Si tienes un hijo tímido… no hagas esto

hija timida

Es importante que sepas diferenciar un niño tímido de uno introvertido. Cuando un niño es introvertido disfruta de la soledad, tiene pocos amigos por elección y no se siente triste o mal por ello. Cuando un niño o una persona de cualquier edad es tímido/a siente anhelo por no ser más sociable y envidia las habilidades sociales de aquellas personas que se muestran más extrovertidas en su vida.

Una vez que sabes la diferencia y te has dado cuenta de que tu hijo es tímido, entonces es importante que tengas en cuenta todo lo que te vamos a comentar a continuación. Son errores comunes que muchos padres cometen sin saber que deberían cambiar su manera de proceder.

La timidez: errores que se cometen

La timidez es un rasgo del carácter de la personalidad que con el tiempo puede desaparecer siempre y cuando se trabaje de la forma adecuada. Por eso, los padres deben tener en cuenta algunas claves para que un niño pueda superar la timidez con el tiempo en lugar de que con el paso de los años se agrave.

Si tu hijo es tímido no debes hacer nada de lo siguiente:

  • Obligarle a saludar cuando no quiere hacerlo
  • Ponerle en ridículo cuando no quiere saludar o interactuar con otras personas
  • Obligarle a hacer algo que no quiere y ponerle en evidencia solo porque no quiere hacerlo. Esto solo aumentará su vergüenza y se retraerá más.
  • Excusarle cuando no quiere hacer algo diciendo cosas como “es que es muy tímido”. Si le excusas le estarás reforzando esta conducta y colocándole la etiqueta de tímido.
  • Compararle con otros. No es aconsejable para nada que le compares con otras personas (ni familiares ni amigos).
hijo timido consejos

Lo que sí tienes que hacer

En cambio, lo que sí que necesita un niño tímido es que le dejes espacio para que sienta que es capaz de hacerlo. Proporcionar situaciones seguras donde pueda relacionarse con los demás sin sentir presión social de ningún tipo.

Además, también es importante que trabaje desde pequeño las habilidades sociales para poder relacionarse con otras personas de manera que pueda hacerlo sin sentir ansiedad. Para esto, lo ideal es que sigas los siguientes consejos:

  • Proporciona pequeños retos para socializar como invitar a un amigo a casa a merendar. Alaba sus logros para que vaya teniendo confianza en sí mismo y en su capacidad de relacionarse con los demás.
  • Mantén el contacto con profesionales que trabajan con tu hijo cuando tú no estés delante, como profesores o monitores de extraescolar. Así podrás saber cuál es su comportamiento con los demás niños cuando tú no estás delante.
  • Cuando alguien le pregunte algo, si tiene la capacidad y edad suficiente para contestar por sí mismo, no contestes por él. Deja que se exprese libremente.
  • Anímale a hablar en público o a cantar, siempre que quiera hacerlo. Nunca le obligues a hacer algo que no quiere hacer en ese momento determinado.
  • Enseña habilidades sociales siendo tú su mejor ejemplo. Si tienes una vida activa socialmente tu hijo aprenderá gracias a verte a ti relacionarte con los demás a comunicarse con otras personas. Lo ideal es quedar con otros adultos con niños, hacer amistad con los vecinos, con padres del cole… Esto será de gran ayuda para la socialización de tus hijos y para que superen su timidez.
  • Muestra paciencia y comprensión todo el tiempo. Si intentas forzarle a hacer cosas que no quiere o te pones nervioso porque lo pasa mal por culpa de su timidez, no será buena idea ni a corto ni a largo plazo. Tu hijo debe sentir que le aceptas tal y cómo es, solo de esta manera podrá mejorar en su timidez y superar ésta barrera que le provoca ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios