Apapachar a tus hijos, ¡es lo mejor que puedes hacer hoy!

Si quieres, puedes acariciar el alma de tu hijo...

Apapachar

Apapachar es una de las palabras más bonitas que tiene el castellano, ¡pero aún es más bonito el significado que tiene! Apapachar significa “acariciar el alma” por lo que si apapachas a tus hijos, estarás acariciándoles el alma, pero, ¿cómo se consigue exactamente? Cada día es una buena oportunidad para que tus hijos sientan como tu amor no tiene límites…

Esta bonita palabra proviene del idioma náhuatl, una macrolengua que tiene más de mil años de antigüedad y que a día de hoy, se sigue utilizando, sobre todo en México. A pesar de que son muchas las personas que han dejado de creer en el alma, el valor de esta palabra sigue siendo fuerte en algunas culturas y si hablamos de “acariciar el alma” todos entendemos rápidamente a qué nos referimos.

El alma es esa esencia que no se ve pero se siente y que todas las personas tenemos en nuestro interior. Es lo que nos hace únicos y que nos permite mantener conexiones especiales con otras personas, sobre todo, con la familia.

Apapachar vincula más que un abrazo

Un “apapacho” se puede describir como un abrazo, pero en realidad cuando se apapacha a alguien ese “abrazo” va mucho más allá del contacto físico. Significa transmitir amor y apoyo en el gesto del abrazo, se siente como un momento íntimo que llenan las dos almas que apapachan en ese momento.

Es como una caricia en el corazón, en el alma…  el corazón sabe como el vínculo de amor se fortalece. Apapachar está reservado para los seres queridos más cercanos y no se puede hacer para otras personas. Puedes abrazar a quien quieras en la vida, ¡como si regalas abrazos en la calle! Pero apapachar es algo que solo puedes hacer a esas personas que realmente quieres con todo tu corazón para conectar las almas. Por eso, apapacha a tus hijos cada día, ¡ellos lo necesitan para poder conectar contigo y tener un buen desarrollo emocional!

Apapachar hijo

Apapachar a los hijos

Los hijos cuando les apapachas saben que estarás a su lado siempre, tanto si estás físicamente como si no, ellos sabrán que nunca les abandonarás y que tú, les quieres más que incluso a ti mismo/a. Entenderán en ese momento que el amor que sientes por ellos es el más puro que existe en el universo y que ellos son los afortunados de poder tenerlo cada día de su vida.

Apapachar es una forma de amansar el alma, dando caricias que llegan al corazón, es una conexión entre dos personas, creando un vínculo que no se romperá nunca en la vida, independientemente de las circunstancias que ocurran.

Emociones positivas

Gracias a apapachar a los hijos estarás creando en su interior emociones positivas que formarán su personalidad. Los bebés necesitan sentirse queridos y protegidos todo el tiempo… Y apapachar es algo que debes hacer cada día con tu bebé para que pueda crecer en felicidad y madurar con un amor incondicional hacia ti y que por supuesto, es recíproco. Un amor familiar, que aunque no se vea, se siente con fuerza.

Apapachar cambia la estructura del cerebro en las personas porque nos ayuda a liberar oxitocina, que es la hormona del amor y la que permite que nos conectemos con nuestros seres queridos, para siempre. Apapachar nos indica que somos muy importantes para otras personas y este sentimiento, ¡no hay dinero en el mundo que pueda pagarlo!

Deja un comentario sobre “Apapachar a tus hijos, ¡es lo mejor que puedes hacer hoy!”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios