Educación

Cómo son los dibujos en niños de 3 y 4 años

La aventura artística de los niños de 3 y 4 años: un mundo de trazos y colores que refleja sus emociones, fantasías y vivencias, una ventana a sus corazones.

Dibujos en niños de 3 y 4 años
Mª José Roldán

Mª José RoldánMaestra y Psicopedagoga

Cuando los niños de 3 y 4 años pintan y dibujan, lo que los adultos pasan por alto, en muchas ocasiones, es que este proceso de dibujo es un viaje creativo e inspirador para los pequeños. Su creatividad fluye sin límites y sus trazos se convierten en ventanas a sus imaginativas mentes.

Los dibujos en niños de 3 y 4 años

Si te paras a observar los dibujos de los niños a estas edades, verás que cada hoja en blanco es como un lienzo lleno de potencial, esperando ser llenado con emociones, ideas y creatividad.

Garabatos con forma

Los garabatos son la base de su viaje a lo artístico y emocional. En estos primeros años los niños exploran sus habilidades motoras y descubren cómo empezar a mover el lápiz y los colores sobre el papel.

Los garabatos pueden parecer un enigma a simple vista, pero en realidad, son los primeros intentos de comunicar sus pensamientos y emociones. Desde líneas onduladas hasta círculos y espirales, cada trazo es un paso de conocimiento interno.

Dibujos que expresan sus experiencias vividas

Los dibujos de los niños de 3 y 4 años son un reflejo de su mundo interior y las experiencias que están viviendo. Puedes encontrarte con dibujos de su familia, amigos, mascotas o incluso de momentos especiales que han dejado una huella en sus corazones.

¿Recuerdas la vez que les llevaste al zoológico y vieron a los leones por primera vez? Esos recuerdos pueden aparecer en forma de dibujos, cada línea y trazo capturando la emoción del momento. Pero igual que pueden ser dibujos de vivencias emocionantes, también pueden plasmar miedos o experiencias que les han hecho sentir mal como un modo de desahogo emocional. Permite que dibujen lo que quieran.

La importancia a la hora de escoger el color

El mundo de los colores es otro capítulo emocionante en la aventura artística de los niños de 3 y 4 años. La elección de colores no solo es una cuestión de preferencia, sino también una forma de expresar sus sentimientos. 

Observa cómo seleccionan tonos más vivos para sus momentos felices y colores más apagados cuando quieren transmitir calma. Esta elección de colores es una ventana directa a sus emociones en ese instante. Fíjate bien porque aunque no se den cuenta cuando lo escogen, a nosotros nos transmiten mucha información de su mundo interior.

La creatividad en plena expansión

En esta fase, la creatividad es como una olla que hierve con ideas y exploraciones. Puedes encontrarte con dibujos únicos y fantásticos que combinan elementos de la realidad con toques de fantasía. ¿Un perro con alas de dragón? ¡Claro! ¿Una casa en la cima de una montaña de nubes? ¡Por supuesto! Los niños de 3 y 4 años están en la cima de su juego creativo, donde cada dibujo es una aventura en sí mismo.

Por este motivo, es bueno dejarles que dibujen lo que quieran, sin juzgarles ni criticarles. No importa si quieren pintar un sol de color verde o una nube amarillo chillón. Lo que importa es permitirles que dibujen y pinten lo que quieran y como quieran. 

Dibujos en niños pequeños

Dibujos que cuentan historias

Las ilustraciones de los niños de esta edad a menudo cuentan historias sin necesidad de palabras. Sus creaciones artísticas pueden ser como pequeños cuentos visuales que te permiten vislumbrar lo que está sucediendo en sus mundos internos.

Desde un barco navegando en un océano de unicornios hasta un monstruo amistoso que protege su habitación, cada dibujo es un fragmento de la historia que están construyendo. Cuando acabe de dibujar su obra maestra pídele que te explique lo que acaba de hacer, para que con sus palabras pueda explicarte ese mundo tan rico que tiene en su mente.

Celebrando la originalidad

La originalidad es el ingrediente secreto en el proceso de dibujo de los niños en esta etapa. A veces, pueden sorprenderte con combinaciones inusuales de formas y colores que solo pueden existir en su imaginación.

Celebrar esta originalidad es crucial, ya que fomenta su confianza y les da espacio para seguir explorando y expresándose libremente. En este sentido, cuando te regale un dibujo o cuando te lo enseñe muestra interés por todo lo que tiene proyectado en el papel. No importa si está mejor o peor dibujado; lo que verdaderamente importa es valorar el esfuerzo y amor que ha puesto en su dibujo.

Como padres y madres, es nuestro deber motivar la imaginación de los hijos, que estemos atentos a su originalidad y que les demos un espacio para explorar su creatividad con total libertad.

Los dibujos de esta etapa son una colección preciada de recuerdos y momentos que reflejan su mundo único y lleno de posibilidades. Así que, no dudes en tener una carpeta para ir guardando todos sus dibujos, ya que a medida que crezca y esa etapa quede atrás, ver todo esos dibujos de nuevo será sin duda un momento especial para toda la familia.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *