Ideas para sorprender a los niños el Día de Reyes

Día de Reyes

El 6 de enero es uno de los días más especiales y mágicos para los más pequeños de casa, y sus padres. Este día los niños se despiertan con ansias de saber si los Reyes Magos han pasado por su casa y qué regalos les han traído como recompensa por su buen comportamiento. Sin duda, es una jornada llena de emociones, sorpresas, alegrías y sobre todo, de mucha ilusión que los niños recordarán durante mucho tiempo. Por eso, es importante ayudarles a crear bonitos recuerdos de esta fecha que hagan que la magia cobre vida y que les permitan atesorar momentos únicos mientras crecen.

5 sorpresas diferentes y originales para despertar la ilusión de los peques el Día de Reyes

Más allá del regalo de reyes o el típico desayuno con el roscón, existen muchas otras ideas que puedes implementar el Día de Reyes para sorprender a los más pequeños de casa y regalarles una experiencia que recuerden siempre. He aquí algunas ideas diferentes y originales que pueden ayudarte a crear un Día de Reyes inolvidable.

1. Sorprende a los niños con unas galletas de los Reyes Magos

Galletas Reyes Magos

Una idea muy chula para sorprender a los niños el Día de Reyes es sumar al típico roscón de reyes unas galletas inspiradas en estos personajes. Lo único que necesitas es saber preparar unas galletas y un poco de imaginación para decorarlas. Existen muchas versiones que puedes preparar, desde las clásicas galletas de jengibre de Navidad o unas galletas de chocolate hasta unas galletas de vainilla o de avena.

Luego, solo necesitas decorar las galletas. Puedes derretir chocolate negro para dibujar los cabellos más oscuros y chocolate blanco para los cabellos canosos, o recurrir a los colorantes alimentarios. Otra alternativa consiste en diseñar todas las formas con la masa de galletas y montarlas antes de hacerlas en el horno. El resultado no dejará indiferentes a los niños y será una manera diferente de celebrar esta fecha que les causará sensación.

2. Deja las huellas de los reyes por casa

huellas reyes

Otra sorpresa que los niños adorarán encontrar el Día de Reyes son las huellas de que los Reyes Magos de Oriente han estado en casa. Así que si quieres sorprenderlos, solo tienes que dejar huellas desde la entrada de casa o una ventana hasta la zona de los regalos y luego en sentido contrario hasta la salida. Una idea consiste en utilizar una plantilla de huella como molde y espolvorear un poco de harina para dejar la marca en el suelo cuando la levantes.

Sin embargo, también puedes recurrir a otros trucos. Por ejemplo, si puedes conseguir un poco de arena, puedes dejar algunos rastros de arena por la casa para que los niños sepan que los reyes han estado por ahí. También puedes recrear algunas cagarrutas de camello con carbón natural o dejar un guante o una corona al descuido sobre el sofá o cerca de los regalos. Se trata de una idea original que dejará a los niños alucinados en la mañana y que seguramente les contarán con ilusión a sus amigos.

3. Incluye una carta de respuesta firmada por los Reyes Magos

Carta de respuesta firmada por los Reyes Magos

Los niños son muy fáciles de impresionar, por eso seguramente se sorprenderán de recibir junto a su regalo una carta del puño y firma de los Reyes Magos de Oriente. Existen diferentes sitios web donde puedes descargar e imprimir cartas ya redactadas donde lo único que tienes que hacer es cambiar el nombre de los peques. Sin embargo, otra opción es prepararla en casa intentando modificar un poco la caligrafía para que los niños no la reconozcan.

Puedes dejar la carta junto al regalo de los peques o, si quieres añadirle una dosis de realismo, puedes introducirla en el buzón de casa e ir temprano con los niños a revisarlo para que la encuentren de primera mano. Otra alternativa es introducirla por debajo de la puerta de entrada o colocarla discretamente bajo su almohada sin que se den cuenta mientras duermen. Sin duda, será un bonito recuerdo que podrán conservar de su infancia.

4. Organiza un tesoro escondido

Mapa tesoro escondido

¿A qué niño no le gustan los tesoros escondidos? Se trata de una actividad que los peques adoran y que además les ayuda a entrenar su pensamiento lógico, su sentido de la orientación y su capacidad de análisis. Por eso, una buena idea para preparar una noche de reyes diferente consiste en organizar un tesoro escondido en lugar de dejar el regalo bajo el árbol de Navidad o cerca de una ventana.

Ya sea con un mapa donde esté dibujado el lugar donde se esconde el regalo o con una serie de pistas, la idea es que el pequeño deba descubrir el lugar dónde los reyes han dejado su regalo. Una vez más puedes encontrar algunos modelos descargables en Internet, pero también lo puedes hacer en casa para añadirle un toque más personalizado. Los niños seguramente adorarán seguir este acertijo para encontrar su regalo mientras pasan un rato divertido en compañía de quienes más quieren.

5. Deja comida para los tres Reyes Magos

Comida para Reyes Magos

Otra manera de crear una noche de reyes diferente y que les haga ilusión a los niños consiste en preparar unas galletas para los Reyes Magos. Puedes comprarlas ya preparadas, pero también puedes hornearlas en casa con ayuda de los pequeños, aprovechando para disfrutar de un tiempo de calidad en familia. Luego, lo único que te queda hacer es colocar las galletas en un plato junto a tres vasos con refresco o agua al pie del árbol de Navidad con los peques antes de ir a la cama.

También puedes colocar junto a los niños un recipiente con agua y un poco de hierba en la puerta de entrada para los camellos. Eso sí, debes asegurarte de retirar todo antes de que los niños se levanten. Si lo prefieres, puedes dejar algunas migas para que crean que los reyes se las han comido y darle un toque de realismo a la experiencia o, incluso, dejar una nota de agradecimiento de parte de los Reyes Magos. ¡Los niños adorarán el detalle!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios