Ninguna madre quiere que sus hijos la recuerden eternamente estresada

madre estresada

¿Tus hijos te recordarán como una madre estresada cuando crezcan? Esto quizá puede aterrorizarte de verdad, puesto que ninguna madre quiere que sus hijos la recuerden estresada eternamente. Hay algunas maneras para cambiar el manejo del estrés, pero también es fundamental que sepas cómo te relacionas con tus hijos y si hay algo que se debería cambiar para que puedas llevar mejor tu día a día.

Quizá no hayas considerado aún la importancia de tu autocuidado, y es que cuidarte y sentirte bien es igual de importante que cualquier otra necesidad de salud y seguridad en tu familia. El estrés por pagar las facturas, equilibrar el trabajo con las obligaciones familiares y la culpa por no poder pasar todo el tiempo que quisieras con tu familia y tus hijos, puede hacer que te sientas abrumada y estresada en muchas ocasiones.

Empieza a gritar menos y a escuchar más

Es posible que a medida que tus hijos crecen la vida haga que estés más ocupada y que a causa de este estrés, grites más y suspires por frustración demasiadas veces. En ocasiones puedes sentir cómo la vida se tuerce y cómo todo parece un auténtico desastre. Pero cuando esto ocurre quizá te preguntes algo: ¿Tus hijos te recordarán como una madre estresada cuando crezcan? Si crees que sí, es hora de empezar a cambiar esto.

Para empezar a gritar menos y a escuchar más tendrás que comenzar a observar tus propios pensamientos y cómo las emociones te distraen en el día a día. Cuando notes que el estrés ha llegado para torcer la situación, es necesario pararse en seco y respirar. Suena bastante fácil pero cuando se intenta puede ser más complicado de lo que parece. Es necesario encontrar los pensamientos y emociones intrusivos para que los entiendas como simples pensamientos y no como realidades creíbles que te hacen sentir demasiado malestar.

Quizá cuando comiences a ser consciente de tus pensamientos intrusivos te des cuenta que hay algunos patrones como pensamientos de culpa, ansiedad, estrés o todo junto.

madres estresadas

Deja a un lado las expectativas poco realistas

Si tienes expectativas poco realistas debes saber que son una terrible trampa emocional para ti. Establecer expectativas poco realistas y después sentirse culpable cuando esos objetivos no se han alcanzado… Es una trampa emocional demasiado común para los padres. A veces la culpa, sentir que tu comportamiento es lamentable o que no sabes cómo manejar algunas situaciones en concreto… Todo esto puede hacer sientas vergüenza o la sensación de que no tienes valor pueden contigo y esto puede ocasionar depresión y ansiedad.

Todas estas sensaciones pueden hacerte andar en una cuerda floja para caer en una depresión, por eso es fundamental manejar esta situación siendo consciente de lo que te ocurre, por qué te ocurre y después, poner de tu parte para poder salir de ese bucle de estrés que no te deja ni pensar. Buscando tiempo para ti misma y para tu familia, priorizando en el día a día y organizando las actividades cotidianas para que todos sepan qué hay que hacer en cada momento.

Establece límites razonables

Es imprescindible que para que tus hijos no te recuerden eternamente estresada y que tú tengas una mejora emocional y sientas que tienes el control, deberás establecer  límites razonables y aprender a decir no siempre que sea necesario. Acepta que en ocasiones puedes perder los nervios pero cómo reaccionas a ello será esencial para cómo te sientas después. Si gritas a tus hijos por un punto alto de estrés, después pídeles perdón y buscar formas de mejora. 

El objetivo no es ser una madre perfecta, ni mucho menos. El objetivo es estar presente en la vida de tus hijos y sentirte relajada, independientemente de las obligaciones que tengas… Priorizar y organizar se convierten en tus tareas principales. Así, tus hijos se sentirán amados y seguros cada día de su vida y serás su apoyo más importante.

Deja un comentario sobre “Ninguna madre quiere que sus hijos la recuerden eternamente estresada”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!