5 cualidades asombrosas de las madres que se han sometido a una cesárea

Todas las madres que traen a su bebé al mundo son valientes

El parto por cesárea

En la actualidad, muchas mujeres se decantan por la cesárea como primera opción para dar a luz a su bebé. A veces, no tienen otra opción porque el niño no se encuentra en la posición adecuada o existen riesgos asociados al parto. De hecho, solo en España se estima que alrededor del 25% de los niños llega al mundo a través de cesárea.

Por lo general, suele ser un procedimiento mucho más seguro y menos traumático para el bebé y su madre, a la vez que evita los dolores ocasionados por las contracciones y el parto. Sin embargo, esto no significa que esté libre de riesgos y complicaciones. Las madres que apuestan por la cesárea son conscientes de ello.

Cualidades de una mujer que se ha sometido a una cesárea, y que todos deberíamos reconocer

1. No le teme a nada, o a casi nada

Imagina estar sobre una mesa quirúrgica, enchufada a todo tipo de cables y rodeada de médicos y enfermeras. Sin duda, es una imagen que aterraría a cualquiera. Sin embargo, cuando una madre se encuentra en esa situación y sabe que esa cirugía permitirá que su hijo llegue al mundo, deja a un lado el miedo, hace acopio de valor y se enfrenta al procedimiento. En ese momento, lo único que tiene en mente es el bienestar de su bebé, y eso le basta para enfrentar el dolor y las complicaciones que puedan aparecer.

2. No se derrumba con facilidad

Una mujer que debe enfrentar nueve meses de embarazo, someterse a un procedimiento quirúrgico, recuperarse de las heridas y, a pesar de ello, encuentra fuerzas para amamantar a su hijo, mimarlo y cuidar de él, no se derrumba con facilidad ante los obstáculos de la vida. Una mujer que cuando despierta de la anestesia lo primero que pide es ver a su hijo para tomarlo en brazos, soportando el dolor de la herida y el malestar generalizado, sin duda, es una mujer resiliente.

cesárea

3. Sabe lidiar con la incertidumbre

El resultado de una cirugía no se conoce hasta el final, y esto también se aplica a la cesárea. De hecho, incluso en las cesáreas planificadas, la madre no tiene la certeza de que todo irá bien hasta que no termina el procedimiento y tiene a su bebé en brazos. Y aún así, es consciente de que pueden aparecer complicaciones post-quirúrgicas. Sin embargo, esa madre sabe que el miedo y la incertidumbre no son buenos aliados, por lo que decide mantener una actitud positiva y aferrarse a la idea de que todo irá bien.

4. No teme a las cicatrices

A la mayoría de las mujeres les aterran las cicatrices y marcas en el cuerpo. Sin embargo, una mujer que se ha sometido a una cesárea no solo no le teme a las cicatrices, sino que las considera una parte importante de su cuerpo ya que, a fin de cuentas, es la huella que dejó su hijo al nacer. Una madre que ha pasado por una cesárea es capaz de ver la belleza de cada estría y marca en su cuerpo y puede mostrarlas con orgullo.

5. Sabe enfrentar sola los problemas

La mayoría de las mujeres quieren contar con la presencia de su pareja en el momento del parto, pero cuando se trata de una cesárea esto no siempre es posible. Por eso, la mujer que se somete a una cesárea, sin poder contar con el apoyo de sus seres queridos, aprende a enfrentarse a los problemas sin necesidad de pedir ayuda. Después de pasar por una de las experiencias más difíciles de su vida, el resto de los obstáculos le parecerán pequeños.

Un comentario sobre “5 cualidades asombrosas de las madres que se han sometido a una cesárea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios