Qué es el refuerzo positivo

Refuerzo positivo

El refuerzo es el proceso en el que una conducta se fortalece con la consecuencia inmediata que sigue de forma fiable en su ocurrencia. ‘Reforzar’ un comportamiento es hacer que se produzca con más frecuencia. Cuando un tipo de comportamiento es seguido por el refuerzo habrá un aumento de la frecuencia futuro de ese tipo de comportamiento. Esto significa que si se involucra a una persona en una conducta determinada y el comportamiento obtiene algo bueno, entonces es más probable que ese comportamiento se repita en el futuro.

Por ejemplo, cuando se quiere encender el televisor se enciende con la tecla ‘ON’ y antes de encender el televisor estaba apagado, así que después de pulsar el botón se consigue lo que se quería: encender el televisor. Por lo tanto, en el futuro se apretará el botón de encendido para encender el televisor, se ha producido un refuerzo. Pero no utilizarás el botón del volumen para encender la televisión porque sabes que no sirve para esa función. La duración, la latencia, la magnitud y/o topografía de los comportamientos también pueden reforzarse.

Cuándo se produce el refuerzo ‘positivo’

El término ‘positivo’ se utiliza en conjunción con el refuerzo para denotar una forma específica de refuerzo. Esto no quiere decir algo ‘bueno’ concretamente, pero en cambio el término positivo se relaciona más con el término matemático de ‘adición’. Esto se debe a que el refuerzo positivo es la adición de algo como resultado de un comportamiento después de haber participado en este comportamiento.

Antes de estar involucrado en el comportamiento, lo que se quería no estaba presente, pero después de haberse involucrado en el comportamiento lo que querías está presente y por tanto, el comportamiento se refuerza y se repite en el futuro. Es importante para que se refuerce adecuadamente que hay que separar a la persona del comportamiento.

Qué es el refuerzo positivo

Algunos ejemplos de refuerzos positivos

Para entender cómo funcionan los refuerzos positivos en el mundo infantil, es mejor primero entenderlo cómo funcionan también en el mundo adulto:

  • Después de ejecutar un giro durante una lección de esquí, tu instructor grita: ‘¡Buen trabajo!’
  • En el trabajo, se excede la cuota de ventas de este mes, por lo que tu jefe te da un bono extra a fin de mes.
  • En clase de psicología, ves un vídeo sobre el cerebro humano y escribes un artículo sobre lo que has aprendido. Tu profesor te da puntos adicionales por el trabajo bien hecho.

Como ves, los refuerzos positivos también se realizan a los adultos. En cada una de las situaciones descritas en los puntos anteriores, el refuerzo es un estímulo adicional que se produce después del comportamiento y aumenta la probabilidad de que el comportamiento se produzca de nuevo en el futuro.

Aunque es necesario saber que el refuerzo positivo no siempre es una buena opción. Por ejemplo, cuando un niño se comporta mal en una tienda, los padres pueden darle un toque de atención extra e incluso comprar un juguete si se porta bien. En este caso los niños aprenden rápidamente que pueden llamar la atención de sus padres (de forma positiva o negativa) para conseguir lo que quieren. En este caso se estaría reforzando el mal comportamiento, la mejor solución sería utilizar el refuerzo positivo solo cuando el niño muestra un buen comportamiento.

Una vez que se entiende exactamente qué es el refuerzo y el refuerzo positivo, será mucho más fácil aprender a aplicar la herramienta de refuerzo positivo en los niños y en su crianza. El refuerzo es una forma estupenda de poder impulsar buenos comportamientos y que además, se interioricen y se repitan en el tiempo.

Deja un comentario sobre “Qué es el refuerzo positivo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!