Descubre Montserrat con niños

Detalles prácticos sobre cómo llegar y qué hacer en Montserrat

Montserrat

Montserrat es el macizo rocoso más importante de Cataluña. Situado entre las comarcas de la Anoia, del Bajo Llobregat y del Bages, a tan solo 30 kilómetros del centro de Barcelona, es una alternativa perfecta para organizar una escapada a la naturaleza. Conocida como la montaña de las cien cimas, cuenta con caprichosas formas que parecen esculpidas por la madre naturaleza y una impresionante vegetación que cubre de verde todo el paisaje. Sin embargo, este paraje natural también atesora uno de los monasterios más famosos de la región: el Monasterio de Montserrat, considerado un bien cultural de interés local. ¿Te animas a visitarlo?

¿Cómo llegar a Montserrat? Las mejores opciones

Una opción cómoda para llegar a Montserrat desde Barcelona con niños es apostar por el coche y aparcar en el parking gratuito de Monistrol de Montserrat. Sin embargo, si quieres ahorrarte el tráfico y tener que buscar aparcamiento, también puedes coger el tren de la línea R5 desde Barcelona en dirección Manresa y bajarte en la estación Monistrol de Montserrat. Desde allí se puede subir al Monasterio de Montserrat andando, en tren cremallera o en teleférico.

Si vas con niños, el tren cremallera o el teleférico son las mejores opciones ya que además de disfrutar de unas vistas magníficas durante el recorrido, también podéis ahorrar las energías para disfrutar más tarde del monasterio y hacer alguna ruta por los alrededores. El trayecto en el tren cremallera tarda unos 15 minutos mientras que el teleférico, que parte de la estación de Montserrat Aeri, tarda unos 5 minutos en llegar al monasterio.

Además de estas dos opciones, está también el funicular de la Santa Cova que conecta el monasterio con la cueva y el funicular de Sant Joan, que llega a la estación superior de Sant Joan. Una opción interesante para subir hasta el monasterio es apostar por el billete integrado TOT Montserrat que incluye desde el tren de la estación de Monistrol de Montserrat y el tren cremallera o el teleférico hasta el funicular de Sant Joan, la entrada al espacio audiovisual y al Museo de Montserrat, así como la comida en el restaurante de autoservicio de Montserrat.

Tren cremallera y funicular de Montserrat

Tren cremallera

¿Qué ver en Montserrat con niños?

Montserrat atesora muchísimos planes para hacer en familia. Sin duda, una de sus principales atracciones es el Monasterio de Montserrat y los diferentes edificios que conforman el conjunto situado a 720 metros de altitud. Con sus más de 1000 años de historia, está formado por una basílica con las dependencias monacales y otras construcciones destinadas a atender a peregrinos y visitantes. La basílica, que se comenzó a construir en el siglo XVI y se reconstruyó por completo en 1811, excepto su fachada que se diseñó en 1901, custodia los sepulcros de Juan II de Ribagorza y Bernat II de Vilamarí, así como una amplia variedad de esculturas y la venerada Virgen de Montserrat, también conocida como La Moreneta.

También está la plaza de Santa María, una de las más importantes y que da acceso al monasterio, aunque no es la única. Para los que quieran conocer un poco más de la historia del monasterio, está además el espacio audiovisual donde en unos 10 minutos, los niños podrán conocer parte de su historia y las costumbres. Allí, también hay una librería interior donde se encuentran muchos libros relacionados con la historia de Montserrat y, nada más salir, suele haber un mercadillo de artesanías y productos frescos locales que son una delicia.

Otro punto de obligada visita es el Museo de Montserrat, que si bien perdió gran parte de su patrimonio durante la Guerra Napoleónica, se pueden encontrar obras de Picasso y Dalí, así como pinturas de Monet, Sorolla o Degas. No obstante, no se puede olvidar que Montserrat es un auténtico museo al aire libre, por lo que durante el recorrido es importante estar atento a las diversas esculturas, los diseños arquitectónicos y su contraste con la escarpada orografía de la montaña.

Monasterio de Montserrat

Monasterio de Montserrat

Rutas de senderismo para estar en contacto con la naturaleza

Montserrat es mucho más que su monasterio y su riqueza arquitectónica, este macizo catalán también cuenta con muchísimos rincones naturales donde adentrarse con los más pequeños de casa. Sin duda, uno de los planes que no puedes perderte es la visita a las Cuevas de Montserrat en el centro de la montaña, también conocidas como Cuevas del Salnitre y Cuevas de Collbató. Se trata de unas cuevas muy peculiares con caprichosas formas en su interior cuyo recorrido dura aproximadamente una hora.

El parque también cuenta con diferentes rutas en la naturaleza para hacer con niños que varían en longitud y dificultad. Bajando a pie desde Sant Joan hasta el monasterio se pueden observar la formación de agujas en las rocas y hay otra ruta, un poco más exigente, que conduce hasta el punto más alto del macizo, la cima de San Jerónimo, desde donde se pueden disfrutar de unas vistas espectaculares. También se puede llegar hasta la capilla troglodítica adosada en la roca conocida como Santa Cova, donde según cuenta la leyenda unos pastores encontraron la imagen de la virgen de Montserrat.

Montserrat Santa Cueva

La capilla de la Santa Cueva

¿Dónde comer en Montserrat?

Cerca del Monasterio de Montserrat puedes encontrar algunos restaurantes donde comer en familia y disfrutar de la gastronomía de la región. También está el Buffet, donde puedes degustar una comida rápida de autoservicio para reponer las energías, la Cafetería o el Bar de la Plaça con opciones sencillas pero deliciosas. Sin embargo, otro plan es llegar la comida de casa y disfrutar de una especie de picnic en la naturaleza.

¿Es posible alojarse en Montserrat?

Si quieres organizar una escapada de fin de semana con los niños en Montserrat, puedes encontrar algunos alojamientos en los alrededores que te permitirán disfrutar de la experiencia con mayor plenitud. Está el Hostal Abat Cisneros, un hotel de tres estrellas en un edificio histórico prácticamente al lado del monasterio, así como los apartamentos Cel.les Abat Marcet, equipados con todo lo que necesitas durante tu estancia. Y, si no quieres gastar demasiado, también está el Albergue Abat Oliba, ideal para familias o grupos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver información legal y reglas de comentarios