Enseña a tu hijo a ser responsable

Descubre cómo enseñar a tus hijos a ser más responsables

Enseña hijo ser responsable

Un aspecto muy importante en la educación infantil consiste en enseñarle al niño a que asuma responsabilidades a medida que crece. Esto no solo le ayudará a seguir las normas y a que sea más disciplinado sino también a que gane en autonomía e independencia. De hecho, se ha demostrado que los niños que se hacen responsables de sus actos desde pequeños se convierten en personas más seguras y toman mejores decisiones en la vida que quienes aprendieron a ser responsables a una edad más avanzada.

5 estrategias para fomentar la responsabilidad infantil

1. Permítele que tome algunas decisiones

Dejar que el niño tome decisiones en algunos ámbitos es una idea excelente para fomentar su sentido de responsabilidad y estimular su autonomía. De hecho, se ha demostrado que los niños que toman pequeñas decisiones por sí solos desarrollan una mayor seguridad, tienen una mejor autoestima y son más independientes. Para fomentar su capacidad de decisión puedes permitirle que escoja la ropa que usa a diario, los libros que quiere leer, las películas que quiere ver o las actividades extraescolares en las que prefiere inscribirse. Además, hazle notar las consecuencias de sus decisiones, sean acertadas o erróneas.

2. Deja a su cargo una planta o una mascota

Al permitir que tu hijo se haga cargo de una planta o una mascota estarás estimulando su desarrollo emocional y fomentando su respeto por la naturaleza, a la vez que le enseñas a instaurar una rutina diaria y potencias el sentido de la responsabilidad. Lo ideal es que al inicio dejes bajo su cargo plantas que no requieran muchos cuidados o mascotas que necesiten poca atención, como una tortuga o un pez, al menos hasta que el pequeño vaya ganando experiencia. Puedes supervisar sus tareas para asegurarte de que riega la planta con frecuencia y que le da de comer al animal a diario, aunque debes dejarle claro que la responsabilidad es suya y que sus actos pueden tener repercusiones para ese ser vivo.

Enseñar niños ser responsables

3. Pídele que se responsabilice por su habitación

Una estrategia muy eficaz para estimular la responsabilidad infantil consiste en dejar a cargo del niño su propia habitación. La regla es muy sencilla: no debes recoger, organizar ni limpiar su cuarto, esa es su responsabilidad. Por tanto, si su habitación está desorganizada, simplemente debes mantenerte al margen y dejar que el niño decida cuándo va a recogerla o a limpiarla. De esta manera también gana en autonomía y aprende a organizar su espacio personal y crear una rutina cotidiana.

4. Asígnale tareas en el hogar

A la mayoría de los niños les entusiasma mucho ayudar a sus padres en el hogar ya que de esta forma se sienten importantes. Sin embargo, muchas veces pasamos por alto el hecho de que asignarles tareas a un niño no solo es una manera de aliviar nuestra carga en el hogar, sino también una estrategia para estimular su independencia y responsabilidad. El simple hecho de recoger el salón, hacer la cama, preparar los libros para el colegio, recoger la mesa o regar las plantas del jardín contribuye a que el pequeño aprenda a organizar su tiempo e instaurar una rutina, a la vez que le hace responsable de sus propios actos.

5. No hagas las tareas que son su responsabilidad

Con la intención de ayudar al niño, a veces los padres asumimos las tareas en su lugar, hacemos la cama si no le dio tiempo por la mañana, recogemos su habitación e incluso le hacemos los deberes escolares para que no incumpla con sus obligaciones. Sin embargo, este tipo de comportamiento lejos de ayudar al pequeño, le afecta muchísimo. Un niño al que sus padres le sobreprotegen demasiado y no le permiten equivocarse y aprender de sus errores terminará convirtiéndose en una persona incapaz de responsabilizarse por sus actos.

Deja un comentario sobre “Enseña a tu hijo a ser responsable”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver información legal y reglas de comentarios