¿El TDAH es un trastorno incapacitante?

¿Incapacita el TDAH a los niños?

En la actualidad, cerca del 3% de los niños menores de 7 años y el 5% de los niños en edad escolar padecen TDAH. De hecho, se trata de un trastorno bastante común, aunque eso no significa que no sea incapacitante. No obstante, se debe aclarar que el TDAH no representa un riesgo para la salud de los niños; aunque sus consecuencias a corto y largo plazo pueden acarrear algunos problemas.

Las consecuencias del TDAH en la infancia

En muchas ocasiones el TDAH deja su huella en el desarrollo psicológico del niño, ocasionando problemas en el ámbito académico, dificultades en las relaciones sociales y alteraciones emocionales.

Dificultades académicas

No es extraño que los niños con TDAH manifiesten problemas en la escuela debido a su constante inatención e hiperactividad. De hecho, la mayoría de estos niños sacan bajas puntuaciones en los exámenes y en los test de inteligencia, aunque no se trata de un problema intelectual sino de que no han prestado atención a las preguntas o han respondido precipitadamente. Asimismo, es usual que suspendan algunas materias, solo porque han olvidado hacer las tareas escolares o las han entregado incompletas.

Problemas en las interacciones sociales

No es infrecuente que un niño con TDAH tenga problemas con sus compañeros de colegio o con los amigos del vecindario. Esto se debe a que a los niños con TDAH les cuesta seguir las normas o las reglas de los juegos, a la vez que tienen dificultades para controlar su impulsividad, por lo que pueden responder de forma agresiva. Además, muchos no han desarrollado suficientemente sus habilidades sociales, por lo que a veces son rechazados por los otros niños, ya que causan conflictos y no tienen las herramientas necesarias para solucionarlos.

Alteraciones emocionales

El hecho de obtener bajas puntuaciones en la escuela y de ser aislados o rechazados por los compañeros de clase, son circunstancias que suelen afectar el estado emocional de los niños con TDAH. Si a esto se le suma que los padres no siempre saben manejar este problema con paciencia y cariño, no es extraño que desarrollen una baja autoestima y se depriman con facilidad.

El TDAH no es un trastorno incapacitante

Las consecuencias del TDAH en la adultez

Las consecuencias del TDAH en la infancia son las más estudiadas y conocidas pero muchas personas continúan padeciendo este trastorno en la adultez. De hecho, los síntomas que se manifiestan durante la niñez, pueden aliviarse o cambiar, pero el trastorno se mantiene.

Problemas laborales

Los problemas profesionales son una de las consecuencias más preocupantes del TDAH en los adultos. De hecho, se ha apreciado que los adultos que padecen TDAH suelen entrar al mercado laboral con menos capacidades y formación académica. Asimismo, suelen pasar más tiempo sin empleo y son despedidos con mayor facilidad debido a sus comportamientos impulsivos. De igual manera, tienen más problemas para aceptar las normas y la disciplina en el trabajo y presentan dificultades para terminar con éxito sus tareas.

Habilidades para conducir mermadas

Padecer TDAH puede interferir en la capacidad del adulto para conducir, desde el nivel más elemental de coordinación y dirección del vehículo hasta el tiempo de reacción ante los estímulos que tienen lugar dentro del campo visivo. Estos problemas hacen que los adultos con TDAH sean conductores menos seguros. De hecho, se conoce que los conductores con este trastorno suelen ser más propensos a sufrir accidentes y provocar daños físicos y materiales, que llegan a ser el doble de graves que los que provocan el resto de los conductores.

Trastornos asociados

Las cifras estiman que cerca del 80% de los adultos con TDAH sufren al menos un trastorno adicional, mientras que alrededor del 50% padecen como mínimo 2 alteraciones psicológicas asociadas. De hecho, los adultos con TDAH tienen una probabilidad 3 veces mayor que el resto de morir antes de los 46 años debido a la incidencia de los trastornos asociados. Por lo general, los trastornos depresivos, que se manifiestan en la niñez, suelen ser los más frecuentes en la edad adulta; sin embargo, también aparecen problemas de índole sexual. Al respecto, se estima que los jóvenes con TDAH inician antes sus relaciones sexuales y mantienen una vida sexual mucho más activa y promiscua que los jóvenes de su edad.

Deja un comentario sobre “¿El TDAH es un trastorno incapacitante?”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios