Los 10 parques públicos más originales de España para ir con niños

Parque Francesc Macià, en Malgrat de Mar, Barcelona

Ya sea verano o invierno, los parques siempre son una buena opción para pasar un día divertido en familia. Una oportunidad para estar en contacto directo con la naturaleza y disfrutar de un plan diferente y saludable. De hecho, ¿sabías que estar al aire libre estimula la creatividad de los niños y echa a volar su imaginación? Afortunadamente en España existen muchísimos parque públicos para ir con los más pequeños de casa, espacios que derrochan originalidad y en los que podéis disfrutar de un día muy entretenido. En Etapa Infantil, te desvelamos algunos de esos parques públicos.

Parque públicos españoles para visitar con niños al menos una vez en la vida

1. Parque del cine, en Málaga

Parque del Cine, en Málaga

Parque del Cine, en Málaga

Los pequeños cinéfilos de casa estarán encantados de visitar este parque enclavado en la ciudad de Málaga. Se trata de un espacio de unos 10 000 metros cuadrados decorado con motivos cinematográficos, libros infantiles y personajes de ficción, en el que no faltan las zonas de juegos con columpios, estructuras para escalar, tirolina y camas elásticas para que los niños se diviertan. No obstante, su mayor atractivo son sus distintos caminos para recorrer en familia: uno de ellos representa una película fotográfica, otro simula las baldosas amarillas del Mago de Oz y el tercero es una auténtica oda al paseo de la fama de Hollywood.


2. Parque de los sentidos, en Pontevedra

Parque de los sentidos, en Marín, Pontevedra

Parque de los sentidos, en Marín, Pontevedra

También conocido como la Granja de Briz, este precioso parque de más de 23.000 metros cuadrados cuenta con muchos espacios verdes para que los niños puedan jugar mientras descubren las figuras talladas en los árboles, las tortugas, caracoles y otros seres esculpidos que parecen sacados de un cuento de hadas. El parque cuenta además con una zona de aventuras con lagos, toboganes y juegos en la naturaleza para que los peques pongan a prueba sus destrezas. Además, tiene una laguna natural que podéis recorrer con los más pequeños, en la cual encontrarán el tornillo de Arquímedes, un invento creado para sacar agua que sin duda, despertará su curiosidad.


3. Parque Infantil Santa Clara, en Vizcaya

Parque temático de Santa Clara, en Balmaseda, Vizcaya

Parque temático de Santa Clara, en Balmaseda, Vizcaya

Nada más cruzar el umbral de la entrada de este parque os parecerá haber emprendido un viaje a la época medieval. Esto porque el parque cuenta con muchísimas estructuras que evocan a la Edad Media, de hecho su atracción estrella es un castillo de 9 metros de altura con una tirolina adosada que a los niños les encantará. Sin embargo, también tiene muchos otros entretenimientos como el dragón dotado de rocódromo y toboganes y una auténtica locomotora de tren, en la que los peques tendrán la oportunidad de convertirse en maquinistas por un día.


4. Parque Nunca Jamás, en Madrid

Parque Peter Pan, en Getafe, Madrid

Parque de Peter Pan o del País de Nunca Jamás, en Getafe, Madrid

Los pequeños amantes de las aventuras de Peter Pan estarán encantados de visitar este parque en Getafe. Se trata de un parque tematizado en el que se recrean las aventuras del niño que no quería crecer y su eterna lucha con el Capitán Garfio. De hecho, los pequeños tendrán la posibilidad de encarnar a su personaje favorito y lanzarse en tirolina, abordar el barco de su enemigo o tirarse por el tobogán con forma del cocodrilo que siempre persigue a Garfio. También podrán jugar a convertirse en unos indios americanos y adentrarse en las tipis que hay en el poblado indio del parque, un juego que sin duda hará volar su imaginación.


5. Parque Francesc Macià, en Barcelona

Parque Francesc Macià, en Malgrat de Mar, Barcelona

Parque Francesc Macià, en Malgrat de Mar, Barcelona

En el Parque Francesc Macià sucede algo muy curioso: hay una zona en la que sentiréis que todo os supera. Desde gomas de borrar y lápices hasta setas y casitas de gominola, en este espacio todo alcanza proporciones gigantescas. ¿Lo mejor? Los niños podrán divertirse escalando flores, zapatos y lapiceros enormes mientras aprovecháis para sacar una foto, porque realmente merece la pena. Por supuesto, también hay una zona de juegos con tirolinas, mesas de ping pong, juegos de aventuras, toboganes y muchos otros entretenimientos. Y para cuando las energías empiecen a disiparse hay una zona verde con mesas, perfecta para hacer un picnic en familia.


6. Parque Gulliver, en Valencia

Parque Gulliver, en Valencia

Parque Gulliver, en Valencia

Este parque, ubicado en el Jardín del Turia de Valencia, es una buena opción para visitar con los niños si estáis en la ciudad. La principal atracción del parque es una escultura monumental de Gulliver, el personaje de la novela infantil “Los viajes de Gulliver” del escritor irlandés Jonathan Swift. Sin embargo, lo más curioso es que a diferencia de las esculturas tradicionales, en esta los niños podrán subirse para luego dejarse caer a través de los toboganes y rampas que dan forma al cabello y los pliegues de la ropa del personaje. Sin duda, una oportunidad perfecta para que conozcan esta historia y para que se conviertan por un día en unos auténticos liliputienses.


7. Parque Europa, en Madrid

Parque Europa, en Torrejón de Ardoz, Madrid

Parque Europa, en Torrejón de Ardoz, Madrid

¿Os gustaría recorrer los principales monumentos de Europa en un mismo día? Podéis hacerlo en el parque Europa de Madrid, un espacio que atesora unas 18 réplicas de algunos de los monumentos más representativos de la cultura europea, como la Torre Eiffel de París, La Sirenita de Copenhague, la Acrópolis de Atenas, la Fontana de Trevi de Roma o el David de Miguel Ángel de Florencia. De hecho, los niños tendrán la oportunidad de ver un fragmento original del Muro de Berlín cedido por Alemania para el parque, así como una réplica perfecta del Puente de la Torre de Londres. Por supuesto, también hay espacio para que los niños se diviertan en la zona multiaventuras o en las distintas zonas de juegos infantiles que hay dispersas por todo el parque.


8. Parque La Aldea de los Grobits, en Pontevedra

Parque La Aldea de los Grobits, en O Grove, Pontevedra

Parque La Aldea de los Grobits, en O Grove, Pontevedra

Al poner un pie en este parque los niños se adentrarán en el mágico mundo de los Grobits, un espacio inspirado en los personajes de la saga “El Señor de los Anillos”. De hecho, a lo largo del camino os encontraréis con unas curiosas casitas semienterradas que es donde habitan los grobits y en las que los niños podrán entrar a descubrir los misterios que esconde cada una de ellas. Sin duda, una de las más interesantes es la casa de la sabiduría, un habitáculo con entrada circular en cuyo interior atesora algunos libros infantiles. También podéis encontrar árboles de colores, pequeñas setas, bancos de madera tallados con frases de los grobits, un pozo mágico y algunos juegos fabricados en madera. ¡Una experiencia mágica para los niños!


9. Parque Güell, en Barcelona

Parque Güell, Barcelona

Parque Güell, en Barcelona

Se trata de uno de los lugares icónicos de la ciudad de Barcelona, un sitio de obligada visita con los niños si estáis en la ciudad. La atracción principal del parque se concentra en el Eje Monumental, un espacio en el que los peques podrán apreciar cómo Gaudí desafió la ley de la gravedad en el Pórtico de la Lavandera y descubrir algunas de sus obras arquitectónicas más emblemáticas como la Sala Hipóstila y la Escalinata del Dragón. Esta zona está rodeada por más de 17 hectáreas de áreas verdes donde los niños podrán estar en contacto directo con la naturaleza y conocer algunas de las especie animales que allí habitan, como el ruiseñor y la lagartija ibérica. Además, cuenta con una zona de picnic dotada con mesas, donde podéis disfrutar tranquilamente de un almuerzo familiar.


10. Parque temático El Hormiguero, en Madrid

Parque temático El Hormiguero, en Alcobendas, Madrid

Se trata de un peculiar parque público ubicado en Alcobendas cuya temática son las hormigas. De hecho, la atracción principal del parque es una estructura metálica que simula un hormiguero y que en su interior contiene un entramado de laberintos, rampas y toboganes que imitan los caminos que recorren las hormigas a su llegada a casa, una oportunidad perfecta para que los niños pongan a prueba sus destrezas y habilidades físicas. No obstante, también hay otros entretenimientos para los más pequeños como una pirámide giratoria en la que podrán dar vueltas hasta el cansancio, una pista deportiva donde podrán jugar libremente y un espacio dotado de múltiples entretenimientos para los más pequeñitos.

Deja un comentario sobre “Los 10 parques públicos más originales de España para ir con niños”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios