Reflexología en bebés: Una terapia para aliviar dolencias

Cómo hacer masajes en los pies a tu bebé

Reflexología podal bebés

La reflexología es una terapia antigua que se ha vuelto muy popular en las últimas décadas en el mundo occidental. En realidad, se cataloga como una terapia pseudocientífica que sostiene que al masajear determinados puntos de los pies, más conocidos como zonas de reflejo, se puede influir en cada uno de los órganos y partes del cuerpo, lo que la convierte en una alternativa para aliviar algunas molestias en los bebés y ayudar a que se sientan más relajados.

Beneficios de la reflexología para los bebés

La reflexología es una terapia completamente segura para los bebés ya que no es invasiva. De hecho, puede aplicarse desde los primeros días de vida del recién nacido para ayudar a calmarlo y transmitirle una mayor sensación de seguridad gracias al contacto piel con piel con sus padres. No obstante, estos no son sus únicos beneficios, la reflexología también puede ser útil para:

  • Tratar el trauma del parto, sobre todo si fue un trabajo de parto largo e intenso o si se utilizaron fórceps.
  • Fortalecer la zona del cuello para que el bebé pueda sostener la cabeza por sí mismo lo antes posible.
  • Trabajar la columna vertebral para estimular los reflejos nerviosos y mejorar la postura.
  • Calmar los cólicos, contribuyendo a que el bebé elimine los gases y se sienta más ligero tras alimentarse.
  • Aliviar el dolor en las encías y el malestar general durante el proceso de dentición.
  • Expulsar el exceso de mucosidad de las vías respiratorias ante un resfriado, lo cual contribuye a que el bebé pueda respirar mejor.
  • Facilitar el tránsito digestivo y reducir las molestias estomacales como el estreñimiento o el dolor abdominal.
  • Relajar los músculos y aliviar las tensiones musculares que aparecen como consecuencia de movimientos bruscos.
  • Facilitar el sueño y el descanso, sobre todo durante la noche.
  • Tranquilizar al bebé cuando está sobreexcitado o muy nervioso.
Masajes en los pies para bebés

¿Cómo funciona la reflexología?

Existen diversas teorías sobre cómo funciona la reflexología. Una de las más antiguas asegura que trabaja a través de los canales de energía del cuerpo, de manera que al estimular una zona de reflejo en el pie se activa la energía de un canal específico que a su vez, actúa sobre un órgano o zona en particular, lo cual conduce a su “curación”. En cambio, otras teorías más modernas se basan en la idea de que a través de los masajes en los pies se estimulan determinadas terminaciones nerviosas que se conectan a su vez con los nervios espinales y estos, con los órganos correspondientes en todo el cuerpo.

En cualquier caso, al poner en práctica la reflexología se envía una señal desde las zonas de reflejo de los pies a los distintos órganos, lo cual funge como una especie de catalizador que contribuye a “reiniciar” su metabolismo. En el caso específico de los bebés, la reflexología es aún más eficaz ya que al estar en pleno desarrollo suelen ser más receptivos al efecto de los masajes, a la vez que tienen una menor cantidad de zonas de reflejo ya que sus pies son aún muy pequeños lo que simplifica las vías de conexión entre los pies y los distintos órganos.

Además, a diferencia de los adultos, en los bebés se puede aplicar la reflexología prácticamente en cualquier momento, lo mismo mientras duermen, comen o incluso, cuando juegan, lo que lo convierte en una técnica muy práctica.

Las 7 principales zonas de reflejo en los bebés

  1. En la punta de los dedos del pie se encuentran las zonas de reflejos vinculadas con la cabeza y los dientes del bebé.
  2. La base de los dedos del pie es la zona de reflejo de la nariz y los senos paranasales, los que participan a su vez en la respiración.
  3. La parte superior de la planta del pie es la zona de reflejos de los pulmones.
  4. En el centro superior de la planta del pie se refleja el plexo solar, una red nerviosa que se encuentra detrás del abdomen y que participa en algunas funciones gastrointestinales.
  5. En la parte media superior de la planta del pie se ubica la zona reflejo del abdomen superior.
  6. La parte media inferior de la planta del pie es la zona reflejo del abdomen inferior.
  7. En el talón del pie se refleja la zona de la pelvis y la parte alta de las piernas del bebé.

Puntos de presión de la reflexoterapia podal en bebés para imprimir

Reflexología podal para bebés puntos

Deja un comentario sobre “Reflexología en bebés: Una terapia para aliviar dolencias”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios