¿Piensas que recompensar a tus hijos está mal?

recompensar hijos

Hay padres que son reticentes a utilizar un sistema de recompensas porque creen que pueden ser una herramienta de disciplina poco efectiva o se confunde con el soborno. En realidad los sistemas de recompensa son una herramienta de disciplina efectiva pero los padres dudan porque proporcionan privilegios a un niño y creen que recompensar el buen comportamiento no es una buena idea porque debería ser la obligación del niño. A continuación vas a encontrar algunas dudas (y sus respuestas) más frecuentes en los padres en cuanto al sistema de recompensas.

¿La recompensa no es lo mismo que un soborno?

Hay una gran diferencia entre recompensas y sobornos. Un soborno es cuando le das un capricho a un niño que se porta mal a cambio de una promesa de que será bueno. Se le dice algo como: ‘Te compraré un helado si dejas de gritar’… Esto es un soborno.

Una recompensa, en cambio, se le da al niño después de que haya mostrado un buen comportamiento. Decirle a un niño antes de ir a la tienda: ‘Si sigues las reglas hoy, te dejaré escoger el postre para comprarlo y comerlo después’… Esto es una recompensa.

Las recompensas deben apuntar a un comportamiento específico y generalmente están planificadas previamente. Es importante seas tú quien establece las reglas sobre las recompensas. No permitas que tu hijo gane una recompensa porque él te chantajea diciendo: ‘Seré bueno si me compras algo’.

Las recompensas son saludables para los niños porque aprenden que se deben ganar los privilegios e incentivos adicionales. Los sobornos les enseñan a los niños a usar su comportamiento como una forma de manipular a los demás. Aunque los sobornos pueden ser tentadores, ya que hacen que los niños cambien su comportamiento de inmediato, no enseñan las habilidades adecuadas a largo plazo. En la vida real, no recibes el sueldo hasta que no realizas el trabajo.

recompensas niños

No se debería de recompensar a los niños por el buen comportamiento porque es su obligación

Este pensamiento también es bastante habitual en los padres. Hay muchos comportamientos que se pueden trabajar con los sistemas de recompensas. A veces los niños necesitan un poco de ayuda extra para aprender las nuevas habilidades y también, un poco de motivación. Ciertamente no necesitan recompensas por cada buen comportamiento, pero estas pueden ayudar a motivarles a medida que abordan problemas de comportamiento específico.

Las recompensas pueden ayudar al control de nuevas habilidades, como las del manejo de la ira. Hasta que dominan estas habilidades, un programa de recompensa puede motivarles a cambiar su comportamiento y practicar las habilidades que están aprendiendo. Las recompensas con el tiempo se pueden eliminar y reemplazarse por elogios.

Recompensas a los niños, ¿pueden ser un problema educativo?

Los sistemas de recompensas no tienen que ser un problema educativo. De hecho, pueden ser una excelente forma de enseñar a los niños que los privilegios deben ganarse en lugar de otorgarse automáticamente.

Las consecuencias positivas motivan a personas de todas las edades. La mayoría de los adultos van a trabajar para recibir su recompensa en forma de sueldo a final del mes. Del mismo modo, los niños pueden aprender que el buen comportamiento dará lugar a más privilegios o recompensas adicionales.

Es probable que su hijo ya reciba privilegios e incentivos adicionales. Vincular los privilegios al buen comportamiento les enseña a los niños que tienen que ganar cosas en la vida. En ese sentido, los sistemas de recompensa pueden evitar que los niños crean que todo es ‘regalado’, ya que aprenderán el valor de las cosas cuando tengan que ganárselas.

Los niños no necesitan ganar recompensas todos los días. En cambio, los niños más pequeños se pueden beneficiar de una simple tabla de comportamiento con pegatinas. Los niños mayores pueden beneficiarse de un sistema de economía simbólica que les permita intercambiar fichas por recompensas más grandes.

Deja un comentario sobre “¿Piensas que recompensar a tus hijos está mal?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios

INFORMACIÓN LEGAL

Etapa Infantil te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por DICE LA CANCION, SL (Etapa Infantil) como responsable de esta web.

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Linode (proveedor de hosting de Etapa Infantil) fuera de la UE en Otros. Linode está ubicado en UE, un país cuyos nivel de protección son adecuados según Comisión de la UE. Ver política de privacidad de Linode. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no atender pueda tu solicitud.

Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@etapainfantil.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: etapainfantil.com, así como consultar mi política de privacidad.

REGLAS PARA COMENTAR

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!