Por qué no debes obsesionarte con los hitos infantiles

hitos infantiles

Merece la pena empezar diciendo algo que todo el mundo sabe: cada niño es un mundo y no puedes pretender que tu hijo/a evolucione antes que otro. Debes respetar sus ritmos y su evolución, de hecho, es necesario que lo respetes y que no te obsesiones con los hitos infantiles. Si bien es cierto que los hitos infantiles pueden servirte de referencia para saber si tu hijo evoluciona y se desarrolla correctamente, es importante que no te obsesiones con esto. Pero, ¿por qué?

Sin comparaciones se vive mucho mejor

Aunque es cierto que las comparaciones no se pueden evitar en algunas ocasiones y que además, pueden ser de lo más natural. No te obsesiones con esto. No pienses que tu hijo de 13 meses aún no ha arrancado a caminar y que el hijo de tu vecina anda desde los 10 meses.

Si tus hijos van a la escuela y ves que parece que otros niños van más adelantados que el tuyo… Lo importante para que alcance el éxito en el futuro no son las notas académicas, es la felicidad y la motivación que sienta tu hijo/a para seguir hacia sus metas. Las etiquetas solo machacan la autoestima de los niños, no tengas la esperanza de que tu hijo/a sea mejor que otros, simplemente permite que sea él/ella.

Los niños pequeños

Parece inevitable que en escuelas infantiles los padres miren a otros niños para comparar cómo se desarrollan sus hijos. Los hitos de desarrollo son como las varas de medir a estas edades. Como todo el mundo sabe, los bebés ‘deben’ aprender a darse la vuelta a los 3 meses, a sentarse a los 6, caminar a los 12 meses, hacer sus necesidades a los dos años y medio, a montar en triciclo a los tres años… ¿Y a conducir un coche a los 18?

Aunque aprender a conducir no es tan predecible porque dependerá de muchos otros factores (economía, madurez del chico/a, etc.) los otros hitos del desarrollo son más relativos. El desarrollo de un niño es un proceso continuo, puede ser en línea recta, con retrocesos o simplemente, deberás esperar pacientemente a que lleguen mientras le estimulas de forma temprana para mejorar sus habilidades (pero sin presionar).

Hitos de desarrollo infantiles

La diferencia de apenas algunos meses en los niños pequeños puede marcar grandes avances en los pequeños por ejemplo cuando tienen menos de tres años. A medida que crecen esto va variando y las diferencias no son tan acentuadas. Pero que tu hijo camine a los 15 meses y el hijo de tu amiga a los 9, eso no hará que uno tenga más éxito que el otro en su vida futura.

La maravilla de la imprevisibilidad

Una de las grandes maravillas de la niñez es su imprevisibilidad. Los niños pequeños te sorprenderán en sus hitos de desarrollo y no te debes desesperar ni obsesionar con eso. Si tu hijo tiene dos años y aún no hace pis o caca solo, no te obsesiones en quitarle el pañal y espera a que te muestre las señales para saber que realmente está preparado para dar el paso.

Si tu hijo con 3 años no monta en triciclo, quizá es porque simplemente no le gusta. No necesitas tener ansiedad por eso. Aunque está claro que si tienes preocupaciones sobre el desarrollo de tu hijo no dudes en acudir a tu pediatra para que le evalúen. Pero recuerda de no obsesionarte con el tiempo de cada hito infantil, los niños tienen su manera de encontrar su propio ritmo sin necesidad de que les presiones para conseguir sus metas evolutivas. Solo preocúpate en estimularle adecuadamente para que sea capaz de sentir esa motivación para seguir un buen desarrollo.

Deja un comentario sobre “Por qué no debes obsesionarte con los hitos infantiles”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!