Claves para educar a niños emocionalmente estables

Educar a niños emocionalmente estables

Las emociones son una parte de la vida que todas las personas debemos cuidar desde siempre. Gracias a ellas sabemos cómo nos sentimos, qué necesitamos y cómo podemos mejorar nuestra vida para tener un buen bienestar emocional. Pero para conseguirlo, primero hay que entenderlas y ponerles nombre, además de hacerles caso cuando aparecen. Omitir las emociones porque pensamos que son incorrectas es un gran error, todas las emociones son necesarias en la vida de cualquier persona, sin importar la edad o la forma de vida.

Si quieres que tus hijos crezcan emocionalmente estables y que sepan que sus emociones son importantes y también las de los demás, entonces es más que necesario que apliques algunas estrategias en vuestro día a día. De esta manera tus hijos crecerán sabiendo que se les respeta, que deben respetar a los demás y también, que los sentimientos son muy importantes en la vida de las personas.

Muestra respeto por tus hijos

Mostrar respeto significa que escuchas a tus hijos y les tomas en serio. Esto les transmitirá a tus hijos que les respetas por lo que son y por lo que piensan y sienten, que tiene valor y mérito. No tienes que estar de acuerdo con lo que dicen, pero escuchar para entender demuestra que les respetas y les enseñas a respetarse a sí mismos. Habla con tus hijos con educación y amabilidad, evitando las críticas, que son destructivas para la autoestima.

También es necesario alabar el comportamiento que deseas. Establece límites y explica las consecuencias negativas del comportamiento que no te gusta sin insultos o críticas. Cuando trates a tu hijo con respeto, tratarán a los demás con respeto y esperará lo mismo en las relaciones futuras.

Niños emocionalmente estables

Acepta sus emociones en todo momento

Hay niños a los que los padres no les permiten ponerse triste o enfadarse y aprenden a reprimir sus emociones y sentimientos. Esto es un gran problema que puede derivar en depresión u otros problemas o trastornos mentales. Permitir que los niños expresen sus sentimientos proporciona una salida saludable a los sentimientos más ambivalentes.

Los sentimientos no necesitan ser racionales, ni se deben arreglar. Las emociones están para sentirlas, para comprender por qué las sentimientos, aprender a expresarlas y buscar las soluciones que nos hagan sentir mejor, siempre respetándose a uno mismo y a los demás.

Respeta los límites de tus hijos

Respetar los pensamientos y sentimientos de los niños es una forma de respetar los límites que ellos mismos ponen. El abuso y los ataques verbales violan sus límites, al igual que el contacto físico y la exposición sexual o la intimidad no deseados. Esto también incluye hacer cosquillas más allá del nivel de comodidad de un niño. Además, se debe respetar la propiedad, el espacio y la privacidad de los niños. Leer sus mensajes o diario o hablar con sus amigos a sus espaldas está fuera de los límites.

Permite que tengan responsabilidades

Los niños tienen problemas para tomar decisiones y ser interdependientes en las relaciones. Necesitan ayuda para aprender a resolver problemas y tomar decisiones. Muchos deben asumir responsabilidades adultas siendo demasiado pequeños y nunca aprenden a recibir o confiar en nadie. Algunos niños son controlados o mimados por sus padres y se vuelven dependientes y no aprenden a tomar sus propias decisiones, mientras que otros reciben libertad ilimitada sin orientación.

Los niños se resisten al control porque buscan el autocontrol. Naturalmente presionan por la independencia, que no es rebeldía y debe ser alentada. Los límites apropiados para la edad les enseñan autocontrol. Cuando estén listos para probar sus alas, necesitarán orientación para ayudarles a tomar sus propias decisiones más la libertad de hacer y aprender de los errores.

Y por supuesto, no olvides que los niños deben tener normas y límites bien claros en el hogar, para que sepan qué se espera de ellos o cuáles serán las consecuencias de no cumplir con las normas de la familia.

Deja un comentario sobre “Claves para educar a niños emocionalmente estables”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios