Frases que consuelan y dan apoyo emocional a los niños cuando lloran

consolar niños lloran

Como padre o madre sabrás que los niños pequeños tienen emociones muy intensas. Es posible que cuando hay un momento de tensión en la crianza, te hayas sorprendido a ti mismo diciendo frases poco adecuadas a tus hijos. Son frases que no dan apoyo emocional y lo que es peor, podrían herir emocionalmente a tus pequeños durante mucho tiempo, casi sin que te des cuenta.

Los niños están aprendiendo a entender su mundo y sus propias emociones. Es normal que se cansen, se enfaden y se frustren. Esto, casi siempre conllevará rabietas y llantos. Es posible que en algún momento sientas que es demasiado para ti, pero es imprescindible que como padre o madre sepas guardar la compostura y guiar a tus hijos en sus emociones.

Si les dices frases del tipo: “Deja de llorar”, “Para ya”, “No seas bebé”, “Como no pares de llorar, te haré llorar pero con razón”… Deja de hacerlo. Estas frases solo harán que tu hijo se sienta peor y además, se sentirá abandonado emocionalmente porque no le comprendes.

Dile frases que le brinden apoyo emocional

Quizá piensas que solo hay dos opciones en estos casos: ceder a los llantos de tu hijo y reforzar negativamente este comportamiento o asustarle para que te obedezca y deje de llorar. Ninguna de estas dos opciones es válida. ¡Hay una tercera opción mucho mejor!

Es tan fácil como darle tu cariño y ofrecerle frases de apoyo emocional… Es una opción que aporta empatía. El padre o la madre se sentirá mejor al ayudar a su hijo y el pequeño se sentirá comprendido y respetado.

Llorar está bien

Cuando le dices a tu hijo que deje de llorar, en realidad, ¡no dejará de hacerlo! Necesita más apoyo por tu parte, no menos. No ignores los sentimientos de tu hijo y dile que llorar está bien, le hará sentir mejor. El llanto es una liberación emocional natural y saludable para los niños. Al decirles a los niños que se detengan, básicamente estamos diciendo que sus sentimientos no son importantes.

La perspectiva que tiene un niño del mundo es muy diferente a la nuestra. Algo que para ti no significa nada para tu hijo puede ser todo un mundo. Por eso, comprende sus emociones y permite que las exprese libremente enseñándole a hacerlo de manera positiva.

A medida que los niños crezcan, aprenderán a manejar sus sentimientos de una manera socialmente más aceptable, pero por ahora llorar es totalmente “apropiado” para su nivel de desarrollo. Entonces, si todos estamos de acuerdo en que decirle constantemente a nuestros hijos que dejen de llorar no va a ayudar, ¿qué frases positivas podemos decir en su lugar?

frases de apoyo emocional para niños

Puede tomar un poco de tiempo acostumbrarse a usar estas nuevas frases positivas… pero al igual que con cualquier estrategia educativa para padres, la práctica hace al maestro. A continuación vamos a decirte algunas frases que le puedes decir a tu hijo cuando llora o se sienta mal. De esta manera, le estarás enseñando empatía y se sentirá comprendido.

  • “Está bien llorar”. Le aportará tranquilidad porque no sentirá que está haciendo nada malo.
  • “Veo que estás molesto por…”. Se sentirá comprendido.
  • “Estás enfadado (o frustrado)”. Así entenderá su emoción y tu actitud positiva le hará sentir mejor y darse cuenta de que estás a su lado para darle todo tu cariño siempre que lo necesite.
  • “Sé que estás cansado, lo siento mi vida”. A veces los niños se derrumban solo porque están cansados, en este caso, dile a tu hijo que pronto podrá descansar (por ejemplo si habéis pasado el día fuera de casa).
  • “Es normal que te sientas asustado, pero estoy a tu lado”. A veces los niños lloran por miedo, y si te sienten a su lado todo el tiempo, lo superarán antes.
  • “Te ayudaré a resolverlo”. A veces las cosas no salen como uno las planea, pero cuando eres pequeño esto genera mucha frustración. Si te das cuenta de que tu hijo tiene dificultades para completar una tarea, ofrece tu ayuda y guíale en el proceso.
  • “Lo sé, no parece que sea algo justo”. Los niños solo siguen reglas, no las crean. No tienen mucho control sobre su día a día, por lo que pueden sentir que muchas de las cosas que viven son injustas. En este caso, es mejor ofrecerle toda tu empatía.
  • “Cuéntame lo que quieras, te escucho”. Esto es fundamental para que tu hijo se sienta comprendido. Permite que te diga cualquier cosa que necesita, esto le ayudará a superar las emociones negativas y a saber que siempre estarás a su lado para apoyarle.

Bibliografía

J Siegel, D., Payne Bryson, T. (2015) Disciplina sin lágrimas: Una guía imprescindible para orientar y alimentar el desarrollo mental de tu hijo. Editorial: DeBooks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios