Deja a un lado el complejo de mártir

madre complejo de mártir

Sí, muchas madres pueden sentirse cansadas y malhumoradas gran parte del día porque tienen muchas tareas que cumplir y poco tiempo para ellas mismas. Es algo normal que ocurre a muchas madres porque tienen tantas tareas durante el día que se olvidan de ellas mismas: las actividades extraescolares de los niños, la comida, la casa limpia, la compra, arreglar las cosas, trabajar, etc. Y así los días van pasando.

Exageraciones que te hacen sentir mal

Exagerar. Quejarte. Repetir con las exageraciones y las quejas. Es la peor forma de poder motivarte para poder estar bien. Es como si mordieras más de lo que puedes masticar… Con esto quiero decir que hay madres y padres que sin darse cuenta se achacan más responsabilidades de las que pueden hacer frente sin pasar por el castigo del estrés. Está claro que puedes ser voluntario/a para las fiestas del colegio de tu hijo, pero si tienes que cuidar de un bebé y de tus hijos en casa y además salir a trabajar, ¿estás seguro/a de que tienes tiempo para dedicar a esas actividades?

Es cierto que la sensación de gratitud y admiración por parte de los demás por todo lo que eres capaz de hacer es sin duda una gran recompensa, pero, ¿realmente es lo que quieres? ¿Prefieres que personas que realmente ni te importan te admiren o prefieres ser tú misma y disfrutar de la vida sin tantas responsabilidades que realmente no te benefician en nada?

Cuidado con los malabarismos

Si haces malabarismos cada día sin darte cuenta llegará esa sensación de mártir que no te dejará en paz. Te quejarás de la vida y de todo lo que tienes que hacer, pero sobre todo te quejarás de la falta de tiempo. Tienes razón, te quejas con motivo… Pero, ¿es necesario quejarte o merece más la pena buscar soluciones para estar mejor? Si tomas demasiadas responsabilidades llegará un momento en el que no podrás más y hasta la más mínima tarea te parecerá la montaña más alta que debas atravesar. No llegues a esos niveles de estrés o afectarás a tu salud.

No estás sola ante el mundo. No tienes que estarlo. Estás rodeada de personas que si sabes delegar bien las responsabilidades te acompañarán en este camino. Empieza por tu hogar y tu pareja. Tu pareja no tiene que ayudarte en nada, porque tu pareja tiene las mismas responsabilidades que tú. Así que empezad a hacer una tabla de tareas donde podáis dividiros las responsabilidades. Deja de guardar rencor hacia los demás por sentir que lo haces todo tú o que sin ti las cosas no rodarían. Sí pueden rodar igualmente, solo tienes que ver cómo ocurre.

complejo de mártir

Piensa en ti

Para dejar de sentirte mártir cada día, es necesario que empieces a pensar más en ti, en lo que necesitas y en cómo puedes hacer las cosas para priorizar lo importante y que además, puedas tener tiempo para dedicarte a ti y a tus necesidades. Descubre de dónde viene ese malestar que sientes y después, enfréntate a ello para domar a esa bestia que te hace sentir así de mal.

Aunque el concepto de auto-sacrificio se puede encontrar en todas las religiones y culturas es algo que se ha quedado obsoleto en la actualidad. No te dejes influenciar por los valores sociales que están importados de hace miles de años. Aunque en el pasado a los mártires se les consideraban como valientes, virtuosos y fuertes… Tú eres padre o madre, no mártir. El sufrimiento no tiene que ser tu forma de vida. Expresa tus intenciones, tus emociones y ten al menos 20 minutos diarios de egoísmo, para pensar solo en ti.

Deja un comentario sobre “Deja a un lado el complejo de mártir”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!