Señales de que tu hijo está pasando la pubertad precoz

Señales pubertad precoz

Cuando un niño comienza la pubertad antes de lo normal, la afección se conoce como pubertad precoz. Pero como padre o madre, puede que te preguntes si tu hijo tiene realmente una pubertad precoz o si solo está pasando una pubertad normal pero antes de lo habitual. Es necesario distinguir entre la pubertad precoz y la pubertad normal para poder diferenciar si tu hijo está en una o en otra.

La distinción entre la pubertad precoz y la pubertad normal por lo general se reduce a la edad de aparición. La pubertad en las niñas se considera que es antes de lo normal cuando desarrollan los senos entre los 8 y los 10 años. Para los niños, la pubertad aparece antes de lo normal cuando se desarrollan los testículos entre los 9 y los 12 años. En estos casos, la edad ósea coincidirá con la edad cronológica.

La verdadera pubertad precoz se produce cuando los niños muestran señales de pubertad antes de los 8 años en las niñas y a los 9 años en los niños. En estos casos unos rayos X podrían revelar una edad ósea avanzada.

Señales de que tu hijo está en la pubertad

Cuando un niño o niña alcanza la pubertad existen algunos cambios en el cuerpo que a menudo tienen a los padres preocupados por la pubertad precoz. Por ejemplo, muchos niños obesos pueden comenzar a tener un olor corporal más fuerte o que le crezca el vello púbico antes de tiempo. Pero normalmente una pubertad precoz no suele influir negativamente en el desarrollo del niño.

La menstruación en las niñas también puede ser una señal de pubertad precoz. Esto se debe a que la menstruación se produce alrededor de dos años después de que los pechos empiecen a aparecer. Por otro lado, si un niño está creciendo más y más rápido que otros niños de su edad, también podría ser señal de una pubertad precoz en lugar de una pubertad normal. Pero para saber si realmente se trata de la pubertad precoz, el médico debería enviar una prueba de rayos X para comprobar el tamaño óseo del niño o de la niña.

Pubertad precoz

Tipos de pubertad precoz

Hay dos tipos de pubertad precoz: central y periférico. El diferenciarlo a través de pruebas médicas es esencial para poder determinar el tipo de tratamiento en caso de que sea necesario.

Pubertad precoz central

La pubertad precoz central se presenta cuando la glándula en el cerebro que produce las hormonas está fuera de control, por alguna razón. Las señales incluyen el desarrollo de los senos de forma precoz, el crecimiento del vello púbico en las niñas o agrandamiento testicular temprano y el desarrollo del vello púbico en los niños.

Pubertad precoz periférica

La pubertad precoz periférica ocurre cuando los órganos sexuales o las glándulas suprarrenales producen demasiada hormona. A veces las niñas se desarrollan características masculinas, como el vello facial y los niños pueden desarrollar femeninas como tener el pecho agrandado, pero esto siempre no ocurre.

Si te das cuenta de que tu hijo o hija tiene señales de pubertad precoz o tienes alguna preocupación de que el desarrollo de tu hijo o hija no es el desarrollo normal, lo primero que deberás hacer es acudir al pediatra de tu hijo para que pueda valorar la situación. Probablemente le pida un análisis de sangre y unas radiografías para poder diagnosticar si se trata de una pubertad precoz o la pubertad normal. Recuerda que el desarrollo de cada niño o niña puede tener un ritmo diferente al de otros niños y que no debes preocuparte en demasía si tu hijo o hija está sano/a y presenta un desarrollo adecuado para su edad. ¡Cada niño es un mundo!

Deja un comentario sobre “Señales de que tu hijo está pasando la pubertad precoz”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reglas para comentar en Etapa Infantil

Etapa Infantil es un blog plural abierto a los padres, educadores y todas las personas interesadas en la crianza y la educación de los niños. Nos gusta dialogar porque pensamos que el debate enriquece. No obstante, también es necesario mantener cierto orden en la web. Por eso, antes de escribir un comentario, te recomendamos que leas las siguientes normas:

  • No escribas comentarios ofensivos, difamadores, vulgares o que puedan considerarse como un ataque personal. Si vas a expresar una opinión diferente, que sea de forma respetuosa.
  • No envíes SPAM ni hagas comentarios con fines publicitarios. Si vas a incluir un enlace, cerciórate de que realmente aporta valor a la lectura.
  • Asegúrate de que el comentario se corresponde con el tema del artículo. Si no es así, busca el artículo correspondiente. En el blog hemos tratado muchísimas temáticas.
  • Sé breve, no escribas comentarios muy largos. Ten en cuenta que nuestro tiempo es limitado y nos resulta más fácil responder si eres conciso.
  • Utiliza adecuadamente el castellano, recuerda que todos los lectores deben entender lo que escribes.
  • No escribas en mayúsculas, es como si estuvieras gritando y resulta incómodo de leer.

¡Gracias por compartir tus opiniones y experiencias!