Sentimiento de culpabilidad en tu segundo embarazo

Algunas madres incluso lloran por este malestar emocional

Sentimiento culpabilidad segundo embarazo

Es posible que estés pensando, ¿por qué te vas a sentir culpable en tu segundo embarazo? Es maravilloso poder ampliar la familia y más cuando es algo deseado o que se estaba esperando, ¿verdad? Sí, lo es, pero muchas madres se sienten culpables durante el segundo embarazo por dos cosas: ya no podrán estar tanto tiempo disponibles para su hijo primogénito y además, ¿cómo se puede querer a otro ser tanto como al primer hijo?

Muchos padres se preguntan si serán capaces de querer al hijo que está en camino como quieren al primero, sienten miedo de que su hijo primogénito se sienta a un lado o que el pequeño no tenga el mismo amor y las mismas atenciones que recibió el primero. Pero hay algo muy importante en todo esto, y es que el amor de un padre o una madre por sus hijos, no se divide… ¡se multiplica! 

La aparición del sentimiento de culpabilidad

Este sentimiento de culpa junto con las hormonas del embarazo pueden hacer que una madre pueda incluso llorar al sentirse tan tremendamente mal por pensar que su hijo ya no tendrá su tiempo exclusivo. Depende de la edad de los hijos primogénitos pueden entender que cuando nazca el bebé los padres tendrán menos tiempo y que ellos, como hermanos mayores también tendrán otras responsabilidades. Pero cuando son más pequeños es más complicado que lo entiendan y lo asimilen. 

Realmente que se tenga otro bebé es algo positivo puesto que el hijo tendrá un hermano y podrá aprender grandes valores que solo éste puede transmitir. Querer tener otro hijo no significa querer menos al primero, ni mucho menos. Solo significa ampliar la familia, ampliar el amor entre todos. 

segundo embarazo

Pero las madres se sienten culpables y egoístas por esto mismo. ¿Quién nos asegura que un hijo primogénito será feliz cuando se convierta en hermano mayor? Hay hermanos que se quieren mucho pero otros que no se pueden ni ver… Pero esto último no tiene que ser así, es más, dependerá de la educación y los valores que se desarrollen dentro del núcleo familiar que los hermanos se lleven mejor o peor. Los padres son los encargados de promover una buena relación entre hermanos.

Ya no seréis tres, ahora seréis cuatro

Llegará el día en que ya no seáis tres en la familia, seréis cuatro y eso será lo mejor que os pueda pasar. El hermanito llegará para complementaros y para que os deis cuenta como el amor por los hijos simplemente no tiene fin. Si estás embarazada de tu segundo hijo y te sientes culpable por estarlo, debes saber que es normal y que son muchas las mujeres que se sienten así. Pero es temporal, porque cuando tu bebé nazca todos estos sentimientos se disiparán y te darás cuenta cómo tu hijo primogénito también sentirá un gran amor por su hermano. 

Tu primer hijo sabrá que el cariño de mamá y papá tampoco se divide, sino que también se multiplica. Las experiencias en familia, el saber que sois un núcleo familiar, que todos formáis parte de un mismo lugar… Todo esto hará que los niños se quieran, se respeten y se lleven bien como hermanos a medida que pase el tiempo. Como todo los hermanos del mundo, habrán momentos de disputas, pero nada que no se pueda solucionar con una buena educación y transmisión de valores por parte de los padres. También habrán momentos de afinidad, de amor, de risas, de juegos, de querer estar juntos, de pasarlo bien, momentos de relax en familia o de diversión todos juntos… Ahora ya lo seréis tres, seréis cuatro y la felicidad aumentará.

Deja un comentario sobre “Sentimiento de culpabilidad en tu segundo embarazo”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!