Problemas habituales en la escuela que los padres deben hacer caso

Problemas escuela

A lo largo del año escolar es posible que los profesores hagan llamadas a los padres porque están preocupados por el comportamiento del niño o adolescente. A veces, los problemas que los niños manifiestan en la clase pueden ser producto de lo que ocurre en casa y otras veces, puede ser derivado de problemas en la misma escuela. De cualquier manera, es lógico que muchos de los comportamientos que se observan en los centros educativos deban tratarse primero en la escuela, aunque luego se informe a los padres.

Existen algunos problemas habituales en la escuela que hacen que después los padres busquen ayuda de profesionales para poder solventarlo y que la calidad de vida y el éxito académico de sus hijos pueda mejorar. Algunos de estos problemas habituales en la escuela son los siguientes.

Problemas habituales en la escuela que los padres no deben obviar

No prestar atención en clase

Cuando un niño o adolescente no presta atención en clase, los padres a menudo pueden preocuparse y pensar que quizá su hijo tenga Déficit de Atención o TDAH. Aunque es cierto que puede ser una posibilidad, la falta de atención también puede ser un síntoma de aburrimiento, falta de sueño, una alimentación inadecuada, preocupación u otros problemas emocionales. Cuando la falta de atención es un problema demasiado frecuente, entonces los niños pueden sufrir angustia emocional y por eso es importante buscar intervención de un profesional.

No es capaz de hacer amigos

En primaria es bastante común que a los niños les cueste hacer amigos, porque están empezando a aprender sus habilidades sociales y no siempre es fácil. La posibilidad de padecer un trastorno del espectro autista puede ser real cuando existen muchas dificultades sociales, pero la realidad puede ser simplemente que el niño sea tímido o que no tenga experiencias en entornos sociales. Incluso podría estar teniendo una pequeña fobia social. Si los maestros aprecian este problema en los niños y ven que es algo que persiste, será importante buscar asesoramiento profesional.

Problemas habituales en la escuela

Conductas disruptivas

Cuando un niño o adolescente tiene un comportamiento perjudicial en clase, normalmente se considera que es un problema estrictamente de conducta, sin tener en cuenta todas las posibles razones que pueden llevarle a tener ese tipo de comportamiento.

Muchas veces, igual que en la mayoría de los problemas, siempre hay una razón subyacente. En primer lugar, los niños y adolescentes son extremadamente vulnerables a la necesidad de aceptación social. Esta necesidad puede conducir a comportarse de maneras poco apropiadas e incluso pueden poner en peligro su seguridad. También pueden tener malos comportamientos porque se aburren, porque no entienden lo que se les dice o porque siente demasiada presión. En muchas ocasiones los adultos piensan que a sus hijos no les importa nada por su actitud pero la realidad es todo lo contrario. 

Muestras de agresividad o ira

Cuando los niños actúan agresivamente hacia otros o expresan un alto nivel de ira, puede ser preocupante. La ira o la agresividad siempre aparece cuando existen sentimientos negativos en el interior de una persona: si una persona se siente mal, actuará mal y si se siente bien, actuará bien. Un niño o adolescente que se comporta mal, no quieren sentirse de esa manera.

En muchas ocasiones pueden sentirse molestos por cosas que ocurren en casa, como un divorcio, un problema en la escuela, etc. Cuando un niño está enfadado y actúa con agresividad o ira es necesario buscar ayuda de un profesional para que puedan trabajar la ira y que los niños entiendan las emociones que sienten en cada momento. Así, podrás aprender estrategias de afrontamiento positivas.

Deja un comentario sobre “Problemas habituales en la escuela que los padres deben hacer caso”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!