Ser tu mamá es mi mayor tesoro

hijo mayor tesoro madre

Hay muchas carreras universitarias en el mundo, muchos oficios y profesiones… pero solo una madre sabe que el trabajo más gratificante de la vida es ser madre. Por supuesto, una mujer puede alcanzar sus sueños académicos y laborales, antes, durante y/o después de ser madre. Esto quiere decir que una cosa no quita la otra, pero que a pesar del mundo laboral actual, una madre sabe que sus hijos son su mayor recompensa al final del día.

Si trabajas tanto fuera como dentro de casa, al acabar la jornada laboral los hijos están esperando para ser atendidos, no importa lo cansada que esté mamá o papá, siempre hay que atenderles con la mayor sonrisa. Si has tenido un mal día, no debes pagarlo con ellos, porque ni entienden qué te pasa ni merecen ese mal trato por tu parte.

Nada se compara con la práctica de ser madre

Cuando una persona estudia una carrera para obtener un título universitario, es mucha la teoría que debe aprender para que después las prácticas resulten más fáciles. Cuando un mujer se convierte en madre (o un hombre en padre), no existe ningún manual de instrucciones, no hay ninguna teoría que pueda ayudar a que la práctica sea después más sencilla.

Es cierto que en la actualidad y gracias a la facilidad de la información, cualquier persona puede acceder a innumerables artículos de crianza, maternidad… Puede encontrar grandes libros sobre estos temas así como vídeos y documentales. Pero nada de esto ayudará a unos padres a prepararse para lo que es la maternidad o la paternidad, porque la crianza solo se aprende criando.

Tus hijos serán tus maestros

Cuando se es padre o madre, y se comienza a ver cómo los hijos crecen… Se piensa que como somos los adultos hay que enseñarles grandes cosas a los niños, y aunque esto en cierto modo es verdad, en realidad son los niños quienes se convierten en los grandes maestros de sus padres.

Los niños tienen grandes cosas por enseñar a sus padres, porque con su inocencia, con su vitalidad, con su sinceridad… se convierten en grandes maestros. Una de las cosas más importantes que los padres deben tener es paciencia. Un padre deberá practicar la paciencia y la meditación todos los días de su vida para que la crianza sea exitosa.

amor padres hijo

La vida merece la pena ser vivida

Los hijos enseñan que la vida merece la pena ser vivida y que las fuerzas para luchar se sacan de donde haga falta para poder tirar hacia adelante con la familia. Cuando se tienen hijos se valoran mucho más los momentos y lo que antes suponía un problema, de repente se convierten en nimiedades.

Se aprende a vivir cada día como si fuera el último, a que el placer se encuentre en las cosas más sencillas y que lo que antes parecía rutinario ahora se convierte en algo maravilloso, ¡como tomarse un baño de agua caliente!

Ellos te enseñan lo que es el amor

Cuando nace un hijo una madre y un padre comprenden al fin lo que significa el amor real, el amor más puro y maravilloso que existe. Es el amor altruista, el amor que realmente te hace cambiar y ser mejor persona.

Durante la vida un adulto puede haber sentido amor de muchas maneras diferentes: hacia la pareja, los padres, hermanos, amigos… Pero el amor por un hijo es tan grande que es complicado explicarlo con palabras. Solo se entiende, cuando se siente.

Con los hijos se comprende la importancia del silencio y el valor de las palabras. La maravilla del ejemplo y la necesidad de la complicidad entre padres e hijos. La vida es maravillosa cuando se ve a través de los ojos de un niño, porque solo se comprende entonces cómo debe ser vivida.

La vida es un instante

Cuando se tienen hijos, nos damos cuenta de que los días pueden pasar muy lentos pero los años pasan volando, porque la vida en realidad es un instante en el universo. Lo que importa en la existencia es dejar una huella maravillosa en el corazón de nuestros descendientes para que de este modo, puedan continuar la especie de la mejor manera y con lo mejores sentimientos.

En la vida con hijos puedes ser realmente feliz con las cosas más simples y ser afortunado con nada. Ver crecer a los hijos es el mayor tesoro. Una madre siempre será fiel y leal a sus hijo… Ella sabe que sus hijos son su mayor tesoro.

Deja un comentario sobre “Ser tu mamá es mi mayor tesoro”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios