3 formas efectivas para dejar de gritar a los hijos… y sentirte mucho mejor

Se puede dejar de gritar, ¿empezamos?

Dejar de gritar a los hijos

Quizá sientas que tu hijo te está volviendo loco/a y que para parar el descontrol debas gritarle… pero con los gritos solo estás mostrando el descontrol que tienes tú en tu interior. No es que tu hijo se esté portando mal, es que no estás gestionando tus emociones negativas de forma adecuada y el resultado es ese sentimiento de desastre que te hace explotar… te sientes como una olla a presión. Pero no, gritar a tus hijos no te libera… pero a ellos, sí que les aprisiona y dejarán de escucharte.

En lugar de perder la calma, existen algunas formas efectivas para mantener la calma sin tener que gritar, sin faltar el respeto a tus hijos ni a ti mismo/a, sin tener que intoxicar el ambiente ni romper el vínculo con tus hijos por culpa de la falta de control en tus nervios. Apunta todas estas formas porque si las recuerdas antes de gritar, empezarás a tener el control sobre ti y a mejorar la relación con tus hijos, sin que eso suponga que exista desastre o descontrol. Ponlo a prueba… te sorprenderás.

3 maneras para dejar de gritar a tus hijos… y sentirte mucho mejor

1.  Respira

Inhalar. Exhalar. Repetir. A veces, todo lo que necesita es un momento para refrescar la mente y reiniciar el comportamiento. 

Quizá le dijiste a tu hijo que recogiera sus juguetes y que se preparase para la cama. Te fuiste y a los 10 minutos volviste y viste que todo seguía desordenado. Era tarde. Sentías cómo tu sangre empezaba a hervir y estás a punto de perder los nervios… Frena ese comportamiento primitivo y date la vuelta, cierra los ojos y respira. Toma un momento para ti mismo/a y para tus emociones. Te lo mereces.

Después, entra en el dormitorio y con voz calmada le dices a tu hijo qué es lo que esperas de él, y ayúdale a hacerlo si por él solo le cuesta más. Pero antes de hablar con tu hijo, piensa en lo que vas a decir con calma.

2. Trata el comportamiento de tu hijo

Todos tenemos comportamientos inadecuados a veces, solo tenemos que darnos cuenta de ello para poder abordarlo. Si estás enseñando a tus hijos a montar en bicicleta, no les castigas cuando no lo consiguen en sus primeras veces, ¿verdad? Tampoco les gritas por no conseguirlo la primera vez… por supuesto que no. Se les anima, se les da apoyo, orientación y guía de cómo hacerlo. Esto es educar, y no solo para montar en bicicleta. 

Dejar de gritar a tus hijos

Cuando educas a tus hijos debes hacerlo de la misma forma que le enseñarías a montar en bicicleta. Cuando piensas en la enseñanza de tus hijos sueles pensar en hacerlo de forma positiva, por eso el castigo no debe ser una herramienta de enseñanza. Cuando un niño pega a otro porque le ha quitado el juguete, es fácil reaccionar a gritos, pero es necesario abordar el comportamiento del niño y explicar con calma a los niños que pegar no es adecuado y que no lo apruebas en absoluto. Se puede decir lo mismo y mejor, sin gritar.

3. Negociar no es algo malo

Negociar con los hijos no es nada malo, ellos necesitan sentir también que tienen el control. En lugar de gritar, utiliza el tono suave y da instrucciones para el buen comportamiento a tu hijo. Cuando los niños escuchan al adulto de referencia con voz calmada tienden a escuchar, los gritos les ensordecen y les bloquean. Harán las cosas mejor cuanto más tranquilo/a estés y mejor les hables. Además, puedes negociar con ellos para que sientan el control de la situación, por ejemplo: ‘Prefieres recoger tú solo/a o mejor te ayudo y lo hacemos juntos’. 

Además no puedes olvidar

  • Permite que tus hijos expresen sus sentimientos
  • Mantén normas y límites claros y coherentes
  • Elogia la buena conducta
  • Trabaja el vínculo positivo
  • Ten empatía con tus hijos, siente como él/ella siente

… Pero recuerda que no somos perfectos/as y que quizá algún día grites. Si lo haces, no te sientas mal, simplemente pide perdón a tu hijo por haberlo hecho y muéstrate responsable de tus acciones. Le estarás enseñando a tu hijo que no está bien hacerlo, y después, recuerda lo explicado más arriba para evitar que suceda de nuevo.

Un comentario sobre “3 formas efectivas para dejar de gritar a los hijos… y sentirte mucho mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!