¿Tus hijos se portan mal? La Inteligencia Emocional te ayudará

inteligencia emocional mal comportamiento

Son muchas las veces que los niños muestran su descontento a través de un mal comportamiento, y los padres apresuradamente juzgan al pequeño etiquetándolo de “malo”. En realidad no existen niños malos, solo deben aprender a comportarse mejor para que de esta manera, sean capaces de disfrutar de una relación armoniosa en familia… Pero necesitan tu paciencia y tu guía constante.

Nunca etiquetes a un niño cuando tiene un mal comportamiento porque SIEMPRE hay una emoción detrás que se debe descubrir y entender. Solo de esta manera serán capaces de comprender qué les ocurre y así, actuar en consecuencia. La Inteligencia Emocional (IE) te puede ayudar con esto.

Auto-conocimiento

La IE te ayudará a que los niños tengan un buen auto-conocimiento, una mejor gestión y un mejor entendimiento de la frustración o de cualquier otra emoción que se suele considerar como negativa.

Con la IE los niños aprenderán a comprenderse mejor a ellos mismos y en consecuencia, también aprenderán a entender a los demás… es decir, la empatía y el respeto hacia uno mismo y hacia los demás comenzarán a crecer. El buen comportamiento tendrá más peso porque comprenderá mejor sus emociones y no sentirá la necesidad de exteriorizar de algún modo (como el mal comportamiento), las emociones más negativas o intensas.

inteligencia emocional ayuda crianza

Niños con carácter

Son muchos los niños que tienen mucho carácter, que nacen ya siendo temperamentales. Esto no es malo, ellos necesitarán una cercanía mayor con sus padres, y una guía más constante. Independientemente de cómo sean los niños, ellos siempre necesitarán que les dediques una crianza respetuosa. Tus hijos necesitan que estés a su lado, que les pongas límites acordes a sus necesidades para que sean capaces de entender que hay conductas que no son aceptables.

El autocontrol es imprescindible en muchas ocasiones y los niños deben conseguir dominarlo para evitar comportamientos tóxicos en el futuro. La responsabilidad es una forma de hacerles crecer siendo autónomos y capaces de entenderse a sí mismo y a los demás. Esto no es nada sencillo pero es posible y aún más probable el conseguirlo si pones de tu lado a la IE.

IE como salvavidas para el mal comportamiento

Estas estrategias sirven para niños de más de 4 años, ya que antes, a causa de su limitado entendimiento solo se puede pautar, atender e intuir las necesidades de los niños. Deberás entender por qué tiene algunas reacciones y cómo puedes prevenirlas. Pero a partir de los cuatro años:

  1. Me calmo para explicar qué ha pasado y cómo me siento. Si un niño se comporta mal no le grites ni te enfades, pregúntale por qué lo ha hecho y ayúdale a encontrar las palabras correctas. Poned nombre a las emociones que han aparecido: enfado, rabia, ira. Por ejemplo: “He pegado a mi hermano porque me he sentido muy enfadado”.
  2. Entiendo los sentimientos de los demás. Se trata de trabajar la empatía. Si tiene una mala conducta deberá entender cómo afecta a otras personas su comportamiento. Toda acción impacta de algún modo en los demás… y siempre será mejor una conducta positiva por el bien propio y de los demás.
  3. Como ya entiendo mejor mis emociones y las de los demás, ahora actuaré siendo más responsable. Deberás ayudar a tus hijos a encontrar la solución a lo que le ha causado ese malestar emocional y de esta manera, la próxima vez será capaz de reaccionar de una forma más adecuada al contexto, situación y por su propio bienestar emocional.

Con estas estrategias de IE tu hijo comenzará a comprender que no siempre tendrá lo que quiere en un momento determinado y que sobre todo, es él quien tiene el control de sus propias emociones… Una habilidad que le servirá para toda la vida.

Deja un comentario sobre “¿Tus hijos se portan mal? La Inteligencia Emocional te ayudará”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios