a elaborar pan artesano. Además, se organizan talleres infantiles en el huerto y con los animales del caserío, una manera diferente de acercar a los pequeños a la naturaleza.

3. Bela Muxía, en La Coruña

Albergue Bela Muxía, en Muxía, A Coruña

Albergue Bela Muxía, en Muxía, A Coruña

El albergue se encuentra ubicado en la Costa da Morte, a una hora en coche de Santiago de Compostela, un enclave perfecto para disfrutar de unos días de descanso, lejos del bullicio de la ciudad. Desde las instalaciones podéis daros un chapuzón en las playas que se encuentran a tan solo 10 minutos en coche, dar un paseo en bicicleta por los alrededores o emprender algunas de las rutas de senderismo que se adentran en la naturaleza.

No obstante, el Bela Muxía también cuenta con algunos espacios para que conozcáis la cultura de la comarca: tiene una exposición temática con algunas de las leyendas, poemas y textos más icónicos de Muxía, la Costa da Morte y el mar. Además, posee varias salas comunes donde podéis intercambiar experiencias con otros huéspedes, así como varias terrazas y un mirador en el que podéis disfrutar de un merecido descanso. Vale destacar que el albergue cuenta con habitaciones tanto privadas con baño propio como compartidas con baño compartido para que podáis elegir la que mejor se adapta a vuestras necesidades.

4. The Hat Madrid, en Madrid

Albergue The Hat Madrid, en Madrid

Albergue The Hat Madrid, en Madrid

Desde la privilegiada ubicación en pleno centro del The Hat Madrid podéis descubrir los encantos que esconde esta preciosa ciudad con los niños. El albergue se encuentra situado a menos de 100 metros de la Plaza Mayor, entre la Gran Vía y La Latina, rodeado de múltiples opciones de entretenimiento, ocio y gastronomía para que podáis disfrutar de Madrid a plenitud. Sin embargo, uno de sus mayores reclamos son sus habitaciones familiares y privadas, con baño propio, con las que no echaréis en falta la comodidad del hogar.

The Hat Madrid no deja ningún cabo suelto, por eso cuenta con un servicio de embajadores que os ayudará a organizar vuestras rutas por la ciudad, conseguir las entradas para los conciertos o clubs y encontrar los mejores restaurantes de la zona. Además, tiene una terraza con unas maravillosas vistas a Madrid, donde podéis disfrutar de un rato de calidad en familia. ¡Y brinda desayuno buffet!

5. Conviven: Albergue y Espacio Ecocultural, en Málaga

Conviven: Albergue y Espacio Ecocultural, en Viñuela, Málaga

Conviven: Albergue y Espacio Ecocultural, en Viñuela, Málaga

Ubicado a 30 kilómetros de Málaga, junto al Parque Natural de Sierra Tejeda, Almijara y Alhama, se erige este albergue diseñado para las familias que apuestan por un estilo de vida comprometido con el medio ambiente. De hecho, cuenta con un huerto e invernadero ecológico, donde tanto los niños como sus padres podrán conocer todo sobre la agricultura natural, a la vez que organizan cursos y eventos sobre conciencia ambiental, excursiones de turismo activo y sostenible y rutas de senderismo.

Además, sus instalaciones incluyen un aula en la que imparten talleres para los niños, una sala movimiento dedicada a la expresión corporal y un salón de uso múltiple donde tendréis la oportunidad de intercambiar experiencias con otros huéspedes. También cuenta con un espacio exterior con mesas en el que podréis organizar un picnic en familia o disfrutar de un relajante descanso mientras los niños juegan en los alrededores. Vale destacar que ofrece aparcamiento privado gratuito y que brinda servicios de alquiler de bici para que podáis recorrer los alrededores con mayor comodidad.

6. Albergue de Soba, en Cantabria

Albergue de Soba, en Bustancillés, Cantabria

Albergue de Soba, en Bustancillés, Cantabria

Situado entre Burgos y Vizcaya, en la localidad de Lavín, encontraréis este precioso albergue de aires rurales, perfecto para disfrutar de una escapada con los peques. Desde sus instalaciones podéis realizar múltiples actividades en contacto directo con la naturaleza, desde rutas de senderismo a pie y en bici de montaña hasta espeleología, escalada o descenso en kayak y canoa por el río Gándara.

El albergue cuenta con todas las comodidades que podáis necesitar durante vuestra estancia: cuenta con habitaciones familiares y habitaciones compartidas para que escojáis la que mejor se adapta a vuestras necesidades, así como con una zona de picnic y una terraza para que podáis disfrutar de un día de relax en familia. Además, tiene una sala de juegos con mesa de ping pong, dardos, juegos de mesa y puzles, y un área exterior lúdica donde los peques también podrán divertirse.

7. Alberg Cal Manel, en Barcelona

Albergue Cal Manel, en Saldes, Barcelona

Albergue Cal Manel, en Saldes, Barcelona

Ubicado en la localidad catalana de Saldes, en un entorno natural privilegiado, se encuentra este albergue diseñado para los amantes de la montaña. De hecho, sus instalaciones están equipadas para que podáis guardar cómodamente las bicicletas y grandes mochilas de montaña que os acompañarán durante vuestras rutas de senderismo. Por supuesto, también cuenta con varios espacios verdes para que podáis descansar con tranquilidad mientras los niños juegan al aire libre.

Otra de sus mayores ventajas es que ofrece habitaciones tanto privadas con baño propio como compartidas, a la vez que tiene una cocina compartida y una barbacoa, donde podéis preparar vuestros platos preferidos. Además, tiene una sala lúdica con juegos de mesa, puzles y otros entretenimientos para que los peques no se aburran ni un solo momento. Y, para que no tengáis que preocuparos por el aparcamiento, dispone de parking gratuito en las inmediaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios